THE BOYS Nº2: MOJA Guion: Garth Ennis Dibujo y Tinta: Darick Robertson y Peter Snejbjerg Color: Tony Aviña Edicion Original: Recopila The Boys trade...

THE BOYS Nº2: MOJA

Guion: Garth Ennis
Dibujo y Tinta: Darick Robertson y Peter Snejbjerg
Color: Tony Aviña
Edicion Original: Recopila The Boys trade paperback nº2 ‘Get Some’ (7-14) y Glorius Five Year Plan (11-14),’Dynamite Entertainment’.
Formato: Rustica,192 paginas.
Editorial: Norma Editorial
Precio: 16 €

Continúan las peripecias del equipo de Garth Ennis. En el tomo que nos ocupa, los chicos dirigidos por el Carnicero van asentándose en su particular misión de velar por los superhéroes a base de humor bestia y violencia sana. Todo ello a lo largo de dos arcos argumentales aglutinados en este tomo, editados originalmente por Dynamite Entertainment. Esto significa la toma de contacto con la nueva editorial tras la polémica cancelación de la serie por parte de DC/Wildstorm.

Los arcos argumentales recopilados en el tomo empiezan a marcar el camino por donde se dirigirán los chicos del Carnicero. El favor que le pide un excéntrico amigo del Carnicero llamado La Leyenda, sirve como punto de arranque de lo que será el primer arco argumental y que da nombre al tomo que tenéis entre manos, Moja (#7-10). Billy Butcher (alias Carnicero) junto con el entrañable Wee Hughie, se centran en investigar la muerte de un desconocido. Pronto se descubre que no todo es como parece. La relación del fallecido con un superhéroe en horas muy bajas, significa la salida a la superficie de las miserias morales y materiales que desprende el mundo que les rodea. No hay nada heroico ni altruista, Wee Hughie va descubriendo que todo es mera fachada y que la investigación no deja de ser una razón más para sumarse al plan que tiene entre manos el Carnicero. Los iconos que reinan el mundo no son lo que vemos en realidad, una percepción que no tardará en reafirmarse cuando el equipo viaje para cumplir una misión en Rusia. La muerte en extrañas circunstancias de unos superhéroes locales seguirá mostrando la triste realidad. La amoralidad y los intereses corporativos de los llamados superhéroes no es algo puntual, sino algo global, como descubrirán muy a su pesar Butcher y su equipo en ‘Glorioso Plan Quinquenal’ (#11-14). Lo que hay dentro de un simple almacén en Moscú, acelerará los acontecimientos y desvelará el siniestro plan que se ha puesto en marcha….

Garth Ennis y Darick Robertson, le siguen cogiendo el pulso a la serie. Si en los primeros números se centraban en las respectivas presentaciones de los personajes e intenciones, aquí ya nos vamos encontrando como los autores empiezan a darle cuerda al juguete que tienen entre manos. Garth Ennis, el conocido guionista de Predicador o Hitman, empieza a dosificar y planificar una trama fiel a su estilo. El irlandés no engaña a nadie y empieza a cimentar los próximos 5 años de serie con calma, a base de arcos argumentales cortos, donde puede jugar mejor con sus chicos y la enorme bomba de relojería que ha puesto en marcha.

En el aspecto grafico Darick Robertson, dibujante de la exitosa Transmetropolitan, sigue demostrando lo profesional que es. Se trata de un artista que sabe mimar el guión, juega y adapta su estilo a cada momento. Combinándolo con una gran caracterización y mejor narración, se convierte en el compañero de viaje ideal para este tipo de travesías largas, pese a la pequeña colaboración del danés Peter Snejbjerg, eficaz dibujante de Starman o Midnighter, en algunos momentos de ‘Glorioso Plan Quinquenal’.

The Boys es lo que es, entretenimiento puro y duro pero no nos dejemos engañar por la fachada hiperviolenta y gamberra que caracteriza toda obra de Ennis. ¿Que aquí nos vamos a encontrar con la marca del irlandés? Naturalmente, esos desternillantes encuentros con La Leyenda o con el superhéroe Tek-Knight,y muy especialmente con Salchicha de Amor y la pequeña Nina (leedlo si queréis saber de qué hablamos), son memorables. Más aun si Darick Robertson se suma en el aspecto gráfico (¿quienes son los vendedores de la tienda de comics?). Está claro que cuando mejor funcionan ambos autores es cuando una serie es suya, y más especialmente cuando no tienen ni injerencias ni estúpidas políticas editoriales como pudieron descubrir a su pesar cuando DC/Wildstorm les canceló la serie siendo un completo éxito. Claro que después de saber que han adquirido los derechos para su adaptación cinematográfica y que el éxito sigue creciendo, a los directivos de DC/Wildstorm, no les debe de haber hecho mucha gracia la decisión que tomaron.

A Garth Ennis no le gustan los superhéroes y en The Boys, no deconstruye el mito como hicieron muchos, simplemente lo destruye. Y es aquí donde encontraremos al mejor Ennis, en las reflexiones que plantea, los temas que trata, la realidad tan contundente que nos muestra y muy especialmente, en la humanidad de los personajes. Ahí es donde radica uno de los puntos fuertes de la serie, las motivaciones y las historias que mueven a cada miembro del grupo, muy especialmente de Billy Butcher y, quizá, el trágico destino que le espera. Y es aquí donde un buen dibujante como Darick Robertson ayuda a conectar con los personajes.

Tras las dos últimas e inquietantes páginas que se recogen en este tomo y que sintetizan la esencia de la serie, la bolita de nieve que empezó a rodar en el primer número, se ha convertido en una bola de hormigón tras superar el primer año. ¿Y el futuro? No puede ser mejor, agendas ocultas y orígenes secretos, regresos inesperados y encuentros no programados y (atentos)… un romance.

Compartir:

Iván González

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com