Hace unos meses, el amigo Raúl Martín, colaborador del imprescindible podcast La órbita de Endor, nos pedía a los torteros Mario y yo mismo...

AUG120461P_1Hace unos meses, el amigo Raúl Martín, colaborador del imprescindible podcast La órbita de Endor, nos pedía a los torteros Mario y yo mismo nuestra opinión sobre una obra de Image de título Bedlam. Ambos reconocimos que no la habíamos leído, y la apuntamos a nuestra pequeña montaña de cosas pendientes de leer, pues sus impresiones eran bastante buenas. De hecho, podéis leer aquí un artículo que escribió al respecto en su blog, Karmacomic. Ha pasado tiempo, pero ahí tenía la espinita clavada y la semana pasada por fin decidí darle una oportunidad a ver que tal. Para mi gusto, la intención es muy buena, tiene aciertos muy evidentes, pero después de leer un par de números, reconozco que no es el tipo de serie que me atrae. Y ahora explicaré por qué.

Bedlam 6La obra.

Bedlam es una serie de Image comics, escrita por Nick Spencer (Morning Glories, Ladrón de Ladrones) y dibujada por Riley Rossmo (Rebel Blood). La historia parte de una escena del pasado en la que se nos presenta a un psicópata asesino en serie malo malísimo, de nombre Madder Red (Rojo Carmín), un villano cruel sin capacidad de sentir nada a lo Joker, mezclado con la pomposidad y la teatralidad de V (de Vendetta). La siguiente escena nos presenta al personaje del presente Fillmore Press, un tipo de aspecto casi tan enfermizo como Madder Red, y con un paralelismo con el villano que hace pensar que tiene que haber una relación entre ambos. Poco a poco nos iremos enterando de que Press ha sido sometido a unos experimentos con su cerebro y lo veremos intentando colaborar con la policía Ramira Acevedo. Y hasta aquí puedo leer… porque no he seguido leyendo más. Por lo que había leído de la trama, supongo que lo que me falta es cuando empieza a colaborar con la policía en plan serie procedimental clásica tipo El Mentalista, Bones, etc etc.

El guión es confuso pero contundente, juega precisamente a confundir, usa (y casi diría que abusa, en algunas ocasiones) unos diálogos densos, a veces demasiado explicativos y dibuja una serie de personajes, con eficacia, aunque poca originalidad. Ciertamente Madder Red no es el villano más sorprendente de la historia de la narrativa de cualquier tipo, se nos vienen a la mente cientos de referencias, algunas muy cercanas al medio como la de los personajes que he mencionado antes. Visualmente es otro asunto, pero en cuanto al personaje en sí, no me sorprendió mucho.bedlam3

El dibujo de Rossmo es un dibujo difícil, sucio, con un uso de blancos y negros mezclados con color que siempre resulta efectivo, especialmente en las escenas de Madder Red, en los que solo vemos rojos, pero con un estilo que si bien no entra fácilmente, necesitas tu período de adaptación como pasa en otras series, y se me viene a la mente el trabajo de Travel Foreman en los primeros números de Animal Man de Jeff Lemire. El dibujo de Rossmo cuesta un poco asimilarlo, pero una vez te acostumbras a él, tiene una narrativa correcta y encaja bien con el tipo de historia sórdida y oscura.

bedlam-vol1-cov-web¿Por qué no me ha gustado?

Al contrario que a Raúl, a mí la historia no ha terminado de engancharme. Y tal vez penséis que le he dado poco margen de error, porque solo he leído dos números, pero tengo que decir que el primer número es doble, con 56 páginas, así que es como si hubiera leído tres números. Pero no, no ha terminado de llegarme. Los personajes los encuentro bien construidos pero sin un atractivo suficiente. Tal vez el tener tan reciente la relectura de Colder, de Paul Tobin, con un personaje también similar, sin moral y despiadado, haya influido; o que esa estructura de historia tan densa , con esas páginas de diálogo que a veces se atragantan, ese llegar al final del segundo número sin una idea clara (aunque para los que llevamos años leyendo historias ya tenemos un sexto sentido para adivinar por dónde deben ir) de adónde nos van a llevar o «de qué va la serie». Sea como sea, no ha mantenido mi interés para terminar el primer arco o volumen. Me ha confundido demasiado esa mezcla de la historia de Madder Red, con los experimentos con Press, cómo se enfrenta a los ladrones/matones y cómo se obsesiona con la policía Acevedo y se entrega como autor de un crimen que no ha cometido para poder colaborar con ella. bedlam01_page4Es cierto que Image es una editorial que da una libertad a los autores y en la que podemos encontrar historias más complejas de lo habitual, pero creo que Spencer buscaba una historia a lo Se7en, pero con la teatralidad y los uniformes heredados del género superheróico (el traje de Madder Red es un ejemplo), que llamen la atención de muchos tipos de lectores. Porque de hecho, no sé si será solo a mí, pero el estilo de personajes estilizados, altos y delgados de Rossmo me ha recordado a algunas series de manga tipo Death Note o incluso la no tan lejana a esta MPD Pscyho. Supongo que será casualidad pero podría ser desde un homenaje a un intento de captar a distintos lectores para esta obra.

La serie aún no ha sido editada en España, aunque dadas las buenas críticas que ha acumulado en EE.UU. y la popularidad de Spencer en España gracias a su Morning Glories (editada por Panini) tal vez no tardemos en ver un volumen recopilando los 11 números que hay publicados en EE.UU. Tal vez le de alguna oportunidad un poco más adelante, pero de momento, dejo aparcada esta Bedlam. Lo siento, Nick.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com