Hasta ahora, en las ediciones anteriores de esta sección hemos hablado de Jonathan Hickman y Jason Aaron, los que junto con Matt Fraction (del...

Hasta ahora, en las ediciones anteriores de esta sección hemos hablado de Jonathan Hickman y Jason Aaron, los que junto con Matt Fraction (del que hablaremos más adelante) podrían ser los ‘newcomers’ de mayor éxito, pero hoy nos centraremos en otro escritor que está pasando bastante más desapercibido pese a su indudable calidad.

gage1

En la manía persecutoria de un servidor por rescatar a los olvidados, hoy le toca el turno a Christos N. Gage. Pese a sus cualidades de todo terreno, no se ha explotado demasiado su talento y se le ha visto frecuentemente en editoriales y sellos de segunda fila o tapando los huecos de otros escritores de mayor renombre. Sin embargo, si retrocedemos tan sólo un mes, nos enteramos de la firma de un contrato de exclusividad con Marvel, lo que esperamos que sea el punto de inicio que termine por situar a este guionista donde se merece.

Lejos de sobresalir con una arrolladora personalidad como Hickman o Aaron, la mayor cualidad de Cristos Gage es que, pese a su juventud, hace gala de un oficio de que carecen muchos guionistas más veteranos. Y es que este escritor oriundo de Nueva York y criado en Atenas, comenzó probando suerte en el mundo del cine y la TV antes de terminar trabajando en los cómics. No sabemos si el hecho de que su padre, Nicholas Gage, sea periodista y escritor puede tener algo que ver, pero parece que Christos Gage tenía claro que quería dedicarse a escribir historias.

gage2

Aunque en alguna ocasión a declarado su afición por los cómics desde siempre, parece ser que no lo valoraba como una opción profesional, por lo que su formación en la AFI Film School de Los Ángeles se encaminó haca la escritura de guiones cinematográficos. Ya en 1997 vendería su primer trabajo y continuó su carrera en películas como Legado de Sangre (The Breed) o Teenage Caveman para terminar de asentarse como guionista de la serie de TV Ley y Orden. Precisamente seria esta serie lo que lo llevaría a asomarse de nuevo al mundo del cómic. Durante una visita a Nueva York por su trabajo en la serie, quedó con su amigo Jimmy Palmiotti, quien le presentó al todopoderoso Dan Didio. De ahí surgiría la miniserie de Deadshot en 2005, su puerta de entrada al medio de los cómics. Aún así, lejos de ser una entrada triunfal, revoloteó en un sinfín de historias cortas y fill-ins, hasta aterrizar en Marvel con Union Jack. En esta editorial, en un principio hicieron uso de la versatilidad de este escritor para darle cuanto hueco se precisaba rellenar, destacando por ejemplo, su breve etapa en los Thunderbolts sucediendo a Warren Ellis.

Algo vería en él la Casa de las Ideas, pues parecieron seguir apostando por su talento dándole historias dentro de sus grandes eventos, como Civil War: Casualties of War, World War Hulk: X-Men o Annihilation: Conquest : Quasar. De nuevo no orientaron bien su talento, puesto que simultáneamente estaba dando lo mejor de sí en Wildstorm aprovechando el relanzamiento que suponía el evento Worldstorm, sobre todo en Stormwatch PHD y WildC.A.T.s. Casi como si se sintiera más cómodo en sellos o editoriales más alejados de la primera línea, ha continuado realizando su mejores trabajos en títulos como el western The Man With No Name para Dynamite, Absolution para Avatar Press o Area 10 para Vertigo Crime. En cualquier caso, sea ciencia ficción género negro, superhéroes, western o lo que sea, Gage puede con todo.

gage3

Finalmente, parece ser que Marvel se percató de que funcionaba bastante mejor en recorridos largos y por fin se decidieron a darle Vengadores: La iniciativa, aprovechando el tirón del co-guionista Dan Slott. Con el tiempo, Gage ha volado solo y parece ser que con éxito. De hecho, con motivo de la llamada ‘Heroic Age’ han relanzado su serie como Avengers :Academy y ha firmado en exclusiva con la Casa de las Ideas, lo que augura un futuro prometedor.

Es complicado hablar de unos rasgos estilísticos concretos en la obra de Christos Gage. Normalmente, analizar las primeras obras de un escritor suele dar bastantes pistas de lo que será su estilo en líneas generales, ya que sus recursos están aún poco pulidos y nos permite ver más allá de la trampa y el artificio. En el caso de Gage esto es bastante complejo por dos motivos: por un lado ya llevaba algún tiempo escribiendo profesionalmente antes de iniciarse en el mundo de las viñetas. Por el otro lado, se trata de un guionista tan versátil que cuesta encontrarle dos obras iguales. Su mérito no es una personalidad arrolladora o una serie recursos recurrentes. Si Christos Gage ha funcionado siempre mucho mejor en series largas es porque es donde realmente puede desplegar todo el oficio aprendido en más de 10 años de profesión, aunque lleve apenas 5 en los cómics. Todo apunta a que pronto oiremos más sobre él.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com