X. Volumen 1: Feroz Guión: Duane Swierczynski  Dibujo: Eric Nguyen Edición: Colección Aleta Comics Formato: Rústica. 136 páginas. Precio: 12,95€ Editorial: Aleta Ediciones   Atención: Esta reseña contiene...

XX. Volumen 1: Feroz

Guión: Duane Swierczynski 
Dibujo: Eric Nguyen
Edición: Colección Aleta Comics
Formato: Rústica. 136 páginas.
Precio: 12,95€
Editorial: Aleta Ediciones

 

Atención: Esta reseña contiene imágenes de alto contenido violento. Que las disfruten.

Con la llegada de la década de los ochenta, los tebeos de superhéroes se llenaron de violentos personajes, que lejos de causar daño a sus oponentes, ya fueran inocentes o villanos, iniciaron un largo recorrido por ver quién terminaba siendo el más pendenciero.

Creo que la violencia gráfica es una manera de expresión tan válida como cualquier otra, pero siempre dentro de un contexto adecuado y acorde con lo que se quiera contar.

Me explico. Prefiero ver antes una película cuyo lenguaje visual necesite mostrar la violencia lo más cruda posible (incluso real y psicológica) que otra cuya violencia sea gratuita. Es decir, disfruto viendo El Padrino II o Taxi Driver (incluso la aburrida Drive) antes que con cualquier sandez tipo la trilogía Los Mercenarios.

x1

Lo mismo se puede aplicar al mundo del cómic, y de los superhéroes en particular. No es lo mismo el uso inteligente de la violencia (a nivel de guión y gráfico) con la cual trató Frank Miller en su primera etapa en Daredevil, que cualquiera de los infinitos tebeos que regaron los noventa con sus héroes oscuros cuyo único sentido era agredir al malvado de turno lo más rápido posible y con la mayor contundencia posible, sin dar explicación alguna.

Nos encontramos en la ciudad de Arcadia, ciudad asolada por la corrupción política e institucional, el crimen organizado, las drogas, la extorsión, la guerra de bandas, donde la policía es la guardia personal de los grandes capos que dirigen la ciudad. Nadie se atreve hacer nada para remediarlo, hasta que una moderna leyenda urbana se instala en la mente de los habitantes de Arcadia, un vengador y asesino de criminales llamado simplemente X.

X_poster_WonCon

Personaje creado para Dark Horse en 1993 por Joe Phillips y Wade Von Grawbadger, en su intento de crear un universo superheroico, esta retorcida vuelta de tuerca del Castigador marveliano (con un toque de Spawn), obtuvo una relativa fama gracias a Steven Grant y Doug Mahnke en la primera colección regular del personaje en 1994, hasta que años después se unió a sus compañeros de editorial en el olvido.

Veinte años después de su nacimiento, Duane Swierczynski (El Castigador, X-Force) y Eric Nguyen (Batman) recuperan el manto del justiciero en 2013, para recorrer de nuevo las calles infestas de la decadente Arcadia, donde X no tiene ningún remordimiento en destripar, triturar huesos, deformar rostros y matar sin contemplaciones a todo aquel que no sea un buen ciudadano, utilizando los métodos más sanguinarios posibles, realizando una bacanal de vísceras que haría las delicias de los aficionados a las Snuff Movies.

x2

O lo que es lo mismo, X no tiene más motivación que matar por matar. Y por ello, este primer volumen llamado Feroz, editado por Aleta Editorial, es una serie de páginas repletas de descontroladas viñetas llenas de disparos, persecuciones, villanos de maldad impasible, policías corruptos, atormentados por un vigilante cuya única misión es borrarlos del mapa. Y esa es todo.

Con esto no quiero decir que sea un mal tebeo, que no los es, sino que no está dirigido para mi. Prefiero un tebeo violento como podía ser cualquiera de Predicador, donde al menos la violencia está justificada y al final es cómica, pero en X: Feroz, toda esta sustancia brilla por su ausencia. Aunque su obsesión por hacer morcillas y salchichas con la carne de sus víctimas, me ha resultado muy graciosa.

x3

Swierczynski guionista un lapso relato de venganza, poco original todo sea dicho, donde la única figura cuerda es una joven periodista llamada Leigh, que mediante su blog trata de descubrir toda la maldad que esconde las oscuras esquinas de Arcadia, además de jugar con la búsqueda de la identidad que se esconde detrás de la máscara de X, obsesión compartida por todos los grandes capos. Por ello, creo que con un poco más de ambición, podíamos leer un tebeo mejor escrito, con más trasfondo e historia, más allá de la nueva manera de matar al delincuente elegido.

Tan poco ayuda el torpe, e intencionado, trazo descuidado y salvaje de su dibujante, Eric Nguyen, artista ideal para esta historia, que recrea con visceral detallismo todas las barbaridades que realizan tanto X cómo sus contrincantes, a veces muy cercano al sadomasoquismo que a la venganza de un superhéroe pasado de vueltas.

X-Eric-Nguyen

A pesar de todo, es una lectura coherente, con una falta de ambición, pero divertida en su totalidad, que gustará a todos aquellos que buscan una evasión fácil de comprender, sin mayor trascendencia que ver borbotones de sangre por todos lados.

Avance de X: Feroz.

Compartir:

Marcos Miguel González "Markitos"

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com