Hoy reseñamos dos cuentos infantiles ilustrados, y para ello cuento con la ayuda de la redactora junior plus: Diana, de prácticamente cinco años de edad. Hemos leído dos de las novedades de la editorial La casita roja, La caja sopresa y Rodrigo y su mejor amigo. Veamos qué le han parecido a Diana y luego doy mi propia opinión de estos libros.

Papá: Hola, Diana. Vamos a hablar de los libros que acabamos de leer, ¿te parece?
Diana: Vale.
P: A ver, para empezar, cuéntanos con tus palabras qué pasa en cada uno. Por ejemplo, ¿de qué va La caja sorpresa?
D: Sus padres le regalan a un conejito una caja sorpresa y no la puede abrir. Entonces sus padres le piden que la ponga en el suelo y le da un susto.
P: Ya, pero no hace falta que me lo cuentes entero. Dime más o menos de qué va.
D: Jack (el conejito protagonista) se hace amigo de Zack, que es el que vive dentro de la caja.
P: Es una caja sorpresa de esas que tiene un muñeco que sale con un resorte, que eso los niños que lean esto deben saberlo.
D: ¡Y Zack tiene otro muñeco dentro del sombrero!
P: Sí, es cierto. Y algo más…
D: ¡Los patos!
P: Vale, más o menos nos queda claro. Pasemos al otro libro, Rodrigo y su mejor amigo. ¿Quién es Rodrigo y quién su mejor amigo?
D: Rodrigo es un pájaro, y su mejor amigo es un oso polar que se llama Polario.
P: ¿Y qué hacen ellos en esta historia?
D: Los dos se van a dar un paseo. Rodrigo es un pájaro al que no le gusta nada, pero Polario le construye una casa con la ayuda de sus amigas las hormigas. Para hacerle feliz. Y entonces las hormigas le llevan a un mercadillo para comprar sombreros y entraron y se compraron sombreros…
P: Espera, espera, espera…
D: Y entonces las hormigas estaban haciendo más y más trabajo, y silbaban…
P: Dianaaaa, espera.
D: Y siguieron con un cable y dos bombillas. Y entonces se encontraron un robot vendiendo helados. Y Polario dijo que quería un helado azul para él y otro para su amigo. Y entonces siguieron andando y las hormigas están con estrellas y pinceles. Y le estaban preparando un globo azul y otro rojo. Y se encontraron una albóndiga.
P: Creo que no se están enterando de nada, Diana.
D: Rodrigo le preguntó dónde se encontró la albóndiga y le dijo Polario “por aquí” y Rodrigo le dijo “no te la debes comer”.
P: Nada, ha cogido carrerilla…
D: Entonces le enseñó la casa con luces y bombillas. Y Rodrigo le dijo “Muchas gracias, eres mi mejor amigo”. Y colorín colorado, este cuento se ha acabado. Y por la ventana salió un cohete.
P: Bueno, nos lo has contado todo. Sigh. Entonces ¿cuál te ha gustado más?
D: Los dos me han gustado igual. Con La caja sorpresa me he reído más. Pero en el de Rodrigo salen hormigas.
P: Buen argumento. Entonces, ¿le recomendarías estos cuentos a otros niños?
D: Sí, porque así lo ven. Seguro que les gusta. Pero estos no se los entregues, ¿eh?
P: Jajajajajaja.
D: Papi, tengo hambre.
P: Vale, vengaaa. Muchas gracias por tu ayuda. Seguro que a otros niños les sirve tu opinión.
D: Adiooooos.
Bueno, como siempre, paso a la parte aburrida de la reseña, mi propia opinión. Estamos ante dos libros infantiles de corte diferente pero con un gran acabado. La Caja Sorpresa, es obra de nada menos que Art Spiegelman, autor de la multipremiada Maus. En esta obra nos presenta cómo un niño (conejo) se enfrenta a su último regalo: una caja sorpresa. Jack, que es el protagonista, acabará haciéndose amigo de Zack, que es como se llama el muñeco con resorte que vive en su interior, y que acabará presentándole a otros amigos que ya nos ha avanzado Diana. El cuento deja con la duda de si todo lo que ha vivido Jack es parte de su imaginación o es un poco a lo Toy Story, y los muñecos desaparecen ante la llegada de los adultos. Con un dibujo mucho más afable que Maus, como es de esperar, deja reconocer su sencillo estilo y a pesar de tener una gama de colores muy sencilla con predominio del blanco, es un dibujo que resulta atractivo para los niños. Cada página tiene 2-3 vñetas grandes con poco diálogo, para favorecer a la lectura de los que están aprendiendo a leer.
Nada que ver con Rodrigo y su mejor amigo, en el que apenas veremos un trozo blanco de papel, con un colorido que abarca hasta el último rincón de cada página. Este cuento es obra de Renée French, y ha estado nominada para los premios Eisner, Ignatz y Harvey. Se trata de una historia en la que un pajarito algo gruñón, da un paseo con su mejor amigo Polario, un oso polar. A cada página nos llevan a un escenario diferente, y vemos cómo unas hormigas van transportando cosas aparentemente sin sentido (bombillas, cables, pintura…). Polario es el típico personaje bobo aunque alegre y poco rencoroso con los continuos desprecios por parte de su amigo. De hecho, acaba convenciéndole siempre para todo… Un estilo muy pictórico, colorido y con esa narrativa lineal que ayuda a que los niños sigan pendientes del viaje de los protagonistas.

En definitiva, La Caja Sorpresa y Rodrigo y su Mejor Amigo.

Dos cuentos pensados para niños de 3-6 años, ideales para los que están aprendiendo a leer, por su aspecto vistoso y su facilidad de lectura, con poco bocadillos y palabras que se repiten para que los niños puedan recordarlas. Dos estilos bien diferentes. La Caja Sorpresa es más loco, para niños a los que le llama la atención un mundo imaginativo y pintoresco. Rodrigo y su Mejor Amigo, sin embargo, es ideal para niños a los que les gustan las historias clásicas con un desenlace que ayuda a volver a leerlo para ver qué estaban haciendo las hormigas en la base de las páginas.
Ambas obras están presentadas por La casita roja en su línea La casita nº9, con formato apaisado, con un tamaño de 228×152 mm en cartoné y 32 páginas de extensión y a un precio de 15,95€. La editorial apuesta por cuentos infantiles premiados en diversos festivales mundiales y que pueden servir de presentación al mundo del cómic.
Lo mejor: Cuentos con calidad contrastada, una apuesta segura. Cualquiera que tenga hijos pequeños y haya leído alguna vez con ellos, sabe qué es lo mejor con este tipo de obras…
Lo peor: Al igual que pasa con las películas, tendrás que leerlo más de una vez. Y de dos. Y de tres. Y de…
Para niñ@s de 3-6 años, como introducción al mundo de la lectura, y por qué no, del cómic. Para padres que quieran leer con los más pequeños.
Aquí tenéis un par de vídeos donde podéis ver un poco más de ambas obras:

http://www.eslahoradelastortas.com/blog/media/2017/03/Diana-500x375.jpghttp://www.eslahoradelastortas.com/blog/media/2017/03/Diana-300x300.jpgAlejandro MartínezFeaturedReseñasArt Spiegelman,Infantil,La casita roja editorial,Reflexiones desde Star City,Renée French,Reseñas
Hoy reseñamos dos cuentos infantiles ilustrados, y para ello cuento con la ayuda de la redactora junior plus: Diana, de prácticamente cinco años de edad. Hemos leído dos de las novedades de la editorial La casita roja, La caja sopresa y Rodrigo y su mejor amigo. Veamos qué le...