Hola Diletantes. Hoy nos vamos a centrar en el cómic comercial, conocido al otro lado del Atlántico y entre la jerga comiquera como cómic... Rising Stars: James Tynion IV

Hola Diletantes.

Hoy nos vamos a centrar en el cómic comercial, conocido al otro lado del Atlántico y entre la jerga comiquera como cómic mainstream. Y es que entre esta nueva rama de nuevos guionistas a quienes estamos dedicando sendos artículos también los hay que van consiguiendo un espacio en las preferencias del colectivo aficionado trabajando en Marvel o DC. James Tynion IV es uno de esos autores hacia los que un servidor se muestra proclive: una persona que empieza desde la base y va destacando poco a poco a costa de una buena labor de escritura.

Rising Stars: James Tynion IV

Tynion IV arranca su carrera conocida en 2012 – por lo tanto cumple rigurosamente la máxima que aquí nos hemos propuestos de hablar de guionistas de la última década – trabajando para DC Comics. Nos situamos en la época conocida como New 52, y el protagonista de hoy cumple las labores de apoyo al autor principal Scott Snyder en Batman. En las pocas páginas con las que cuenta, el cuarto James aborda la construcción de historias de apoyo, pero que logran no ser perecederas y permanecer en el recuerdo de los lectores.

Su primer encargo como autor principal llega en la serie de Talon (nov. 2012). Es sabido que Tynion IV aportó elementos a Snyder durante la saga La Noche de los Búhos, de manera que capturar un participante de esta historia capitulada y empezar a contar la andadura de uno de estos sicarios de Los Búhos era algo cabal. Sin abandonar DC, su pluma también aparece en Batman Eternal, co-escribiendo Constantine: The Hellblazer o Batman & Robin Eternal. Sin embargo el salto significativo llegó cuando en 2016 se vio la luz el #934 de Detective Comics, el proyecto más ambicioso asignado hasta el momento a James Tynion IV. Aquí durante la friolera de 46 números nuestro protagonista logra erigir una verdadera catedral empleando como transeptos ni más ni menos que los personajes de la bat-familia exentos de serie propia en esos momentos. En la serie hay lugar para la épica (insuperable), así como la exploración y el desarrollo de personajes. Son muchos los que salen realzados de esta etapa, Batwoman (a quien se le concedió incluso serie propia) o Cassandra Cain; pero en especial se nos recupera a un gran Tim Drake. Detective mantuvo el pulso firme a los mandos de Tynion, y ni la agotante periodicidad quincenal causó mella en una colección que rodaba como una locomotora imperturbable.

Rising Stars: James Tynion IV

Pero Tynion IV no sólo ha sembrado en el mainstream. Si buscamos también podemos encontrar un tímido rastro en las editoriales independientes, en concreto en BOOM! Studios. Es en esta casa donde encontramos las miniseries Cognetic y Eugenic (ambas con los lápices de Eryk Donovan). Aunque probablemente su cabecera indy más conocida sea The Woods de 2014. Aquí, junto al dibujante Michael Dialynas el guionista nos ofrece una historia de suspense y carácter adolescente repleto de sucesos fantásticos: viajes a otros planetas, monstruos, situaciones límite… Un proyecto que en opinión del que escribe no termina de estar tan afinado como otros momentos demostrados a lo largo de su carrera. ¿Le ocurrirá a Tynion como a su mentor Snyder, que no rinde bien en las obras de autor?

Y termina el repaso a la carrera del guionista de hoy comentando que en la actualidad James Tynion IV sigue instalado en DC llevando a cabo un proyecto apreciable como es Justice League Dark (2018). El desafío es importante, porque una serie que sostenga a los personajes mágicos de DC es un puente duro de construir que en muchas ocasiones previas ha sido arrastrado por la corriente. Por otra parte, el bueno de James cuenta con sus buenas ideas a la hora de plantear situaciones épicas; también con un útil don para caracterizar personajes singulares; igualmente con capacidad de ritmo y tesón a la hora de crear colecciones tan estables como sólidas.

Rising Stars: James Tynion IV

Espero y confío que la carrera de este escritor perdure mucho tiempo, porque los cómics que James Tynion IV son casi siempre sinónimo de comicbook mainstream de calidad.

Compartir:
Raúl Martín

Raúl Martín

Llevo unos 10 años haciendo el figurante en diversos medios y formatos al respecto de expresar opiniones acerca de cómics. Aunque mi mayor logro es haber conseguido engañar a alguno que otro haciéndole creer que entiendo algo del Noveno Arte o que tengo un mínimo de criterio. En ES LA HORA DE LAS TORTAS me llevan mucho la contraria (lógicamente).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com