¿Qué pasaría si te reencontrases con el amor de tu juventud 20 años después? Con esa premisa nos atrapa el autor francés Jim. Una...

Una noche en Roma tapa.indd¿Qué pasaría si te reencontrases con el amor de tu juventud 20 años después? Con esa premisa nos atrapa el autor francés Jim. Una frase que cualquiera puede intentar relacionar con la famosa trilogía de Richard Linklater «Antes de…» (amanecer, atardecer, anochecer). Esta obra tiene cosas en común, pero para nada es una versión en cómic de esta historia. Poco tiene que ver, de hecho, aunque la referencia sea inevitable. El amor, la amistad, la fidelidad, los sentimientos, y el paso del tiempo son mezclados con magistral oficio por el autor para traernos una de esas obras que te invita a evadirte, a recapacitar, a recordar… Según el momento de tu vida, te puede parecer una historia ñoña o algo que te cale muy hondo. Veamos por qué.

unanocheenroma2La historia.

Raphael y Marie son dos jóvenes franceses que nacieron con horas de diferencia. El día que cumplen los 20 años de edad, están juntos y mantienen una relación de esas que uno sabe que no te lleva a ningún sitio, que se tienen «porque ha surgido». En plena euforia de la noche, cogen una videocámara y se graban. Con la cámara por testigo, se prometen que el día que cumplan los 40 años, pasarán la noche juntos, y el destino escogido será la ciudad de Roma.

20 años después, Raphael tiene su vida más o menos encauzada, mantiene una relación sana con Sophie, conoce a su familia, trabaja para su suegro y todo va sobre ruedas. En la fiesta de celebración de su cumpleaños, unos días antes, recibe un paquete por correo con la cinta que grabó junto a Marie. ¿Cumplirá su palabra? ¿Le merece la pena jugársela para una noche que no sabe adónde va a llevarle?

Este tomo recoge los dos que originalmente se publicaron en Bamboo en 2012 y 2013, y posteriormente en ediciones de lujo a gran formato por la editorial Gomb-R (2013-2015).

unanocheenroma3El autor.

Thierry Terrasson, más conocido como Jim (aunque también ha usado el seudónimo Téhy) lleva publicando en Francia desde 1994. Su mayor éxito fue Pequeños eclipses, junto al autor Fane (Stéphane Deteindre) que les valió el premio Sheriff d’or en 2007, y publicado en España por la editorial Rosell en 2008. Muy vinculado también al mundo de las artes interpretativas (autor de varios cortometrajes, guionista de largometrajes y de obras de teatro), con Una noche en Roma ha dado el salto definitivo al éxito y ha continuado publicando con regularidad para el mercado francés.

El guión de Una noche en Roma es muy cinematográfico, con un ritmo pausado cuando toca, para profundizar en los sentimientos y en las sensaciones de escenas concretas, y otros momentos de escenas más cotidianas, de fiestas, de charlas, de comidas, de viajes… siempre tranquilos, manteniendote dentro de una historia que no tolera carreras. La creación de personajes es sublime. Para mí el fuerte, sin duda alguna, de la historia.

Raphael, responsable a la fuerza, arrastrado por una vida apetecible, pero entrando en la peligrosa crisis de los 40 donde ya no sabes si eres un viejo joven o un joven viejo (como él mismo dice). Una edad en la que las tentaciones por hacer cosas impropias de tu edad es demasiado fuerte.

Sophie, la novia de Raphael, cariñosa, comprensiva… pero hasta cierto punto. En ningún momento Jim la pone de novia tonta, tiene su carácter, y no le gusta que le quiten su sitio.

Marie, la energía pura. De esas personas que rara vez se cruzan en tu vida, y casi mejor que no lo hagan. Con la fuerza de un huracán, es capaz de poner tu vida patas arribas con una sola sonrisa.

Damien, el novio de Marie. Un tipo independiente, frío en emociones, pero enamorado hasta los huesos de ella… aunque no quiera reconocerlo.

Además, una gran cantidad de secundarios que enriquecen no solo la historia sino a los personajes, entre los que tal vez destacaría a Arnaud, el amigo de Raphael, friki, despistado… otro inmerso en su propia crisis de los 40 (me encanta su mini-historia), o los amigos italianos de Damien.

unanocheenroma5unanocheenroma6

En cuanto al dibujo, el propio autor reconoce que usa a sus amigos de modelos. A pesar de ser un dibujo alejado de los fotomontajes de Greg Land, tiene expresiones que son claramente copiadas de una fotografía, son expresiones exactas, que te recuerdan inmediatamente a otras que en algún momento has visto. El estilo es un estilo pausado, correcto, coherente con el medio en que se publica (la siempre correcta BD), con estructuras de página protocolarias, y un ritmo narrativo exquisito. Lo que más me ha gustado son las escenas de pareja, en las que el autor se recrea en el momento, con acierto. Y las expresiones. Aunque ya he dicho que se ve claramente que son copiadas, siempre escoge el momento perfecto, y convierte a Marie en un personaje del que comprendes que cualquier hombre se puede dejar arrastrar a la perdición.

unanocheenroma4En definitiva.

Ponent Mon, nos trae una edición íntegra reuniendo las dos partes, en un tomo de tamaño europeo, con un papel de gran calidad, satinado y tapa dura. 200 páginas por 36€ para una edición, que si bien puede parecer cara, es digna de admirar. Aunque no podáis haceros con ella, cuando vayáis a la tienda, cogedlo en vuestras manos y echadle un ojo. A los que nos gustan los libros y la encuadernación este tipo de obras es un placer culpable. Si queréis un aperitivo de la obra, echad un vistazo aquí, que tenéis 20 páginas de regalo.

En cuanto a la historia, una oda a la crisis de los 40, a la estupidez innata del hombre que siempre está dispuesto a dudar, a la continua búsqueda del amor… El libro abre con una cita de Franz-Oliver Giesbert «Estaba siempre a la expectativa. Incluso cuando era feliz en pareja, que era lo más habitual, seguía buscando el gran amor» que representa a la perfección lo que leeremos después. Empezaba diciendo que es de esas obras que te pueden parecer una tontería o calarte muy hondo según el momento en el que te coja. A mí me ha calado muy hondo y me he sentido muy identificado en bastantes ocasiones. Posiblemente sea casualidad, pero yo también he cumplido 40 hace unos meses…

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com