Hola diletantes, la predicción de hoy puede que sea un absoluto acierto de anticipación o un rotundo fiasco en materia de señalar a un... Rising stars: Nick Drnaso

Hola diletantes, la predicción de hoy puede que sea un absoluto acierto de anticipación o un rotundo fiasco en materia de señalar a un hipotético genio del comicbook. Y es que su humilde servidor pretende augurar un brillante futuro a un aspirante que cuenta con tan sólo dos obras en su C.V. Tal vez lo aventurado de la iniciativa procede de que ambos cómics Beverly y Sabrina me parecen ambos enormes perlas cultivadas de un nivel excepcional. Vamos pues, a analizar la trayectoria de Nick Drnaso.

Rising stars: Nick Drnaso

Este joven autor completo de Illinois, nacido en 1989, se ha establecido en el territorio del cómic independiente de EEUU y desde ahí a iniciado un asalto compuesto hasta la fecha de dos certeros cañonazos de papel y tinta. El estilo de Drnaso, arquetípico del cómic de autor independiente de carácter americano cuyos ejemplos tenemos por doquier – Daniel Clowes, Harvey Peckar, Chester Brown – tiene como elemento singular un estilo suave y ambiguo, a la par que muy distante describiendo lo que ocurre, donde los personajes deambulan por la historias con tanta incertidumbre acerca de su final como el propio lector que los contempla. Aspirante a maestro absoluto de la caracterización tanto de hombres como mujeres, nuestro autor de hoy coloca todo y a todos en su momento y lugar justos, demostrando un genuino talento a la hora de mover al completo los elementos planteados en sus historias.

El hándicap de Drnaso tal vez se encuentre en el dibujo. Su propuesta gráfica es minimalista y esquemática a un nivel sonrojante. Eso no quiere decir que su arte no esté trabajado, todo lo contrario. Pero como bien saben otros como los Hermanos Luna, tal vez su referente más evidente, la falta de detalles y preciosismo en un cómic no es del agrado del gran público.

Rising stars: Nick Drnaso

Pero las líneas pasan y aún no hemos profundizado en sus obras. Nick Drnaso publica en 2016 a través de la editorial Drawn & Quarterly la novela gráfica Beverly (en España está editada también desde 2016 por Fulgencio Pimentel). En sus páginas encontramos una antología de relatos con distintos personajes como protagonistas y ninguna relación entre ellos, aunque la lectura completa de la obra demuestra más tarde que comparten universo. Con la cotidianidad como principio formal de la obra, lo que realmente hallamos una vez se rasca la superficie es una espesa crítica a la sociedad americana, la cual según Drnaso se jacta de puertas afuera de su libertad pero en la intimidad sigue infectada de prejuicios, postureo y normas que constriñen al individuo a la hora de ser quien realmente es. Y que nadie piense en un aburrido tebeo gafapasta, porque el tebeo puede disfrutarse sin profundizar ni conjeturas y encontrar amenas historias de psicópatas, fiestas o alborotadores sociales.

Y si su obra precedente llamó gratamente la atención de unos pocos, con su sucesora Drnaso ha conseguido que un número mayor tanto de crítica como de público se muestro proclive a trabajo. Y es que en Sabrina (Drawn & Quarterly – 2018, en España publicado por Salamandra en 2019) nuestro guionista, dibujante y colorista ha realizado una apuesta claramente más ambiciosa. La síntesis de esta novela gráfica es muy sencilla de plantear. ¿Qué ocurre con todos aquellos que vivían alrededor de la víctima del macabro asesinato de un psicópata, familia, novio, amigos, etc.?

Rising stars: Nick Drnaso

Esta es ni más ni menos que la premisa de la historia. Desde este punto se derrama un drama muy acorde a lo planteado. Pero el enfoque de Nick Drnaso en Sabrina es sumamente actual: un actor principal de los hechos es internet y sus redes sociales. De manera que la pirueta argumental se traduce en comentarios de anónimos acosadores, el punto de mira de los conspiradores, o el tenaz acoso a través de la red hacia aquellos que se piensan ocultan la verdad. En definitiva, que aparte de un soberbio retrato de personajes vulnerables la obra traspira un caníbal retrato de los usuarios de las redes sociales.

A un servidor Nick Drnaso le parece un hechicero moderno que ha metido en su caldero intelectual a Chris Ware, Daniel Clowes o Chester Brown y ha confeccionado un mejunje con atrevidos toques macabros que no desentonarían en un cómic de Warren Ellis. Con respecto a la viabilidad de este autor a sobrevivir en el mercado, está claro que con el actual dibujo no va a llegar al gran público. Ni siquiera calará en el lector que disfruta de Image y similares. Por otra parte, si como sucedió con Brian Wood o Jeff Lemire (veo mucho de Lemire en él) Drnaso cede el puesto de dibujante a otro artista y se dedica a guionizar, el talento y la capacidad de transmitir que tiene este autor es tal que presumo podría estar allí donde él desease.

Yo de vosotros me iría poniendo al día con sus obras y no le perdería la pista. Hasta la próxima.

Compartir:
Raúl Martín

Raúl Martín

Llevo unos 10 años haciendo el figurante en diversos medios y formatos al respecto de expresar opiniones acerca de cómics. Aunque mi mayor logro es haber conseguido engañar a alguno que otro haciéndole creer que entiendo algo del Noveno Arte o que tengo un mínimo de criterio. En ES LA HORA DE LAS TORTAS me llevan mucho la contraria (lógicamente).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com