Pero, ¿qué es esto? Si ayer el ínclito Markitos hizo su artículo sobre este cómic, ¿qué pasa? Pues como las buenas sesiones dobles, esta...

PORTADAPero, ¿qué es esto? Si ayer el ínclito Markitos hizo su artículo sobre este cómic, ¿qué pasa? Pues como las buenas sesiones dobles, esta semana tenéis doble sesión de reseñas de la misma obra. Así que ahí va la mía:

Hay obras que están hecha para mostrar las inquietudes de los autores; hay otras que están hechas para intentar aportar el lado más personal del autor a unos personajes cuyas aventuras llevan décadas en nuestras estanterías; hay obras que intentan contar algo que el autor quiere expresar, aunque no sepa si va a interesar a la gente o no; y por último hay obras que solo buscan dar rienda suelta a tus ideas más locas y pasar un buen rato plasmándolas en papel y por ende, posiblemente hacerle pasar un buen rato al lector. Casi siempre, las obras sin pretensiones más que el de plasmar una idea gamberra suelen ser las más divertidas.

Eso es Nancy in Hell, la creación de El Torres (El bosque de los suicidas, El velo, Las brujas de Westwood,…) y Juan José RyP (Lobezno, Clone,…), que comenzaron cuando ambos tenían menos nombre que ahora, y con la que intuyo que solo pasaban buscar un cómic divertido que les divirtiese hacer, sin la presión de hacer un cómic aceptado por crítica y público. Así nació Nancy in Hell.

Nancy in Hell_Dibbuks_JUAN JOSE RYP the blogNancy in Hell.

Allá por el año 2000, El Torres y Juan José RyP, por aquella época dos desconocidos para el grueso de lectores de cómics, consiguieron publicar las primeras aventuras de la que pretendían fuera una miniserie en la revista Trece, una de las revistas de cómic especializadas con la que El Torres inició su andadura en la editorial Megamultimedia de su Málaga natal. En esta misma línea verían sus primeros pasos otras de sus creaciones como Barbarian. La iniciativa no funcionó bien y Nancy en el Infierno solo consiguió ver dos números. Tras años intentando poder contar el desenlace de su aventura, consiguió que la editorial americana Image se interesara por ella y la publicase, con los dos primeros números ya editados y los dos últimos en los que RyP ya no estaba tan disponible y solo pudo encargarse de las portadas y la splash page final. Lo sustituyeron a los lápices Fran Gamboa y Antonio Vázquez.

La historia es un homenaje a las películas de serie B de los años 80, a las splatter movies que Tarantino y Rodriguez ya homenajearon en su Grindhouse (Planet Terror y Death Proof) tipo La matanza de Texas, Las colinas tienen ojos y toda aquella peli que consiste en una chica de buen ver perseguida por una amenaza sanguinaria. Una animadora pechugona ordinaria y mal hablada muere y va al infierno. Allí se aliará con el ángel caído Lucifer, al que todos ven como el señor de los infiernos y no es más que un ángel que intenta escapar de allí. Nancy se armará con su motosierra de voluntad (un homenaje al anillo de Green Lantern, como se explicará en esta segunda miniserie) con la que quitará de su camino a cualquier obstáculo que se le ponga por medio.

El resultado de esta primera miniserie fue una serie divertida, que se resiente tal vez algo por el cambio de dibujantes, pero que a todas luces te hace pasar un gran rato.

Nancy-in-Hell-Scape-back-cover-1024Nancy in Hell… on Earth.

810bef49d3a2fae8aeb6f2e237a47a89La idea original del autor era hacer tres miniseries: Nancy en el Infierno, Nancy en el Infierno… en la Tierra y Nancy en el Infierno… en el cielo. Han pasado 4 años desde que leímos la primera miniserie. Ahora la situación ha cambiado: El Torres está al frente de su propia editorial Amigo Comics, con la que de momento se defiende bastante bien en el farragoso mercado americano, y tenía la oportunidad de continuar una obra que, tal vez no sea la más personal, la más intensa, la de mayor mensaje… pero sin duda con una de las que mejor se lo pasa.

