Desde hace más de una década la editorial Image Comics ha dominado el mercado independiente. Ha albergado los proyectos personales de reputados guionistas como... Rocket Girl Tomos 1 y 2 de Brandon Montclare y Amy Reeder

Desde hace más de una década la editorial Image Comics ha dominado el mercado independiente. Ha albergado los proyectos personales de reputados guionistas como Ed Brubaker, Warren Ellis o Greg Rucka. Ha potenciado además los de autores noveles y, aunque siempre hay alguna obra pocha, en general su nivel es notable como poco. Qué lejos ha quedado la Image de los noventa como reflejo híper trofiado de Marvel y DC.

Dentro de ese grupo de obras notables tenemos a Rocket Girl. Publicada por Image en 2014, hemos tenido que esperar hasta el pasado año 2018 para que la pequeña editorial logroñesa Ediciones Dimensionales nos la trajese a España en dos tomos que emulan a la perfección a sus contrapartidas americanas. La serie precisó originalmente de un lanzamiento en la plataforma Kickstarter y pudo ver  la luz gracias a las aportaciones de los aficionados. El segundo arco ya corrió por parte de Image Comics y las ventas rondaron los 8500-9500 ejemplares. La serie cerró en el número 10, pero su final quedó perfectamente concluido.

Rocket Girl viene firmada por Brandon Montclare a los guiones y Amy Reeder (nominada a varios premios Eisner por Madame Xanadu) a los lápices. Ahora ambos son reconocidos por su labor como coguionistas de Moon Girl & Dinosaurio Diabólico.  Brandon Montclare, además de guionista, también ha desempeñado labores como editor en Tokyopop o DC Comics, donde fue responsable de la publicación de All Star Batman & Robin entre otras series. Ambos forman un equipo muy sólido en esta Rocket Girl, una obra que como poco te arrancará una sonrisa de satisfacción una vez leída.

Rocket Girl es la historia de DaYoung Johanson, una chica de 15 años que forma parte del Departamento de Policía Adolescente de Nueva York del año 2013. Sí amigos, hay un cuerpo de policía formado exclusivamente por menores de edad, y el motivo es que los adultos no son de fiar, punto. Nuestra protagonista viajará al pasado, hasta 1986, para intentar cambiar su futuro, pues tiene la convicción de que las cosas están mal y es posible incluso que no debiera existir. Por supuesto todo esto conllevará unas cuantas paradojas: tampoco viajará sola, lo que conllevará más de un follón.

Brandon Montclare ha creado un personaje fascinante. DaYoung es impulsiva, prefiere golpear o disparar antes que pensar. De hecho, opina que pensar demasiado  es lo que ha llevado  a su tiempo donde está, esto es, dominado por la malvada corporación Quintim Mechanics, que para darle más chicha al asunto, es la propietaria del Departamento de Policía Adolescente de Nueva York.

Montclare juega con muchos tópicos de las historias en el tiempo. En primer lugar tenemos el viaje al pasado para cambiar el futuro, propio de Terminator. En segundo el futuro está dominado por corporaciones como la OCP de Robocop. Además los adultos son el mal y los niños son la esperanza, cosas propias de Los juegos del hambre, Divergente, El corredor del laberinto, La quinta ola o novelas algo más añejas como Los niños del Armagedón de Terry Brooks. Este mejunje de elementos e influencias queda perfectamente mezclado y sin usar grandes fuegos de artificio ni golpes absurdos de guion logra parir una historia sumamente potable y entretenida.

Particularmente me gusta ese futuro cercano que imaginábamos en los ochenta, con un siglo XXI completamente automatizado, lleno de coches voladores y robots. La atmosfera está muy bien conseguida en ambos periodos temporales, pero ojo, si sois de esos que aborrecéis toda la nostalgia ochentera no os preocupéis, Rocket Girl no resulta alienante en ese sentido. Quitando las pintas, todas las referencias se reducen a un pequeño cameo de Mr. T y a un tipo tarareando The Final Countdown de Europe.

El punto fuerte de la serie son los personajes y cómo interactúan entre ellos. Rocket Girl es una pasada, una heroína cabezona e impulsiva con grandes creencias que se integra perfectamente en una Nueva York que no le corresponde pero que está necesitada de héroes. Mi favorito ha sido el Comisario Gómez, un crío de 13 años que se deja mostacho y fuma puros para parecer más hombre y que tiene un buen par de pelotas. También habría que destacar el grupo de nerds y geeks que se encuentra Dayoung en los 80, becarios de Quintum Mechanics. Con ello, el lío está servido.

Para el final quería dejar el maravilloso dibujo de Amy Reeder. La autora clava todas y cada una de las planchas, su narrativa es brutal y las escenas de acción tienen un dinamismo espectacular. Reeder también se encarga de la tinta y el color, usando una paleta de tonalidades vivas y alegres que le sientan de maravilla a Rocket Girl.

Los dos tomos de Ediciones Dimensionales incluyen una buena ristra de extras como son portadas, bocetos, guiones originales o la documentación fotográfica de la dibujante para ilustrar la ciudad de Nueva York de los ochenta.

Muy recomendable.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com