Panini ha usado uno de sus tomos de la Colección Extra Superhéroes como contenedor de todas esas colaboraciones puntuales en forma de miniseries de... Reseñas desde Star City: El Universo Marvel de Grant Morrison

Panini ha usado uno de sus tomos de la Colección Extra Superhéroes como contenedor de todas esas colaboraciones puntuales en forma de miniseries de Grant Morrison en Marvel y lo ha titulado El Universo Marvel de Grant Morrison. Un título que puede sonar algo exagerado, aunque si uno echa un vistazo a su contenido, la verdad es que se tocan una gran variedad de conceptos del Universo Marvel así que tal vez no lo sea tanto… El contenido de este tomo son 3 miniseries y una historia de complemento: Skull Kill Krew, Marvel Boy vol. 2 y Fantastic Four 1 2 3 4 como miniseries y El mundo de Nick, incluida en Marvel Knights Double-Shot #2. Series muy diversas que permiten ver la evolución del autor y sobre todo, la libertad que iba ganándose con su trabajo. Un tomo que sin duda se venderá por el nombre del autor, el principal reclamo, como puede comprobarse en el mismo título.

El tomo abre con Skull Kill Krew, una gamberrada el más puro estilo Garth Ennis centrada en un grupo que ha adquirido sus habilidades tras comer carne de skrull, y que se dedica a buscar a todos aquellos alienígenas infiltrados en la Tierra para darles muerte. Una historia que vuelve a hacer alusión a aquel Fantastic Four #2, en el que el primer enfrentamiento de la primera familia con la raza alienígena acabaría con la hipnosis de los skrulls y su transformación en vacas que acabaron pastando en un prado. Algo que se rescataría ya en la etapa de Byrne y se dejaría cerrado en La guerra Kree-Skrull, pero que sirve como excusa para esta miniserie y como semilla para la futura Invasión Secreta.

Co-escrita junto a Mark Millar (Ultimates, Kick-Ass, Wanted…) y dibujada por Steve Yeowell (con el que Morrison volvería a coincidir en Los invisibles), la serie no es más que la captación de los miembros del equipo y su paso por un pueblo que está completamente invadido por skrulls. Es una miniserie prescindible, aunque resulta divertida e incluye algunos conceptos interesantes, como el propio miembro Moonstomp, un skin-head con estrabismo cuya secuela más importante de la infección por carne de skrull es que se está haciendo negro; o el propio mecanismo de infección de la banda, a través de la enfermedad de las vacas locas… Resulta entretenida, la verdad.

La segunda miniserie es Marvel Boy, en su volumen 2. Probablemente sea la serie más Morrison de todas las que hay en el tomo, pues es la que incluye más conceptos de los habituales en su obra. Por otro lado, es una serie muy Kirby, ya sabemos la admiración que le profesa Morrison al Rey, de quien se ha inspirado para su estilo de «imaginación sin límite». Parece la obra en la que tiene más libertad de todas las incluidas, primero por ser un personaje de segunda fila (por no decir tercera) y sobre todo por no incluir a ningún otro personaje de los intocables de la editorial. A mí es la que menos me ha gustado por mi particular conflicto con las historias cósmicas, pero si eres seguidor del escocés, sin duda es en la que mejor vas a reconocer su manera de escribir.

La serie comienza con Noh-Varr saltando entre universos que parecen estar destruyéndose uno a uno (el Multiverso, la eterna obsesión de Morrison…) y acabará en la Tierra atrapado por el Dr. Midas, un individuo que busca algo muy concreto de Marvel Boy. El chico acabará escapando y buscando venganza contra Midas, quien no dudará incluir en la ecuación a su propia hija, a la que ha adiestrado desde pequeña y la ha convertido en Exterminatriz, en homenaje a la Exterminadora de la herejía de la Inquisición… Estos personajes son los que recuparara Jason Aaron para su Pecado Original.

El dibujo es sin duda lo mejor de la serie, a cargo de J.G. Jones (Crisis Final, Wanted…) dando forma a la exuberante fantasía de Morrison, especialmente en las escenas interdimensionales. Una serie que probablemente sea la que más guste del tomo, si no tienes conflictos con el mundo cósmico.

La última miniserie incluida es Fantastic Four 1 2 3 4, dibujada por Jae Lee (Batman/Superman, Marvel Knights Inhumanos…). Es la serie que más me ha gustado del tomo, con mucha diferencia. Si decíamos que para la primera historia Morrison se disfraza de Ennis, y para la segunda de Kirby, en esta Grant Morrison se viste de Alan Moore y le da una vuelta al concepto de la primera familia que te deja pegado al tomo. Esta historia comienza con Reed Richards encerrado en su laboratorio intentando descifrar una vez más la mente de su némesis el Doctor Muerte, y cómo sus propios compañeros y familia se sienten mal: Ben Grimm se siente atormentado por no ser aceptado por su monstruosa apariencia, Sue se siente sola e ignorada por su marido, Johnny está cansado del mal humor de su amigo y hermana… Todo se complicará cuando el Doctor Muerte le conceda a Ben su mayor deseo de volver a ser humano, y el resto de miembros del grupo vayan cayendo poco a poco para romper la unidad del equipo. Una perspectiva muy interesante y diferente que le sienta de fábula a los personajes. Si encima lo adornas con esos fabulosos dibujos de Lee y esos diseños de página, la serie se convierte en todo un acierto y un lavado de cara muy refrescante para el grupo.

Por último, tenemos la historia El mundo de Nick, una historia corta aparecida en la serie contenedor Marvel Knights Double-Shot #2, dibujada por un fantástico Manuel Gutiérrez (MK Punisher), que recuerda al gran Gary Frank con su dibujo, y que cuenta cómo un villano entrena para suplantar la identidad de Nick Furia… sin demasiado éxito. Esta historia es la única que permanecía inédita en nuestro país. Divertida.

En definitiva, El Universo Marvel de Grant Morrison.

El Universo Marvel de Grant Morrison es un tomo que recupera tres series muy dispares pero que por otro lado presentan una faceta muy diferente del Universo donde se ambientan. La primera es una historia de un grupo desconocido que se enfrenta a skrulls, la segunda explora el Marvel cósmico, la tercera un cambio de dirección adulto a una de las series de toda la vida… Lo bueno, es que son series con longitud suficiente para que resulte interesante. Hay veces que se recopilan antologías de historias cortas que apenas da tiempo a interesarte por alguna de ellas. No es este el caso, son series de 5, 6 y 4 números, en los que la historia se desarrolla con suficiente espacio y ritmo para que resulten muy correctas y vayan desvelando sorpresas en cada número sin parecer atropelladas.

El tomo está presentado con el formato habitual de la línea Extra Superhéroes, con un tamaño de 15×23 cm y 384 páginas a color a un precio de 18€.

Lo mejor: Toda FF 1 2 3 4. La imaginación de Marvel Boy. El gamberrismo de Skull Kill Krew. El dibujo de Manuel Gutiérrez.

Lo peor: Para mí, el tono cósmico de Marvel Boy, pero es un problema personal.

Para completistas de la obra de Grant Morrison. Para los que disfrutan viendo estilos diferentes en un mismo autor. Para los que crean que no se puede hacer más con los 4F.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com