Ahora que tenía tiempo y medios lo han hecho bien. Han contado con un dibujante para los 4 números, en mi opinión una elección muy acertada, porque Enrique López Lorenzana mantiene un dibujo regular, con una influencia absoluta del trabajo de RyP, con un diseño de personajes muy en la línea del algecireño, y con unas splash page que es imposible que no recuerden al dibujante original. El color corre a cargo de Fran Gamboa, uno de los que siguió la serie cuando se siguió editando sin RyP.

La historia continúa donde acabó la primera miniserie: Nancy ha conseguido escapar del Infierno junto a Lucifer, pero al abrir el portal hacia la Tierra, han dejado un puente desde el infierno por el que pueden pasar todo tipo de demonios y criaturas. Para arreglar el pastel, tendrán dos obstáculos más: El propio Pythos, el demonio que acabó con la vida de Nancy y que ahora intenta hacerse con el control de la Tierra; y de los ángeles (rubias y pechugonas también, faltaría más) que  han abierto su propio portal a la Tierra y que intentan deshacer el entuerto por la vía rápida: Destruyendo el planeta.

El guión muestra la evidente evolución de El Torres que en este caso, nos sigue trayendo una historia sin demasiado mensaje que busca que pasemos el mejor rato posible (como esas pelis de los 80 que tan buenos ratos nos han hecho pasar a algunos) pero añade subtramas, como la de los doce «neoapoóstoles» sacados de la cárcel y de las películas de Tarantino (vemos al propio Tarantino, a Danny Trejo, a Tom Savini…).  Va entremezclando personajes, dotando de volumen a la obra final. En ningún momento oculta sus intenciones. Hay cierto momento en el que de boca de uno de los personajes nos justifica todo el cómic:

– ¿Qué sentido tiene toda esta violencia?

– Que es muy divertida.

tumblr_m0vzx6I3gw1qj97xmo1_1280Así de sencillo. Este tebeo busca entretener. Que nadie busque la metafísica del ser humano o del bien y del mal. De hecho, deja claro que el bien y el mal son muy relativos. Lucifer y Pythos encarnan al mal en distintos momentos de la historia pero sin embargo se ponen de parte (casi siempre) de la heroína. Los ángeles encarnan al bien, y son unas auténticas hijas de perra.

El dibujo de Lorenzana como ya he dicho es muy disfrutable, con una narrativa acorde con la historia y con unas splash page en las que da rienda suelta a su creatividad (sobre todo hacia el final de la obra, en la que son más habituales). El estilo nos recuerda mucho al de RyP, manteniendo su propia autonomía y sello propio, y abusa menos de esos fondos sobrecargados del autor original (y que a mí particularmente me encantan) que en ocasiones es cierto que pueden restar limpieza y claridad. Lorenzana dibuja una Nancy muy sexy, a unas ángeles muy atractivas y a su vez a unos demonios que enorgullecerían al propio HP Lovecraft.

Me encanta el interludio entre las dos historias con el atlas de anatomía demoníaco. Para alguien relacionado con la salud es una tentación…

A-Dragon-in-HellNancy A dragon in Hell!

El tomo de Aleta Ediciones nos trae de extra el one-shot con el que Nancy debuta en los crossovers interditoriales: El cruce de Nancy in Hell con Savage Dragon, la creación de Erik Larsen. La historia es una excusa para cruzar a ambos personajes. Savage Dragon se enfrenta al demonio Chorabash (una monja con aspecto de cerdo) y acabará con sus huesos en el infierno, donde se encontrará con Nancy que le ayudará a volver a la Tierra. Una historia muy sencilla, que gustará especialmente a los fans del personaje de Larsen, pero que es sin duda lo más flojo del tomo. El dibujo sigue corriendo a cargo de Lorenzana y mantiene su línea como en la miniserie anterior.

En resumen.

Un tebeo sin pretensiones, para pasar un rato divertido, y ver a chicas pechugonas sacando las entrañas a demonios horribles o a angelicales ángeles (valga la redundancia). Un tomo de Aleta ediciones en tapa blanda, con un papel grueso de muy buena calidad, a un precio de 13,95€. Deseando leer ya la ¿conclusión? con Nancy en el infierno… en el cielo.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com