En la entrega de hoy vamos a tratar a un autor del cual me confieso desde ya ferviente seguidor (¿alguna vez he dicho que... Rising stars: Donny Cates

En la entrega de hoy vamos a tratar a un autor del cual me confieso desde ya ferviente seguidor (¿alguna vez he dicho que fuese a ser imparcial en esta sección, eh?). Aquellos que leemos muchos cómics (alrededor de 500 anualmente en mi caso), especialmente si muchos de ellos son consumidos con cierta obligación, tendemos a perder el “efecto flechazo” cuando abordamos un tebeo. Afortunadamente servidor no lo ha dejado atrás por completo y, es más, uno de estos últimos flechazos experimentados ha sido descubriendo a Donny Cates. Este joven profesional, en la opinión de su humilde articulista, ha sabido interpretar la tradición de los mejores guionistas -probablemente han sido sus compatriotas americanos quienes más le han influenciado-, y con ello construir una persona artística con un claro objetivo en su trabajo: brindarnos a sus lectores un producto entretenido y bien elaborado.

Rising stars: Donny Cates

Para hallar los primeros rastros de Donny Cates hemos de remontarnos a 2013. En ese año la editorial independiente Dark Horse publica Buzzkill, escrito por nuestro autor de hoy y dibujado por Geoff Shaw, con el que ha compartido varios trabajos. Puede que de una forma más tosca que en la actualidad, pero esta miniserie de 4 números marcaba las pautas de Cates. Tenemos una historia de superhéroes, pero una ficción en la que el protagonista tan sólo tiene acceso a sus formidables poderes cuando bebe alcohol o toma drogas. Así la historia deriva hacia el mundo de las adicciones y el deseo de abandonarlas. Cada comicbook está muy bien escrito y se lee agradablemente. A lo largo de los números testificamos grandes dosis de épica, violencia y escenas intensas. Y también encontramos momentos para el amor y las relaciones humanas. Eso sí, todo de una forma un tanto atropellada. La trayectoria de Cates en Dark Horse también incluyó dos miniseries dedicadas a los Paybacks (2015, 2016). En este caso el drama de los superhéroes toma un carácter más económico, puesto que se nos cuenta que los vigilantes han de pagar los créditos que solicitan para adquirir sus mejoras genéticas o su arsenal para luchar contra el crimen, y lo han de hacer de una forma u otra.

La editorial del caballo negro no ha sido el único hogar indy de Cates, para Aftershock Comics crea en 2017 Babyteeth, una colección que en clave de aventuras y viajes narra las desdichas de una madre que da a luz al mismísimo Anti-Cristo. También en el 17 acude a la llamada de Grant Morrison escribiendo una serie de guiones serializados para la revista inglesa Heavy Metal, recopilados más tarde bajo el título de Atomahawk. También encontramos obras suyas en Vault Comics: Reactor (ciencia ficción+vampiros, dibujada por Dylan Burnett). Pero el albergue donde cuenta con una habitación exclusiva para él es sin duda Image. Y dicho sea de paso, es aquí donde en opinión del que les habla Donny está viviendo sus mejores momentos. Publicados bajo el paraguas de la gran I encontramos God Country una sensacional e imponente historia de legado que mezcla temas como dioses, familia y alzhéimer. También podemos nombrar The Ghost Fleet (cómic de “camioneros de élite” dibujado por el fenomenal Daniel Warren Johnson).

Rising stars: Donny Cates

Y no dejamos Image, puesto que es aquí donde en 2017 Donny Cates publica una de sus colecciones insignia: Redneck. Esta serie, en la que se encuentra acompañado de los lápices de Lisandro Estherren y el color de Dee Cunniffe, se podría resumir como la historia de una familia de humildes vampiros. Sin embargo, las vidas de estos inmortales de clase baja afectados de polidipsia de sangre está muy lejos de ser normal o costumbrista. Se trata de una premisa que Cates emplea para profundizar en la figura del vampiro en sus muchas variantes sin dejar de recalcar sus principios formales como guionista: épica, emoción, personajes definidos, etc.

Y terminamos de cartografiar la trayectoria hasta el momento de Cates hablando un poco de sus obras en Marvel. Donny ha trabajado en series como Doctor Strange, Venom, Death of the inhumans  o Marvel Knights: 20 th . En todo momento aplicando profesionalidad e incluso en algunos casos interesantes ideas (el dotar al Dr. Stephen Strange de cierto toque John Constantine me pareció acertadísimo; o el tributo al grim n’ gritty noventero en las historias del simbionte resulta muy coherente con el personaje). Aunque lo que más profundamente está explotando en la casa de las ideas nuestro protagonista de hoy es su vena cósmica. Testimonio de esto son sus trabajos realizados con Thanos o los Guardianes de la Galaxia, eso sin contar que es suya la autoría de un personaje como Cosmic Ghost Rider. Creo que alegación más definitoria a esta teoría no puede haber.

Rising stars: Donny Cates

En resumen, Donny Cates es un guionista de pocas ideas originales, reconozcámoslo. Pero también es el portador de un estilo de cómic directo y entretenidísimo; idóneo tanto para el lector principiante como para aquellos que han disfrutado de la afición durante décadas. Hablamos de un valor muy en alza que se encuentra cómodo tanto con las obras de autor como con trabajos de encargo, y si bien dudo que termine su carrera enterrado en premios, va camino de hacerse un hueco entre los mítico en el salón de la fama de muchos aficionados.

Hasta la próxima, diletantes.

Compartir:
Raúl Martín

Raúl Martín

Llevo unos 10 años haciendo el figurante en diversos medios y formatos al respecto de expresar opiniones acerca de cómics. Aunque mi mayor logro es haber conseguido engañar a alguno que otro haciéndole creer que entiendo algo del Noveno Arte o que tengo un mínimo de criterio. En ES LA HORA DE LAS TORTAS me llevan mucho la contraria (lógicamente).

  • Miguel Gonzalez

    18 mayo 2019 #1 Author

    A mí con Venemo y Guardianes me ha conquistado hoy espero ir haciéndome con el resto de sus obras.

  • Pedro Gonzalez Diaz

    22 mayo 2019 #2 Author

    God Country es una gozada.
    Una pregunta: ¿BabyTeeth, The Ghost Fleet y Redneck son series abiertas y en curso o limitadas a cuántos números?

  • Raúl Martin

    26 mayo 2019 #3 Author

    Miguel, gracias por comentar.

    Pedro, BABY TEETH es serie abierta, pero por temporadas. THE GHOST FLEED está cerrada en un TPB de 8 números y REDNECK, afortunadamente, es una serie abierta que goza de buena salud.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com