Saludos, queridos lectores. Tenemos hoy una cosilla titulada The League of the Extraordinary Gentlemen, firmada por los señores O’Neill y Moore.

Quizás os suenen.

Planeta Cómic nos trae la segunda historia de la saga en este segundo tomo. Con una portada preciosa y con un punto de tristeza melancólica, se nos ofrece una nueva versión de La Guerra de los Mundos.

Empecemos por la edición, si os place. Tapa dura, rugosa,  elegante y sobria. Con un montaje que hace que nuestros ojos vayan directos a ese globo, a ¿esa niña? que parece haber llegado aquí escapándose de las páginas del tebeo. Preciosa.

la liga de los caballeros extraordinarios

Tras la portada tenemos los cómics. Vaya, Lamastelle-san, qué listo eres, ¿eh? Es que eso me da pie a decir que tras el cómic tenemos los extras. Los bonitos y deseables extras. Que constan de:

  • Galería de retratos de los protagonistas, al estilo decimonónico, por supuesto.
  • Una novela corta ( no tan corta ) titulada El Nuevo ALMANAQUE del Viajero. 50 páginas ilustradas y maquetadas al estilo de la época. Quizás os cueste un poco leerla debido al tamaño de la letra y a la maquetación a tres columnas. Aprovechad las falsas portada y contraportada para buscar todas las referencias que Moore y O’Neill nos regalan.
  • Juegos de los que rellenaban las antiguas revistas. Un tablero de la Oca, ilustraciones para colorear, instrucciones para hacer un Nautilus doblando papel, las portadas de los fascículos…Cositas bonitas para completar el tomo.

Pasemos al tebeo propiamente dicho. Tenemos dos historias, la que ocupa el primer capítulo-fascículo y la que ocupa el resto.

El primer capítulo transcurre en Marte. Una guerra entre diferentes especies termina con la invasión de la Tierra. ¿Espóileres? Lectores queridos, la novela original es de 1898. todos sabéis lo que pasa y como termina. O eso creéis…

La historia está ambientada en Marte….Y los personajes hablan casi todo el tomo en marciano. Que no nos traducen. Recuerdo que la primera vez que leí esta historia pensé: ****, qué ****s tienen estos autores (y el editor que se lo dejó hacer, claro). Unos diseños y dibujos preciosos.

La mayor parte de la historia nos cuenta la invasión alienígena de la Tierra. No estamos ante una historia de aventuras o de acción. Tenemos un grupo dividido, en diferentes luchas y búsquedas. Pero la mayor parte de la historia parece casi costumbrista. Nuestros héroes deben ir a “un sitio” y conseguir “algo”. Durante ese viaje Quatermain y Harker profundizan en sus relaciones. Y de ellos puede depender que Albión venza en esta guerra.

Tenemos a Hawley Griffin  y a Edward Hyde en una historia paralela que no dejará indiferente a ningún lector. Por su crudeza principalmente.

Y es que no estamos ante una historia para niños. En este tomo tendremos sexo y muerte. Estamos en una guerra y O’Neill nos lo va a mostrar. Habrá muertos, huérfanos,viudas…

¿Estamos entonces ante una historia de guerra? En cierto modo, pero veremos más los efectos en la retaguardia y en los civiles que una lucha directa.

Moore nos ofrece varios finales, cerrando las diferentes líneas argumentales. Y ninguno está lleno de esperanza o de fe en el futuro. Quizás el personaje menos afectado es Nemo. Los demás sufrirán drásticos cambios en sus vidas.

No estamos, repito, ante un tebeo sencillo. Escenas crudas sobre cosas duras que hacen de este un tebeo adulto.

¿Y el dibujo?

A nivel de fantasía e imaginación solamente podemos decir que O’Neill tiene de sobra. Me encantan especialmente los preciosos diseños de esos trípodes…

Un dibujo que nos recuerda a los grabados de la época, a base de pequeñas líneas. Un color que destaca muchísimo en una historia ambientada principalmente en interiores y de noche.

Destacaría especialmente:

  • Las batallas en Marte, con sus marcianos. Tan diferentes entre ellos como las especies terrestres.
  • Los efectos del rayo de calor de los trípodes.
  • Las escenas del hombre invisible. Sí, puede parecer un contrasentido, porque  es invisible. Pero son, a nivel narrativo y visual (otra cosa es lo que pase a nivel de guión), preciosas.
  • Las viñetas panorámicas. Ocupando una página entera o la mayor parte de dos páginas.

Hay un par de detalles que no me terminan de convencer. Lo más grave (para mí) es la tipografía. Entiendo que sea escrita a mano como lo que es, la decisión de los autores. Pero para gente con gafas gruesas puede ser muy cansado leer la obra de un tirón. Y temo que a mis años me encontraré más y más con cómics donde me pase esto, sniff…

A nivel de guión tenemos una cosa que no es un fallo, pero que puede echar a perder parte del trabajo de Moore. Hay referencias a obras literarias que, quizás, no forman parte del bagaje cultural estándar del lector español. Afortunadamente, esto no nos impide entender la historia.

¿ Por qué leer The League of Extraordinary Gentlemen?

Buena adaptación de los clásicos. El maravilloso primer capítulo. Los diseños alienígenas de O’Neill.

¿ Por qué no leer The League of Extraordinary Gentlemen?

Buscas una historia para niños o jóvenes, sencilla y con aventuras. Te entrarán ganas de releer todo lo de Wells (y te llevará mucho tiempo).

http://www.eslahoradelastortas.com/blog/media/2016/12/la-liga-de-los-caballeros-extraordinarios-500x817.jpghttp://www.eslahoradelastortas.com/blog/media/2016/12/la-liga-de-los-caballeros-extraordinarios-300x300.jpgLamastelleFeaturedHeadlineReseñasAlan Moore,Kevin O'Neill,La Liga de los Caballeros Extraordinarios / The League of Extraordinary Gentlemen,Planeta Cómic,Reseñas
Saludos, queridos lectores. Tenemos hoy una cosilla titulada The League of the Extraordinary Gentlemen, firmada por los señores O'Neill y Moore. Quizás os suenen. Planeta Cómic nos trae la segunda historia de la saga en este segundo tomo. Con una portada preciosa y con un punto de tristeza melancólica, se nos...