último niño humanoHoy reseño el primer cómic que leo de la recién aparecida editorial Hirukoa. Siempre es una gran noticia que aparezcan nuevas editoriales que sigan aportando más productos de calidad al lector. Y lo primero que me ha llamado la atención es este El último niño humano, una obra pensada para un público joven, pero que puede resultar interesante para todas las edades. Una versión rejuvenecida del John Carter de Edgar Rice Burroughs de ritmo trepidante y planteando una serie de enigmas que esperemos vayan resolviendo. Atrapado en el planeta Patchwork es el nombre de este primer libro. Se publicó y sigue publicando originalmente como web cómic y en EE.UU. está siendo publicado en formato físico por la editorial Papercutz.

La historia.

último niño humanoEste libro comienza con nuestro protagonista, Erik corriendo por Nueva York en plena noche de un día lluvioso y acaba (supuestamente) en Central Park huyendo de algo que no sabemos qué es. Allí se resguarda de la lluvia y se queda dormido. Al despertar aparece en un mundo completamente ajeno, con criaturas extrañas y comenzará una aventura tras otra, cuando criaturas como Baalikar y su ejército o el Doctor Erase intenten usarlo como entretenimiento para su particular mundo de duelos entre criaturas. Precisamente allí conocerá a Thea, una princesa voladora con alas de mariposa y se tendrá que enfrentar con Morgan, una guerrera a la que había conocido previamente. La acción no da tregua, y continuamente cambiaremos de escenario acompañando a Erik que huye de los peligros e intenta comprender qué ha pasado. La serie es abierta y lleva publicados siete capítulos. En este tomo se recogen los dos primeros.

Los autores.

último niño humanoEl último niño humano está escrito por David Gallaher (High Moon, Deadlands) que ya ha sido nominado con anterioridad a premios Harvey en la categoría de web cómics y ganó uno por High Moon. Con esta obra también han conseguido hasta 4 nominaciones. El trabajo de Gallaher es admirable, pues es capaz de contar una historia que ya hemos leído con anterioridad (la misma John Carter aludida) de chico que llega a un mundo extraño y tiene que intentar sobrevivir y relacionarse con sus habitantes, pero lo hace con un ritmo tan frenético, y dejando suficientes huecos y plantando suficientes semillas para que mantengas el interés por saber qué pasó antes y qué va a pasar con ciertos personajes que sabes que vas a volver a encontrarte en un futuro cercano. No destaca por los diálogos precisamente porque es una obra muy rápida, pero sí me gusta cómo reparte el misterio y sabe mantener la atención.

El dibujo de Steve Ellis (High Moon) es otro aliciente de esta obra, con un estilo muy dinámico, dominando a la perfección la narración de la acción. Usa un entintado con contornos muy gruesos y un estilo muy cercano al videojuego, donde ha trabajado precisamente diseñando los juegos de Breaking Bad (The cost of doing business) y The Walking Dead (Dead Reckoning). Destaca por el diseño de personajes, a cada cual más dispar y con su propia identidad, incluidas algunas razas, y por la espectacularidad en determinadas escenas como la batalla contra el Rozak. Como buen artista digital, usa diseños de página sin espacios en blanco apenas, con fondos muy generosos y una guerra particular frente al color blanco, lo cual no le sienta nada mal, dicho sea de paso.

Ambos autores crearon el estudio Bottled Lightining donde han publicado varias de sus obras online.

En definitiva, El último niño humano.

último niño humanoEstamos ante una obra muy interesante, y un buen cartel de presentación de esta Editorial Hirukoa. La obra se antoja interesante para continuar y aunque el segundo capítulo baja un poco el ritmo impuesto en el primero, te deja con ganas de más lectura. Se estima que Hirukoa continuará publicando los siguientes volúmenes. De momento en EE.UU. llevan publicados siete capítulos (todos los miércoles suben una página) y acaban de sacar a la venta el tercer tomo recopilatorio como este que tenemos entre manos.

La edición de Hirukoa de este tomo 1, Atrapado en el planeta Patchwork, es en cartoné, con un tamaño algo más reducido del cómic americano habitual (lástima, podían haber mantenido el tamaño más habitual), con 80 páginas a un precio de 13,95€.

Es una obra perfecta para iniciar a niños de 9-12 años, aunque puede servir como un buen entretenimiento para lectores de cualquier edad.

Lo mejor: El dinamismo de Ellis en su dibujo. El ritmo trepidante. Las splash page son muy espectaculares.

Lo peor: La sensación de dejá vú. El tamaño.

Para iniciar a lectores jóvenes. Para los que disfrutan con historias de aventuras con criaturas extraordinarias y razas alienígenas. Para darle la bienvenida a Hirukoa y desearle una larga andadura editorial.

http://www.eslahoradelastortas.com/blog/media/2017/02/unico-niño-humano-1-500x705.jpghttp://www.eslahoradelastortas.com/blog/media/2017/02/unico-niño-humano-1-300x300.jpgAlejandro MartínezComic USAFeaturedReseñasComic USA,David Gallaher,Editorial Hirukoa,Steve Ellis
Hoy reseño el primer cómic que leo de la recién aparecida editorial Hirukoa. Siempre es una gran noticia que aparezcan nuevas editoriales que sigan aportando más productos de calidad al lector. Y lo primero que me ha llamado la atención es este El último niño humano, una obra pensada...