Al próximo que me diga que los de Astérix son tebeos para niños le voy a dar a leer Obélix y Compañía. En este...

Al próximo que me diga que los de Astérix son tebeos para niños le voy a dar a leer Obélix y Compañía.

En este Obélix y Compañía, Goscinny y Uderzo hacen uso de la sátira para criticar la cruel economía de mercado, ya en 1976. Para un Licenciado en Administración de Empresas y Marketing como yo, éste no podía ser sino mi tebeo favorito del personaje.

29737563

Viendo que el uso de la fuerza no es suficiente para reducir a los irreductibles (nótese que la condición de irreductibilidad hace inútil cualquier intento de reducción) galos, Julio César pretende convertirlos en decadentes aprovechando los conocimientos de economía de Cayo Coyuntural, un joven patricio recién licenciado de la Escuela Imperial de Administración (la francesa ENA, donde se forman los futuros altos funcionarios del Estado).

Coyuntural (Caius Saugrenus en el original), retratado a la manera de un joven Jacques Chirac, a la sazón primer ministro del entonces Presidente de la República Valéry Giscard d’Estaing, seduce a Obélix con el dinero fácil comprándole sus menhires y todos los que pueda construir. Obélix decide «satisfacer la creciente demanda de menhires» contratando a compañeros galos para que hagan menhires por él, y a otros más para que cacen jabalíes con los que alimentar a los constructores, creando así en la aldea una «burbuja menhiresca» que, evidentemente, explota cuando se acaba el dinero.

asterix - obelix y compañia - 18b

Vemos en este tebeo todo lo que rodea al mundo de la empresa y la economía: la libre competencia, la publicidad, el merchandising, la ley de la oferta y la demanda, la jerga incomprensible… Pero también su lado más cruel y descarnado: las envidias, el enriquecimiento desmedido, los boicots a los productos extranjeros… Es por ello que este tebeo debería ser lectura obligatoria en todas las escuelas de negocios y facultades de empresariales.

Lo que ya en 1976 habría de servirnos de aviso para todas las burbujas económicas que se han sucedido desde entonces (la de las telecomunicaciones, las puntocom, la inmobiliaria…) viene a Goscinny y Uderzo como anillo al dedo para hilar una historia plagada de momentos divertidísimos, viñetas magistrales y una curiosidad: Astérix sólo toma la poción mágica una vez en todo el tomo, para zurrar a un grupo de sus compañeros galos.

En otro orden de cosas, ¿reconocéis a estos tres?

cari_auteurs_02

Exacto, son los propios Goscinny y Uderzo, cargando al director Pierre Tchernia, que participó en la versión animada de Astérix y Cleopatra.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com