Saludos, queridos lectores. Hoy toca acompañar a Spirou y a Fantasio en su visita al hermoso reino de Bretzelburg. Allí, entre radioaficionados, ardillas y marsupilamis reseñaremos QRN en Bretzelburg.

QRN en Bretzelburg es la edición comentada de esta obra de Franquin que nos trae Dibbuks. Y a lo largo de la lectura aprenderemos que es obra suya, pero también de Greg.

Dibbuks nos trae una edición de coleccionista, apaisada, anotada y en blanco y negro.

QRN136 páginas. Cartoné con sobrecubierta. B/n.26,5 x 25 cm. 25 €

Y es una preciosidad de álbum que da gusto leer.

Hay dos formas de leer este tomo. La primera vez que lo leamos iremos leyendo en vertical. Leeremos una página, luego el párrafo que la comenta, luego otra página, ese nuevo párrafo… Será en la siguiente lectura cuando leamos en horizontal, siguiendo solamente las viñetas.

Lo más interesante del tomo son esas notas. Párrafos cortos que ilustran tanto el proceso de creación de la obra original como los entresijos del negocio editorial francobelga. Se nos comentan cosas como las canciones francesas originales, cambiadas por otras españolas al traducir.  Pero tenemos más cosas que nos animan a conseguir esta obra.

Unos textos cortos pero interesantes. Y amenos y fáciles de leer. Obra de Hugues Dayez, que en esta edición es tan autor como Greg o Franquin.

En la parte gráfica tenemos las viñetas originales que se perdieron al adaptar la historia publicada en la revista Spirou a un típico álbum de la Editorial Dupuis. No son muchas, pero nos permiten tener la obra completa tal y como la creó Franquin.

La edición es una preciosidad. Buen papel, buena traducción, una portada que (a diferencia de antiguas ediciones) no nos destripa el final directamente, unas sobrecubiertas blancas elegantes que cubren una portada  y contraportada con los dibujos repetidos…

QRN

Vale, Lamastelle-san. Entendemos que te ha gustado la parte de coleccionista. ¿Y la historia en sí misma?

Pues la comentaremos un poco. A nivel de guión tenemos una historia de aventuras con: ¡Un rey en peligro! ¡Confusión de identidades!¡Héroes en apuros!¡Malvados Primeros Ministros!¡Amigos al rescate! Solamente faltan mil elefantes para tenerlo todo.

La mezcla de historia de espías con aventuras, el suspense (bueno, relativo) sobre el destino de nuestros amigos, algo de crítica sociopolítica y humor es explosiva.  Y llena de pequeños detalles en cada página que nos hacen reir y a la vez temblar esperando que nuestros héroes no sean capturados o torturados.

A nivel de dibujo tenemos a un Franquin limpio y que domina a la perfección cosas como el movimiento, los detalles que no se aprecian si no los buscas pero que están ahí, la documentación para personajes y situaciones, las referencias ocultas (como usar edificios reales como las casas de los personajes)…

Y todo en ese ambiente especial y optimista de una Europa que ha dejado atrás los horrores de la guerra y se ve avanzando hacia un futuro optimista y prometedor.

QRN

Mirad, queridos lectores, si me ha encantado esta obra que me estoy planteando pillarme La máscara, el otro álbum anotado que publica Dibbuks. No lo había incluido en mi biblioteca porque es quizás la obra de Spirou que menos me gusta.

¿Por qué leer QRN en Bretzelburg?

Te gustó el tomo cuando lo leíste. Te gusta la obra de Franquín. Quieres conocer detalles sobre las obras y la historia que hay tras ellas.

¿Por qué no leer QRN en Bretzelburg?

Solamente lees manga o superhéroes.

Postdata: Os dejo una imagen de la edición en francés, para que comparéis con las de la edición española. Y un listado de obras de Dayez.

QRN

http://www.eslahoradelastortas.com/blog/media/2017/09/portadaqrn-500x480.jpghttp://www.eslahoradelastortas.com/blog/media/2017/09/portadaqrn-300x300.jpgLamastelleFeaturedHeadlineReseñasDibbuks,Franquin,Spirou y Fantasio
Saludos, queridos lectores. Hoy toca acompañar a Spirou y a Fantasio en su visita al hermoso reino de Bretzelburg. Allí, entre radioaficionados, ardillas y marsupilamis reseñaremos QRN en Bretzelburg. QRN en Bretzelburg es la edición comentada de esta obra de Franquin que nos trae Dibbuks. Y a lo largo de...