Si hace dos semanas arrancábamos la sección con el embaucador y laberíntico Jonathan Hickman, en esta ocasión damos media vuelta para mirar en un...

Si hace dos semanas arrancábamos la sección con el embaucador y laberíntico Jonathan Hickman, en esta ocasión damos media vuelta para mirar en un sentido muy distinto. Ponemos nuestra vista en esta ocasión en Jason Aaron, aunque como ya avanzaba, lo único que tiene en común con el anterior es que en muy pocos años de carrera profesional, ha cosechado unas cotas de éxito más que considerables.

aaron1

Y es que donde Hickman era cerebral, Aaron es del todo visceral. Aunque pueda sonar un poco raro, no encuentro mejor frase para definir los su manera de escribir que la que oí un día de boca de un amigo. Recuerdo que me dijo “Jason Aaron escribe con los cojones” y dejando claro que esta afirmación no aludía, ni mucho menos a una falta de sofisticación, creo que ilustra a la perfección lo que podemos esperar al leer un tebeo de Jason Aaron: todo un directo a la mandíbula ejecutado con la maestría de un joven púgil.

Ya los inicios de este escritor nacido en Jasper (Alabama) en el 73 fueron bastante representativos del carácter con el que escribe. Pese a que ya en 2002 publicara una pequeña historia en Wolverine #175 tras resultar ganador de un concurso de guiones convocado por Marvel, los primeros pasos profesionales de Aaron llegaron en 2006 con la miniserie El Otro Bando para el sello Vertigo de DC. Tal vez hayáis leído por ahí que Aaron es primo de Gustav Hasford, el autor de, entre otros títulos, The Short-Timers, el libro en el que se basaría La Chaqueta Metálica de Kubrick. Bajo la premisa del homenaje, comienza una historia cuyas primeras páginas se asemejan mucho a la obra de su primo. Pero a Aaron no sólo no parecen darle miedo las comparaciones, sino que para cuando nos damos cuenta que la historia es algo más que un homenaje ya hemos caído en su finta.

aaron2

Ya en esa obra primeriza podemos ver muchos de los ingredientes recurrentes en su obra. Desde el principio el estilo narrativo es duro, directo y contundente, pero no por ello exento de sutioleza. Es muy curioso, por ejemplo, cómo a la vez que se aproximan a la vez las situaciones geográficas de los dos protagonistas (dos jóvenes soldados, uno americano y el otro vietnamita) también se aproxima y se hace más similar su propia vivencia. Y no sólo es que se trate de un recurso bien ejecutado, sino que nos sirve para caer en la cuenta de un rasgo común a casi todas sus historias. En los tebeos de Jason Aaron nadie es bueno ni es malo, pero no por ello cae en la ambigüedad. No pregunta, Aaron afirma. El bien y el mal absolutos no existen, todos son ambos, es casi como si te convirtiera en uno de sus hoscos y solitarios personajes duros hasta la médula, como si te dijera, ‘no confíes en nadie’.

Poco después llegaría Scalped, lo que podría ser su obra maestra y la única serie que se le permite hacer fuera de Marvel tras la firma de su exclusividad. La historia de de reserva india de Oglala Lakota reafirma algunos de los postulados de su obra anterior y madura otros en pos de una línea estilística mas definida. Las dudas de los jóvenes soldados de El Otro Bando se convierten en la rebeldía, el cinismo y cabreo permanente de Dashiell Caballo Terco, Lincoln Cuervo Rio, Diesel y compañía.

aaron3

A demás de los dos anteriores, se cuentan muy pocos títulos más de Aaron fuera de la Casa de las Ideas. Tan sólo algunos trabajos sueltos como Pilot Season: Ripclaw para Top Cow, Joker’s Asylum: Penguin o un par de números de Hellblazer (#245-246), que, por cierto, permanecen inéditos en España. La razón es que su llegada a Marvel sería demoledora y tras algunas historias en Black Panther y Lobezno (sobre todo la aclamada ‘búsqueda de Mística’) firmaría un contrato en exclusiva con la editorial.

Desde entonces Aaron ha demostrado ser un hombre sin miedo. No sólo parece haberse puesto en cabeza de la franquicia destinada a Lobezno, sino que además ha asumido el difícil reto de sustituir a Garth Ennis por partida doble: primero en Ghost Rider y, más tarde, en Punisher Max.

aaron4

Recientemente, las mentes pensantes de Marvel parecen haberse dado cuenta del gancho de este potro de Alabama y le han concedido dos nuevas series de primera fila que seguro que serán un éxito de ventas: por un lado, el relanzamiento de la línea Astonishing (o más bien su lanzamiento como línea editorial, ya que hasta ahora no lo era) con Astonishing Spider-man & Wolverine con Adam Kubert y, por otro lado, Ultimate Captain America de nuevo con su compinche Ron Garney.

Mientras no pierda ese directo a la nariz que son sus historias, este joven púgil no cesará en su ascenso. Los primeros rounds han sido como un ciclón, pero aún quedan algunos por delante. Sentémonos y disfrutemos de la continuación de este combate en este cuadrilátero de las viñetas.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com