¿Sabéis esos actores que siempre hacen el mismo papel? ¿O esos escritores que siempre hacen la misma novela? Bueno, pues con esta reseña y... Reseñas desde Star City: Dad 3. Con los nervios a flor de piel

¿Sabéis esos actores que siempre hacen el mismo papel? ¿O esos escritores que siempre hacen la misma novela? Bueno, pues con esta reseña y la de mañana, me temo estar encasillando como “el reseñador de cómics de divorciados con hijos” … Y es que hoy os hablo de Con los nervios a flor de piel, el tercer tomo de la serie Dad, que nos trae Dibbuks y que para los que aún no la conozcáis cuenta en clave de comedia las aventuras de un padre divorciado con cuatro hijas. Recopilación de tiras cómicas, en formato de álbum europeo. Pero a diferencia de la patria Custodia compartida, o la también francesa Una semana de cada dos, Dad nos plantea una situación a la que no estamos demasiado acostumbrados.

La historia.

Dad es el padre una familia poco al uso. Se trata de un hombre de mediana edad, de profesión actor, con cuatro hijas a las que cuida solo, hijas de varios matrimonios. Pandora es la hija mayor, la aparentemente más responsable, pero que ayuda bastante poco en casa; Ondina, la adolescente con hormonas en plena efervescencia y prioridades muy claras y frívolas hasta la saciedad; Roxane, de nueve años y con una madurez por encima de lo habitual a su edad, y curtida a la fuerza; y Bebeatriz, el bebé de la casa, dependiente por completo todavía. Pero lo que llama la atención de este Dad es que el padre es el que tiene la custodia de las hijas, y recibe la pensión alimenticia (o debería recibirla) por las madres. Una visión diferente que provoca algunas situaciones muy divertidas y que plantean una serie novedosa, dentro de un género que cada vez va adquiriendo más identidad propia.

Los autores.

Dad es obra de Bruno Chevrier, conocido artísticamente como Nob. Francés de nacimiento y autor de otras obras publicadas por Dibbuks como Marieta. Los recuerdos de Naneta o La cocina de Naneta, o la serie Mon ami Grompf que cuenta incluso con una serie de animación.

La obra está planteada como tiras cómicas autocontenidas en cada página, con 8-10 viñetas por página, y como suele suceder en este género (lo mismo que contábamos en Custodia compartida o lo mismo que pasa en tiras clásicas como Calvin & Hobbes o Liberty Meadows) algunas tiras suelen tener varias páginas dedicadas a una misma situación, como en este tomo vemos ante la visita de Rosa, la madre de Ondina o con el ataque de acné por ansiedad de Dad. Con un sentido del humor muy blanco y con la recurrente mala situación económica del padre, que sufre los retrasos de las ex a la hora de pagar la pensión alimenticia de las niñas.

A la situación poco habitual de ver a un padre divorciado haciéndose cargo de todas sus hijas, se le suma el choque generacional y de género con las niñas. Aun así, sorprende ver la soltura con la que se desenvuelve el protagonista, aunque alguna que otra vez tenga algún olvido del que siempre consigue salir airoso.

Las ex son variopintas: Rosa es alocada y una actriz con cierta fama que atraviesa un mal momento; Cathy, la madre de Pandora parece tener un cargo importante en el ayuntamiento. No obstante, con todas guarda una buena relación y no se ven escenas de peleas como en otras obras de este estilo. Sí una sana y divertida serie de argucias para quitarse de en medio a Rosa cuando se apalanca en la casa, y su no menos divertida venganza…

El estilo gráfico es muy cartoon, con tonos pastel y un trazo fino y complejos escenarios de fondo, que son poco habituales de ver en este tipo de obras. Lo normal en las tiras cómicas es ver personajes más o menos definidos, pero con fondos poco desarrollados, pero aquí Nob no deja nada de lado, y no repara en dibujar el cuarto de las niñas con hasta el último detalle y hasta el último pomo de cada cajón del armario de la ropa. Algo que se agradece y que le da mucha contundencia a las páginas.

En definitiva, Dad 3: Con los nervios a flor de piel.

Dad es una colección de tiras cómicas en formato europeo, con álbumes de 22,5×30 cm. Una nueva oportunidad de ver el nuevo modelo de familia tan extendido hoy en día de padres divorciados con hijos, con la peculiaridad de ser una serie en la que es el padre el que se hace cargo de las niñas y el que tiene que pelearse con sus ex para recibir la pensión alimenticia y hacer los malabarismos para llegar con éxito a fin de mes. Serie de humor blanco y elegante con tono alegre y optimista.

Con los nervios a flor de piel es el tercer tomo de la serie y está presentado en un álbum de 22,5×30 cm, y 50 páginas a un atractivo precio de 12,5€.

Lo mejor: Como suele ser habitual, Ondina, la adolescente suele ser la más divertida.

Lo peor: No conectar con el tono de la serie.

Para divorciados con sentido del humor. Para ver una serie diferente en la que el amo de casa es el padre. Para los que lleguen con apuros a fin de mes, porque “mal de muchos consuelo de tontos… pero consuelo al fin y al cabo”.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com