Saludos, queridos lectores. Hoy tenemos una joyita para coleccionistas y completistas. Pasad y tomad asiento. Espero a unos amigos que se retrasan. Es que... Reseña: Spirou y Fantasio. Integral  1 Franquin 1946-1950.

Saludos, queridos lectores. Hoy tenemos una joyita para coleccionistas y completistas. Pasad y tomad asiento. Espero a unos amigos que se retrasan. Es que vienen desde Bélgica, ¿sabéis? Ah, el timbre. A ver…. si, son ellos. Pasad, chicos. ¿Qué tal, Spirou? Hola Fantasio. Spip, ¿cómo has crecido? Toma, una avellana.

Reseñamos hoy un tomo pensado para coleccionistas y fans de Spirou. Dibbuks nos trae los primeros trabajos de Franquin con este personaje. 208 páginas recopilando su obra entre 1946 y 1950 en un Integral 1 (de 8).

«¡No iréis a publicar eso!» parece ser que dijo Franquin refiriéndose a la recopilación de sus primeros trabajos con Spirou. Spirou, un personaje que todo el mundo considera creado por él, aunque tal honor recae en Rob-Vel. Aunque el Spirou que todos conocemos si fue obra de Franquin.

Dejadme que os comente algo de los planes de Dibbuks sobre el personaje. La idea es terminar publicando todo el universo de Spirou en castellano. Pero en una serie tan larga se corre el riesgo de empezar a publicar las obras que menos se adapten a los gustos actuales. Para evitar eso, Dibbuks ha  ido editando por etapas y autores sueltos. Como si dijeramos, «a saltos».

Por ahora tenemos cubierto el periodo 1980-1999. Y con este tomo empieza la publicación de los 8 tomos en los que se repartirá la obra de Franquin, que deberían cubrir los años 1946-1968. Los autores más modernos irán saliendo poco a poco, según se espera.

Sin olvidar los álbumes que salen a día de hoy. Y las ediciones anotadas. Y El pequeño Spirou… No nos podemos quejar, la verdad.

Y eso nos deja con los dos primeros autores, Rob-Vel y Jijé. La intención de los editores es terminar sacándolos, aunque sin fecha  prevista. Teniendo en cuenta que esta colección integral se alterna en el tiempo (y en los recursos monetarios de los lectores) con los tomos actuales y la serie de «Una aventura de Spirou por… pues supongo que, irónicamente, las primeras historias serán las últimas en ser publicadas.

Después de todo, estamos hablando de historias de hace más de 70 años. Muy alejadas de la estética y gustos actuales. Y con esto retomamos la reseña de este Integral 1.

SpirouEmpecemos por el contenido. Tenemos una presentación del autor, con sus primeros bocetos y los dibujos que le publicaron en una revista juvenil…a los 11 años. Interesante pero muy cortita para mi gusto. Enseguida empezaremos con las historias. Habrá más páginas informativas (con textos y portadas) a lo largo del tomo, pero repito que se me ha hecho muy corta esta parte.

Y empezaremos con historias cortas y sencillas, de una única página. De la época en la que las revistas no tenían portada, sino que esa primera página incluía una historia más. Poco a poco las historias se alargan, los guiones se complican, los chistes visuales son más largos y trabajados, las viñetas crecen y se llenan con más detalles…

La edición cronológica nos permite seguir y apreciar esa evolución del autor y de los propios personajes. Seguimos teniendo historias sencillas y más o menos lineales, que mezclan el humor blanco y a veces ingenuamente infantil con escenas  que hoy en día serían censuradas o criticadas por enseñar armas o violencia. Incluso la colonización y la separación por el color de la piel aparecen en una de las historias largas. Spirou y los pigmeos es una obra de 1949, hija y testigo de su época.Pero ya se nota en esta historia el talento del autor. Las escenas con el leopardo encontrado en el campo y su viaje a la ciudad son maravillosas  de lo mejor del tomo. Pero claro, yo soy un fan rendido de La fiera de mi niña, así que no soy muy imparcial.

Pasemos al dibujo. Un vistazo casual al tomo podría echarnos para atrás. Se ve un dibujo sencillo, viejo, incluso abocetado. Pero es que es un dibujo de, literalmente, otra época. Pensado para una revista semanal e infantil, donde  no se pedían grandes alardes. El tono heredado de los cortos de animación está muy presente en las primeras páginas, perdiéndose poco a poco. Si comparamos las primeras páginas con las últimas notaremos de golpe esos cambios, esas transiciones, que los lectores de la época notaron de manera mucho más suave, leyendo a lo largo de cuatro años y no en una tarde como nosotros.

Parte del material es inédito, publicado por primera vez en español (bueno, Lamastelle-san, eso es lo que significa inédito, ¿no? 🙂 ).

El color es muy correcto. Se ve raro en algunas páginas, donde hay «manchas» de color. Esto es debido al origen de esas historias. Se nota un tono como de papel de periódico, de gramaje de baja calidad. Donde más se nota en en las cabeceras de las primeras historias, con el título de la revista y la cara de Spirou. Pero se agradece que se haya mantenido ese color, porque después de todo, así eran entonces los tebeos.

Spirou

La traducción me ha parecido buena, sin errores ni expresiones que suenen extrañas. Ya sabemos lo aficionados que son a veces los autores francófonos a los juegos de palabras y los dolores de cabeza que eo le causa a los traductores.

Por cierto, la traducción es obra de Lorenzo F. Diaz.

Para terminar el tomo, tenemos dos páginas con el plan de edición de Dibbuks. ¿Recordáis el tocho que os hice leer un poco más arriba? Pues aquí tenéis los integrales previstos….Y el contenido de cada uno de esos integrales. Si todo va bien, tendremos 18 tomazos dedicados a Spirou y a su mundo ( no nos olvidamos de tí, Fantasio).

Hay un detalle minúsculo que sin embargo quiero comentaros. Aquí somos, además de reseñadores, lectores. En alguna de las columnas de información (solamente un par de ellas entre las más de 200 páginas) el fondo y el texto no tienen mucho contraste. Nada que impida la lectura, pero si he tenido que acercarme un poco más al tomo para leerlo.

¿Por qué leer Integral Franquin 1?

Te gusta el personaje. Te gusta el autor. quieres tener la obra completa de Spirou. Quieres saber cómo era el cómic frangobelga de la postguerra.

¿Por qué no leer Franquin 1?

 Buscas un tomo para niños.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com