Shaolin Mutants Guión y dibujo de Pere Pérez Aleta Ediciones 2015 Supongo que ya habréis leído aquello de que Shaolin Mutants es la obra...

Shaolin Mutants portada

Shaolin Mutants
Guión y dibujo de Pere Pérez
Aleta Ediciones
2015

Supongo que ya habréis leído aquello de que Shaolin Mutants es la obra más personal de Pere Pérez, pero normalmente cuando se habla de obras personales, se tiende a hacia lo íntimo y hasta lo experimental. Este no es el caso de Shaolin Mutants, una obra para la que el autor ha tenido que buscar tiempo en los pocos huecos libres que le deja su trabajo en las distintas series de Valiant, pero que me arriesgaría a decir que ha sido tiempo invertido con gusto, ya que al leerlo da la sensación de que vuelca sin apenas filtro una completa colección de sus filias.

Shaolin Mutants nos cuenta la historia de Leroy, el hijo de un monje y una monja Shaolin asesinados por los mutantes cuando éste era un niño. Al inicio de la historia lo encontramos trabajando en un restaurante en un mundo tras una gran guerra dominado por los mutantes. Pero algo sucederá que le hará abandonar su pacífica vida y retomar el camino del kung fu.

Shaolin Mutants grises

La aventura de Leroy es solo una excusa para que Pere Pérez despliegue todo lo que le gusta: el kung fu, el cine de artes marciales con todo lo bueno y lo malo, dinosaurios, malos malísimos, tintes de postacalipsis… Se puede leer por ahí que Shaolin Mutants surgió de una de esas sesiones de cervezas en las que vuelan las ideas y suelen quedar en el aire. Este no es el caso, ya que finalmente de la mano de Aleta Ediciones, lo hemos podido ver materializado en un tebeo sincero y sin pretensiones. No quiero incidir mucho más en el hecho de que la la publicación de este comic se debe a un empeño personal de Pere Pérez, pero creo que es necesario mencionar que incluso recurrió al crowdfunding para poder llevarlo a cabo.

Tanto el argumento como el desarrollo están plagados de tópicos del cine de artes marciales mezclados con cariño con algunos toques de manga y otras referencias del frikerío. Tenemos las inevitables escenas de entrenamiento, las peleas de bar, el personaje femenino de armas tomar, la pelea final con el malo malísimo, un padre adoptivo al estilo de Obi Wan y hasta un mentor al estilo Yoda que hará ver a Leroy las cosas de otro modo. No puedo evitar que la mezcolanza de dinosaurios, mutantes y artes marciales me haga venir a la cabeza la idea de Dragon ball y otros shonen del mismo estilo.

Shaolin Mutants color

Pero al fin y al cabo Pere Pérez es dibujante y es en este aspecto donde destaca Shaolin Mutants, pese a que el crowdfunding no cumplió los objetivos como para mantener el color con el que la obra estaba pensada originalmente. Pere Pérez quería dibujar esta historia, quería dibujar escenas de lucha y entrenamiento de kung fu, quería mezclar en este tebeo sus dos grandes pasiones y podemos ver toda la energía que un autor despliega cuando realmente está a gusto con lo que hace. A destacar el uso de las líneas cinéticas y las onomatopeyas en unos días donde la narrativa cinematográfica ha tendido a minimizarlas.

Si pudiéramos ponerle alguna pega es que todas las ideas están desplegadas con una cierta tibieza. La idea original (que iba a dibujar su amigo Vicente Vegas) estaba mucho más llena de locura y quizá el propósito de hacer una obra más seria haya restado algo de frescura a una obra que por sus referencias podría haber estado mucho más desatada.

La verdad es que es una obra sencilla y sincera sin demasiados recovecos como para extenderme mucho más, Si te gustan las artes marciales y te apetece leer algo entretenido y sin pretensiones, puede esperar que Shaolin Mutants te lo dé.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com