Panini Comics a través de su línea eVolution comics nos sigue trayendo grandes trabajos de autores españoles. La obra que nos trae hoy aquí... Reseñas desde Star City: Ojos grises

Ojos grisesPanini Comics a través de su línea eVolution comics nos sigue trayendo grandes trabajos de autores españoles. La obra que nos trae hoy aquí es Ojos grises de Fernando Llor, Roger Vidal y Àlex Batlle, y nos cuenta una historia de la Barcelona preolímpica, en un barrio obrero. Y lo hace a través de los ojos de tres niños, y de su pandilla. Ojo, que seguro que ya estáis pensando en Stranger Things… No, alto. No necesariamente cada vez que algún autor elija contar la historia a través de un adolescente haya que hablar de la dichosa serie. Más bien recuerda al Cuenta conmigo (o cualquier otra obra con niños) de Stephen King, con ese tono cómplice de unos chicos que descubren algo y cómo lo afrontan. Una obra entrañable, con muchos mensajes diferentes, que se encuadra en una época concreta con sus propias circunstancias. Además, contamos con una pequeña entrevista que hemos realizado a su guionista, Fernando Llor para cerrar con un broche de lujo esta reseña.

La historia.

Ojos grises nos sitúa en el barrio de Poblenou, a principios de los noventa. Un barrio humilde y obrero que vive la transformación de Barcelona que se prepara para ser el escaparate del mundo en 1992 y acoger un evento como el de las Olimpiadas. En ese escenario y en ese barrio concreto, se mueven aún policías de dudosa moral, con querencia a dictaduras recientes, y métodos poco al uso. Uno de ellos, el Palanca perseguirá a un delincuente habitual sobrepasandose en sus métodos, achacando después el estado del chico a una disputa entre bandas. El problema es que un grupo de jóvenes ha presenciado el incidente, y no sabrá cómo contar la verdad. ¿A quién van a creer? ¿A unos chicos o a un policía?

Los chicos son Lucho, Marina y Xavi, tres chicos con sus propios problemas y otras cosas en las que pensar. Los padres de Xavi se platean mudarse en busca de trabajo, Marina y Lucho intentan comenzar una relación… Una historia cotidiana, que le podría haber pasado a cualquiera.

Los autores.

El guión corre a cargo de Fernando Llor, con formación a nivel de guión cinematográfico pero una querencia natural hacia el cómic, en donde ha escrito historias y relatos para The Rocketman Project o revistas como Astrolabium y Croa Magazine. Su siguiente publicación será el cómic coral financiado a través de crowdfunding Sangre en el suelo. Su trabajo aquí es especialmente meritorio. Nos plantea una historia de represión policial, de impotencia ciudadana y de plantear lo que está bien y lo que no. El policía abusa con sus métodos, pero al que le pega es a un camello de mala muerte que abusa de sus vecinos y vende droga adulterada. Plantea ese conflicto moral de si se merece lo que le sucede o prima la ética y lo que está bien. Pero en mi opinión, la verdadera historia que nos cuenta, nos la cuenta de pasada, y casi con miedo a darle un protagonismo más evidente por estar vista. Y es que realmente nos está contando la historia del amor incipiente entre Lucho y Marina, aunque los hechos más llamativos sea la historia del abuso policial.

Y en ello contribuye el dibujo de Roger Vidal (Visiones del fin) quien con su dibujo clásico, sin aspavientos, y perfectamente ambientado en esa España ochentera-noventera, nos regala un juego de miradas, de lenguaje no verbal y de expresiones que, al menos para mí, hacía más entrañable ese despertar del amor entre los chicos. Caracteriza muy bien a los personajes: El Palanca, policía gordo corrupto; Rico, ese camello fan de los Ramones; los jóvenes protagonistas; las diferentes familias de los chicos, con su corte social bien distinto…

Y no me olvido de Àlex Batlle, que contribuye a colorear el libro con una gama de ocres y colores apagados que nos retrotraen a esos finales de los ochenta, principio de los noventa, como si estuviéramos mirando fotos antiguas. Muy importante su papel.

En definitiva, Ojos grises.

Una historia entrañable, genialmente ambientada y que hará que el lector conecte con esos personajes devolviéndole a su adolescencia, con sus inquietudes de esa edad, bien sea la pérdida de la virginidad (sobre todo si eres chico) o el despertar del primer amor (ahí tanto si eres chico como chica). Una crítica a la represión policial, a los lavados de cara de las ciudades ante eventos internacionales (y sé de lo que hablo, que yo también fui testigo del cambio de Sevilla en la Expo 92), una importante reflexión moral de lo que es justo y lo que no… En definitiva, una historia entrañable, que invita a la reflexión, ¿qué más se puede pedir?

Panini ha editado esta obra en cartoné, con un tamaño de 21,5 x 29 cm, con 64 páginas a color a un precio de 14€. Incluye algunos bocetos, proceso de lápiz a color y un artículo acerca del Poblenou de aquella época a cargo de Andreu Mitjans (miembro del Arxiu històric de Poblenou)

Lo mejor: La relación entre Lucho y Marina. La ambientación. El conflicto moral. Las miradas y el lenguaje no verbal.

Lo peor: Los personajes como el policía pueden parecer algo estereotipados… ¡aunque es lo que había!

