Saludos de nuevo a todos, diletantes. Hoy vamos a confiar la sección a uno de esos artistas todoterreno que conquistan a un servidor. Se... Rising Stars: Kelly Thompson

Saludos de nuevo a todos, diletantes. Hoy vamos a confiar la sección a uno de esos artistas todoterreno que conquistan a un servidor. Se trata de la guionista Kelly Thompson, una autora que al parecer se ha propuesto propagar por el mercado del comicbook –tanto independiente como mainstream– el positivismo y la ocurrencia.

Rising Stars: Kelly Thompson

La carrera de Thompson arranca en 2015, cuando tras varios trabajos en prosa aterriza en IDW Publishing para escribir los cómics de la franquicia Jem and the Holograms (así es, basados en la serie de Tv de los años 80). Su trayectoria en esta serie alcanza aproximadamente 5 años de duración, y en ella encontramos una sitcom amable que narra con pizcas de ciencia ficción las aventuras pertinentes de un grupo musical femenino, poco conocido en sus inicios, pero cada vez más célebre. La colección estaba construida con una frivolidad exacerbada y un delicioso toque naíf, además de contar con un desbocado apartado visual en cuanto a imagen de sus personajes se refiere que partió del arte de Sophie Campbell (Glory).

Aprovecharemos si os parece ya que estamos hablando de cómic indy para realizar una antología de los diferentes trabajos de Kelly Thompson por este negociado. Para IDW escribe también Ghostbusters: Deviations; luego en Dark Horse es contratada en la miniserie Heart in a box; por Dynamite realizó Nancy Drew; y tampoco fue ajena a Boom! Studios donde guionizó comicbooks para Lumberjanes: Don’t Axe, Don’t Tale 2016 Special, Mighty Morphin Power Rangers: Pink, Adventure Time Comics o Mega Princess. Vamos, que a nuestra protagonista le gusta mantenerse ocupada.

Rising Stars: Kelly Thompson

Todo esto ocurre previamente a 2018, puesto que en ese año nos llegaba la noticia que Thompson firmaba un contrato en exclusiva con Marvel Comics. Aunque la relación de ella con la casa de las ideas ya provenía de 2016, fecha en la que se arranca con sus primeros encargos. Desde ese momento han sido muchos y muy variados los trabajos recibidos, de los cuales me gustaría destacar algunos. La relación con la superheroína Kate Bishop / Ojo de Halcón ha sido estrecha, siendo la encargada de narrar su colección en solitario, Kate Bishop: Ojo de Halcón con los lápices de Leonardo Romero, así como su sucesora Los Vengadores: Costa Oeste junto al arte de Stefano Caselli. Aquí volvemos a tener rimbombantes ejemplos de frescura y diálogos locuaces.

Otro trabajo muy a agradecer de Kelly Thompson es Pícara y Gambito: Anillo de Fuego, miniserie que daría pie a la colección sucesora Mr. & Mrs. X. La primera es una verdadera delicia a la par que un tributo a la relación sentimental que más salseo aportó a la franquicia mutante en los años 90, el romance incombustible (¿e inconsumable?) entre Pícara y Gambito. La escritora demuestra tanto amor por los personajes como tenacidad sobre la trayectoria de ambos, eso sin olvidar los diálogos jocosos. La serie limitada luego derivaría en una colección de locas aventuras y el pretexto perfecto para contar con un manido –y a veces gratuito- carrusel de personajes mutantes de lo más dispar. Una propuesta interesante, pero despojada de la reflexión y retrospectiva de la primera aventura.

Rising Stars: Kelly Thompson

A su vez otro momento relevante de la trayectoria de nuestra joven artista, dejando de parte su importante encargo de la colección de Capitana Marvel o el desembarco en la rama Star Wars, es cuando a petición del propio Brian Michael Bendis toma el relevo en la colección Jessica Jones. En esta ocasión despliega un tono más sobrio y cabal, aunque en absoluto exento de frivolidad y comentarios divertidos, y construye una trama detectivesca respetable, bien conducida y hasta cierto punto sorprendente (al menos para los no muy, muy leídos). En compañía del arte de Mattia de Iulis, Thompson escribe la colección que yo sin duda elegiría si sólo pudiera hacerme con un trabajo de ella a la vez.

En definitiva, por si no se ha notado, subrayo que los guiones de Kelly Thompson proyectan simpatía, disparidad, agilidad y brillante sentido del humor. Suyo es sin duda el cómic que te alegrará la velada tras un asqueroso día. Si se me pidiese una crítica, no estaría de más comprobar cómo se comporta en un registro más dramático –un carácter profesional que casi no ha compartido con sus lectores-, tal vez esa sea la mayor asignatura pendiente de una guionista puntera en esta corriente actual de hacer cómics de pura diversión y hedonismo.

Nos vemos en la próxima entrega.

Compartir:
Raúl Martín

Raúl Martín

Llevo unos 10 años haciendo el figurante en diversos medios y formatos al respecto de expresar opiniones acerca de cómics. Aunque mi mayor logro es haber conseguido engañar a alguno que otro haciéndole creer que entiendo algo del Noveno Arte o que tengo un mínimo de criterio. En ES LA HORA DE LAS TORTAS me llevan mucho la contraria (lógicamente).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com