LA VIUDA NEGRA: El nombre de la Rosa       Guión: Marjorie Liu Dibujo: Daniel Acuña Edición Original: Enter The Heroic Age, Black...

LA VIUDA NEGRA: El nombre de la Rosa
 
 

 

Guión: Marjorie Liu
Dibujo: Daniel Acuña
Edición Original: Enter The Heroic Age, Black Widow v6. 1-5 USA
Formato: Tomo. 136 páginas.
Precio: 12,00 €
Editorial: Panini

La más que eficiente sucesión de plumas que se han hecho cargo de las carnes de Natasha Romanov en el pasado (Greg Rucka, Richard K. Morgan, Paul Cornell) culmina en El nombre de la rosa con una novelista, Marjorie Liu, haciendo lo imposible: superar a todos los anteriores en intensidad, crudeza y pasión, que no es poco.

La otra parte del equipo ha puesto la forma y el color en exquisita combinación, como ya es habitual en Daniel Acuña; una representación donde prima el color y la forma sobre la línea, y que tiene su máxima expresión en los encuentros físicos entre la Viuda Negra y todo el elenco de personajes que la ponen a prueba en este cómic: desde una Elektra desatada y menos letal de lo esperado, pasando por mercenarios, ciborgs, antiguas compañeras de baile y versiones femeninas de malos con buena puntería, hasta llegar a ese villano definitorio y perverso, heredado de los primeros tiempos del telón de acero.

“Matar gente es fácil. Hacerles sufrir es un arte”. Nada como una historia de hombres y mujeres con un código ético en paralelo al del sistema para insistir desde las páginas de un cómic de espías en la ambigüedad de algunos ¿superhéroes?. Porque, cuando algo torna personal, qué importan las reglas; más aún, qué importan algunas vidas. Natasha Romanov ama y mata en consecuencia.

Cómo no caer rendido ante el relato de una venganza apasionante, perfectamente ejecutada por una profesional. La Viuda Negra es músculo que se desgarra, cuerpo que sangra, alma que lucha por no perderse en el camino. Un duelo esencial -consigo misma y con las consecuencias que trae tener demasiados secretos- que pone a prueba relaciones. Algunos comprenden y aceptan a la criatura tal y como es (Lobezno); otros buscan el vínculo marital (Capitán América) pero no terminan de llegar a la dama. ¿Se basta ella sola?

El nombre de la rosa es retrato psicológico del bueno. Ambiguo. Magnético. Preciso. La evidencia hecha viñetas de que, en buenas manos, un personaje notable puede ser sobresaliente.

Compartir:

elisa.g

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com