Hace un mes os hablé de las fantásticas ediciones que está sacando Dolmen editorial de Historias de la puta mili, y os contaba que... Reseñas desde Star City: Makinavaja, el último chorizo 1987-1989

MakinavajaHace un mes os hablé de las fantásticas ediciones que está sacando Dolmen editorial de Historias de la puta mili, y os contaba que me encantaban esas tiras, pero que realmente el número uno en mi corazoncito lo tiene Makinavaja, la otra creación de Ivá que le aportó el reconocimiento tanto por la crítica como por el público. Y es que este choriso del barrio chino de Barcelona se hizo tan popular que ha contado con adaptaciones a otros medios (cine, teatro y TV). Para mí Makinavaja, es la mejor creación de Ivá, tiene la misma crítica social, solo que en lugar de ser una crítica a todo lo relacionado con lo militar es una crítica al ser humano, contando y parodiando las miserias del ser humano desde el punto de vista de un ladronzuelo y sus amigos de uno de los barrios más deprimidos de la ciudad condal.

makinavaja0204En este segundo volumen, Dolmen recoge las tiras de Makinavaja desde la segunda mitad de 1987 hasta 1989. El primer tomo ya recogía los dos primeros años de las tiras del Maki en El jueves, y aquí se continúan con el mismo formato y sin cambios en la edición (para qué, poco se puede mejorar). Aquí empieza la mejor etapa del personaje, donde todos los secundarios se encuentran perfectamente definidos e Ivá podía aprovecharlos al máximo. Además, el aspecto gráfico llegará a su expresión definitiva, con el aspecto que se mantendría hasta el cierre de la serie. Si habéis podido echar un ojo al primer tomo, veríais cómo eran de diferente los diseños en un principio, con un diseño más estilizado del personaje (se veía más alto).

A diferencias de Historias de la puta mili, aquí los personajes son repetidos e identificables. Tenemos al Maki, ese ladronzuelo chulo, golfo y muuuuuy tranquilo que a pesar de ser uno de los despojos más grandes de la sociedad, mantiene un sentido de los valores y del honor que producen un afortunado contraste. El Maki no se implica en nada que no le incumba, ya puedan estar tirándose por un puente o viendo a un policía pegandole una paliza a un ratero. Eso sí, hay cosas con las que no se juegan… musicalmente hablando. A su lado está siempre el Popeye, Popi para los amigos, mucho más sensato, y no tan frío como el Maki. Le cuesta más mantener el temple, especialmente cuando la situación lo requiere. No obstante, tampoco se complica la vida innecesariamente. Radicalmente diferente, tenemos a Mustafá, también conocido como el «Moromierda» (Moromielda)… sin duda una licencia que hoy en día habría tenido muchísimos más problemas de aceptación por problemas de corrección política. Mustafá va con su fez y su chilaba. Es un buscavidas total, y no duda en vender a su madre si es preciso con tal de sacar unas pesetas (porque sí, aquí todavía no había euros…). La propia familia del Maki también tenía su sitio en la serie: El abuelo, el pitufo (un sobrino), o La Maru (su madre, prostituta de profesión), se dejaban caer de vez en cuando por el escenario más habitual de las aventuras de Makinavaja y sus socios: El bar del Pirata (El Pira), un bar que servía de sitio seguro y de lugar de trapicheo, de tapadera, de almacén… y de todo lo que se terciara.

makinavaja0203Como pasaba con Historias de la puta mili, lo que le daba al personaje su atractivo era esa peculiar manera de hablar. Esos «po fueno, po fale, po malegro«, «cagon la lesche«, «anda cha«… con escritura muy fonética, y que hacía que te imaginaras a los personajes torturando a la lengua cervantina con total impunidad. Las tiras se centraban en golpes del grupo, o en escenas mayortariamente en el bar del Pirata. Tiras muy duras porque solían estar cargadas de mucha crítica social y mucha mala leche. De hecho, como ya dije en mi otra reseña, fue llevado a juicio en varias ocasiones, una de ellas por un chiste del Moromielda acerca del río más largo de España… Al límite siempre de la irreverencia, no fueron pocos sus problemas con la justicia.

Makinavaja fue, como he dicho al principio, adaptado al teatro (con Ferrán Rañé de Maki y música de Pata Negra), pero también al cine y a la TV. En cine se hicieron dos películas: «Makinavaja, el último choriso» y «Semos peligrosos (uséase, Makinavaja 2)«. Ambas dirigidas por Carlos Fuentes, con guiones del propio Ivá y protagonizadas por Andrés Pajares y Jesús Bonilla. Adaptaban tiras y prácticamente era una sucesión de sketches, pero tuvieron su popularidad y yo las disfruté en su día, sobre todo el personaje del abuelo, el Matías, interpretado por Llàtzer Escarceller… Su popularidad le daría una oportunidad en TV, con Pepe Rubianes como tercer actor encargado de interpretar al famoso ladrón barcelonés. La serie la podéis rescatar aún en el archivo de RTVE.

En definitiva.

makinavaja0202Makinavaja es historia de la viñeta española. Un personaje emblemático, con un humor muy ácido y bestia, pero que no dudaba en criticar todo lo que le pasara por la cabeza. Una serie que Dolmen, al igual que está haciendo con la otra serie emblemática de Ivá, Historias de la puta mili, está reeditando en tomos cartoné con 160 páginas de papel de alto gramaje, en blanco y negro a un precio de 24,95€ cada uno. Este es el segundo tomo de la colección que se ha puesto a la venta.

Lo mejor: El sentido del humor. El Maki. Los secundarios.

Lo peor: Esta línea editorial está pensada para coleccionistas, es una edición de lujo, que no invita a lectores ocasionales a probar con ella por el precio.

Para fans de Ivá, para fans del Maki, para los que se quieran reír a carcajadas, para los que quieran viñetas atestadas de texto… Y si no, po fueno, po fale, po no lo compre.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com