Saludos, queridos lectores. Hoy reseñaremos un cómic que tiene ya unos añitos. No todo van a ser novedades. Hoy le toca el turno a... Reseñas: Leinad, de Enrique Vegas.

Saludos, queridos lectores. Hoy reseñaremos un cómic que tiene ya unos añitos. No todo van a ser novedades. Hoy le toca el turno a Leinad, de Enrique Vegas.

Publicado por Dolmen, este cómic llegó a mis manos por casualidad. Quizás la historia os suene. Un coleccionista y lector de tebeos debe hacer una mudanza y descubre que le sobran muchas cositas chulas para las que ya no tiene sitio. Así que, llorando y con el corazón de friqui roto, empieza a repartir entre amigos con gustos similares. Y entre otras cosas, esto terminó en mi poder.

Leinad

Enrique Vegas es conocido por sus parodias de cabezones. En esta obra se aleja de ese estilo para ofrecernos una historia típica de «joven con un pasado misterioso que guarda un gran secreto y…».

Tenemos una historia completa e interesante. Corta, muy corta. Menos de 50 páginas a todo color para contarnos las aventuras de nuestro héroe. Esto, lamentablemente, hace que el autor tenga que usar elipses que a veces nos confunden un poco.

Por cierto, no nos olvidemos de comentar que José Luís Expósito se encarga del color.

El guión es sencillo y enlaza diferentes tópicos de los libros de fantasía. Héroe joven pero habilidoso (con un peinado muy de moda entre los granjeros de Tatooine que viven con sus tios…), mentor anciano que debe ser abandonado, búsqueda del tesoro… Nada especialmente novedoso pero que forma una historia muy agradable de leer. Tal vez el lector que venga de otras obras del autor quede desconcertado, sin saber si está ante una obra de tono cómico o aventurero. Pero pronto nos queda claro que, aunque se inclina por esa aventura, no olvida ni ignora los toques de humor (con algún chiste de humor algo negro, aunque no escandaloso).

Y con unos dragones muy bien dibujados.

Leinad nos ofrece un dibujo estilo dibujo animado (cartoon dicen algunos) que al principio se nos hace raro para este tipo de historia. Pero pronto nos concentramos en su excelente uso del color y las luces, junto con la expresividad que este tipo de dibujo le da a los personajes.

He echado de menos algo que, en mi opinión, la obra pide a gritos. Me he encontrado mirando y revisando cada viñeta buscando guiños del autor a otras otras y personajes.

Leinad

La narración se apoya en unas páginas bastante clásicas, con viñetas pequeñas. No hay grandes alardes de enormes viñetas aquí, prefiriendo concentrarse en la expresividad de los personajes. Y en unos colores que acompañan muy bien a la historia, sobre todo hacia el final.

¿Estamos ante una obra para niños? No, aunque su longitud y rapidez de lectura (te la ventilas en media hora como mucho) la hace más accesible para un público joven que otras sagas como Lanfeust de Troy. Pero tanto los lectores jóvenes como otros más maduros (ejem,ejem,cof,cof,voyviejo…) la disfrutarán.

La edición en tapa dura que nos trae Dolmen viene con un complemento de páginas con bocetos en blanco y negro.Y de regalo la ilustración de la portada ocupa la última página del tomo. El papel es grueso y el dibujo es satinado, aunque este brillo no llega a molestarnos en la lectura.

¿Por qué leer Leinad?

Una historia clásica pero con algún toque original que nos sorprende. Un dibujo agradable y muy dinámico.

¿Por qué no leer Leinad?

El tipo de dibujo puede engañarte y despistarte. Hay algunas elipsis narrativas que te hacen pensar que te has perdido algo.

Leinad

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com