Saludos, queridos lectores. El día 6 de Junio de 1944 no fué un buen día para estar en las playas de Normandía. Seguramente  todos... Robert Capa, Omaha Beach, 6 junio 1944.

Saludos, queridos lectores. El día 6 de Junio de 1944 no fué un buen día para estar en las playas de Normandía. Seguramente  todos los soldados que allí estaban y los que hacia allí se dirigían hubieran preferido cualquier otro lugar. Pero había un hombre que estaba allí porque quería…

Un corresponsal de guerra.

Rober Capa estaba allí, sacando fotos  para el público estadounidense. Pero eso a las balas alemanas no le importaba. Era solamente uno más en la playa.

a las 4:00 am nos reunimos en cubierta. Dos mil hombres de pie en completo silencio. Cualquier cosa en la que pensaran debía ser alguna forma de plegaria (…) nos bajamos del bote y comenzamos a andar. Entonces vi a los hombres caer y debí empujar sus cadáveres para seguir. Las balas hacían huecos en el agua a mi alrededor y debí ocultarme tras el primer obstáculo de acero que vi. Mis encuadres estaban por completo llenos de humo de mortero, tanques quemados y botes que se hundían. Cada pedazo de mortero chocaba con el cuerpo de algún hombre. Tomé foto tras foto enloquecidamente

En España conocemos a Capa básicamente por aquella Muerte de un Miliciano, pero en Estados Unidos son las fotos de aquel día las que le dieron más fama.

Tenemos hoy un cómic sobre Capa, centrado principalmente en aquella mañana. Nos lo trae Diábolo, en una cuidada edición. Apaisada y no muy grande, con una portada basada en una de las famosas fotografías tomadas aquel día, pero que al lector español le hará pensar en una historia bélica más.

Abrí la portada de este libro pensando que me iba a encontrar con una historia que, usando de base las fotografías, me volvería a contar el desembarco.

Lo que me encontré fué realmente con la historia de cómo se tomaron. Pero no tenemos solamente ese día, sino que la historia está integrada en la vida de Capa. El tiempo anterior, la inmediata espera de la llamada para subir a un barco, lo que pasó justo después, el final…

El guión nos habla de un hombre normal, entre otros hombres normales. No esperemos tener supersoldados (con suero o sin él :-)) estadounidenses al estilo de las películas. Aquí hay gente que sabe que seguramente va a morir, pero el único camino es seguir corriendo hacia adelante.

Una historia que son muchas historias.  Para no dar una idea de historia lineal, sencilla de seguir y con una única linea de accion, los guionistas (Jean-David Morvan y Séverine Tréfouël) dan saltos al futuro donde vemos conversaciones o entrevistas posteriores. Y donde se nos muestras preguntas y explicaciones sobre la  realidad de aquella mañana, ya una mañana en el pasado. Con esto consiguen encontrar el punto justo de dudas y contradicciones entre la historia real y la que ha quedado registrada.

Se da un efecto muy curioso. Puede que para el lector estadounidense (o para el aficionado a la 2GM o a la fotografía) esta historia sea “histórica”. Pero para el lector español o para ese lector que no conoce a fondo los temas bélicos se convierte en una historia de acción y guerra.

Por supuesto, sabemos que Capa va a sobrevivir. Al menos hasta tomar las fotos. Pero ignoramos que pasará con los demás personajes. No sabemos lo que hará tras haber llenado sus carretes. ni lo que sucederá con esos carretes.  Lo de los carretes es una historia en sí misma.  Pero ya sabemos que a veces hay problemas con las fotos históricas :-).

¿Y el dibujo? Huyendo del realismo, Dominique Bertail nos ofrece dos estilos por el precio de uno. En la parte más bélica, todo es más confuso, más oscuro, con pequeñas viñetas o cuadros de texto  en medio de enormes panorámicas. Permitidme la licencia de compararlas con la insignificancia de cada individuo entre la enormidad de un ejército en plena batalla.

Y tenemos unas preciosas (incluso sin un exceso de detalles) viñetas a página completa que son una maravilla.

Y la viñeta que ocupa dos páginas enteras, de 45 centímetros de largo… Una preciosidad. Eso es lo que debía verse desde los búnqueres de Normandía aquella mañana.

En cambio, las partes alejadas del conflicto directo son mucho más ordenadas y clásicas, tanto en la composición de las viñetas como en la narrativa de la acción.

Podríamos pensar que estos dos estilos no pegan bien. Para nada, te lees la obra de un tirón pasando de un estilo al otro con la misma naturalidad con la que pasas de luchar a muerte en una playa al respiro de estar en un barco de vuelta a Londres.

El color (del propio dibujante)  se limita a tonos de azul y verde. Suaves y delicados, que nos hacen pensar que estamos viendo un cómic en blanco y negro. El mismo tono de las fotografías sobre las que trata esta obra.

Pasemos a hablar de la edición. Diábolo nos ofrece un tomo con un montón de extras interesantes:

  • Un álbum completo con las 10 fotografías que componen Las Once Magníficas. No, no me he equivocado al escribir. Aunque se hable de 11, se conservaron solamente 10 negativos.
  • Un artículo sobre Capa. 10 páginas con fotografias en b/n.
  • Un artículo sobre la importancia de los fotógrafos en el Desembarco, a nivel político y propagandístico.
  • Un artículo sobre Capa y su trabajo ese dia.
  • Un artículo sobre la búsqueda de la identidad del soldado que sale en esa fotografía “ligeramente desenfocada”.
  • La última fotografía tomada por Capa antes de morir en pleno trabajo en Indochina. A página completa y a todo color.

Una preciosidad de edición.

Por cierto, Hay una viñeta en la que los aficionados o conocedores de historia militar pueden decir: Un momento, eso  que veo no es lo que dice el texto que veo. Cierto, pero no es un error de traducción, sino que sale así en el original en inglés.

Y hablando de la traducción, es obra de Cristina Bracho Carrillo.

¿Por qué leer Robert Capa, Omaha Beach, 6 junio 1944?

Una historia personal entremezclada con una historia de guerra. Los magníficos extras. Las dos preciosas páginas que terminan la historia.

¿Por qué no leer Robert Capa, Omaha Beach, 6 junio 1944?

No te interesan las historias de guerra. No te interesa la fotografía.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 15,15
Summary
Review Date
Reviewed Item
Robert Capa, Omaha Beach, 6 junio 1944.
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com