Para amantes del cómic español. Para fans de historias de adolescentes. Para los que disfrutaron con Cuenta conmigo, It, …

Entrevista a Fernando Llor.

ELHDLT: ¿Cómo llegó a ser realidad el proyecto? Cuéntanos un poco cómo se llega a publicar.

Fernando Llor: El origen de esta historia es haber montado un proyecto anterior junto a Roger hace ya dos años. Era una historia llamada “Lynae, flor de invierno” en la que contábamos una aventura mágica en un ambiente nórdico. A pesar de que recibimos muy buenas palabras no conseguimos ninguna oferta firme para publicarla. Tiempo más tarde, Roger se presentó al concurso “Conéctate al cómic” y ganó la primera fase. Eso le permitió obtener una beca y un año de trabajo en “El Jueves”. Me escribió porque quería presentarse también a la segunda fase del concurso, ya que el ganador podría publicar un álbum con Panini. Así que nos pusimos a trabajar en la historia, incluimos a Alex como colorista y nos presentamos. No ganamos pero Panini se interesó por la obra igual.

ELHDLT: Por lo que he podido investigar, eres de Vigo y has estudiado en Madrid. ¿Has vivido también en Barcelona? Porque la ambientación que le habéis conseguido dar a la obra es muy buena.

FL: Pues no, no he vivido nunca en Barcelona, aunque me encantaría hacerlo en algún momento. Cuando formamos la idea general del cómic nos faltaba un lugar concreto en el que ambientarla. Necesitábamos un contexto que de algún modo acompañase a la historia. Así fue cómo pensamos en el Poblenou. Ojos Grises es una historia de cambio, de paso a la madurez a través de una experiencia dura, necesitábamos un sitio que estuviese cambiando de manera drástica para que todo fuese más redondo. Y el Poblenou era ideal ya que estaba dejando atrás buena parte de su pasado industrial para albergar la Villa Olímpica y convertirse en algo completamente diferente.

Una vez decidido el sitio empezamos la documentación gráfica, en un primer momento acudimos a Google y a las hemerotecas digitales. Entonces nos encontramos con el Arxiu Històric del Poblenou y alucinamos. Desde hace 70 años un grupo de voluntarios se encarga de recopilar toda la información gráfica y escrita que existe sobre el barrio y gran parte de ese material está digitalizado. Para nosotros fue como encontrar el Santo Grial.

Si la ambientación está tan conseguida es gracias a la labor de esta gente. Y tanto lo consideramos así, que cuando estábamos terminando el cómic les escribimos para agradecerles su labor. De ahí surgió que Andreu Mitjans haya escrito el epílogo del libro.

ELHDLT: ¿De dónde nace la historia de Ojos grises? ¿Qué tiene de verídico?

FL: Pues nace de que queríamos hacer una historia realista que se alejase un poco de lo anterior que habíamos hecho. Queríamos contar algo más cotidiano, más pegado a la gente, que se pudiese leer y la gente pudiese llegar a pensar que le sucedió algo parecido o que le contaron una vez algo similar.

De verídico tiene las historias que yo escuchaba en mi barrio. Durante mi adolescencia, e incluso unos años después, era frecuente escuchar que le habían metido unas puñaladas a un yonqui, que a un policía se le había ido la mano, que habían inculpado a uno sin motivo o que Fulano y Mengano se habían matado en los tan socorridos “ajustes de cuentas”. De todas esas historias nace la posibilidad de contar lo que ocurre en torno a ello, lo que le sucede a un grupo de chavales que se ve en medio de algo así.

ELHDLT: Mi impresión personal como lector, como he puesto en la reseña, es que la historia principal que querías contar es la relación entre Lucho y Marina aunque aparente ser la de la trama de Rico y el Palanca. ¿Ando muy desencaminado? Me ha encantado cómo la ibas contando como algo secundario…

Para mi la trama principal es el crecimiento de Lucho y eso engloba todo lo que le ocurre en esos días. Es decir, no quise tratar lo que ocurre con el Palanca como un hecho diferente sino que todo forma parte de lo mismo. Su relación con Marina, con su madre o con sus colegas es algo que se va transformando a medida que transcurre la historia.

ELHDLT: ¿Qué tiene Fernando Llor de Lucho, Xavi y Marina? ¿Has puesto mucho de tu propia biografía en la historia de los chicos?

FL: Todos los personajes se parecen o me recuerdan a alguien, al menos los más relevantes. Yo me crié en Coia, un barrio obrero en el que hubo muchísimos problemas con la droga a finales de los 80 y principios de los 90, los quinquis que salen en el cómic, los chavales, las familias, son gente de barrio. Así que creo que sí, hay bastante biográfico a la hora de construir los personajes.

ELHDLT: Aparte de ese interesante crowdfunding coral en el que has participado, Sangre en el suelo, y que habéis conseguido financiar. ¿Cuáles son tus planes de futuro?

Tengo muchas ganas de repetir equipo con Roger y con Alex y ya hay algo que parece que se está gestando, aunque en un estado muy inicial todavía.

También estoy preparando varios proyectos de cómic más para llevar al salón de Barcelona. Y bueno, deseando que ya salga “Sangre en el suelo” para empezar con presentaciones y darle caña.

ELHDLT: Pues muchas gracias por tu tiempo, y enhorabuena por vuestro trabajo.

FL: Muchísimas gracias a ti y gracias por fijarte en Ojos Grises.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com