En conmemoración por su vigésimo quinto aniversario, el Museo Thyssen-Bornemisza participa en la publicación conjunta con Astiberri Ediciones de la novela gráfica Museomaquia. Una... Museomaquia, de Santiago García y David Sánchez.

En conmemoración por su vigésimo quinto aniversario, el Museo Thyssen-Bornemisza participa en la publicación conjunta con Astiberri Ediciones de la novela gráfica Museomaquia. Una obra escrita por Santiago García y dibujada por David Sánchez. ¿Cómo hacer una historia que englobe a los protagonistas del interminable catálogo del museo? ¿Cómo ligar personajes, paisajes y tonos de cuadros de la Edad Media hasta contemporáneos? ¿Se puede hacer una historia? ¿Se pueden combinar personajes de cuadros abstractos con los de otros hiperrealistas? Por muy difícil que parezca la respuesta es afirmativa.

MuseomaquiaUna obra así necesita un tono que linde el surrealismo. Solo así se puede sacar provecho a las obras de los grandes artistas que llenan las paredes del museo. Aquí se nos plantea una historia contada en tres grupos. El protagonista aparente es el caballero protagonista de El Joven Caballero en un paisaje, de Carpaccio. Junto a su escudero realiza un viaje. Guarda un misterioso papel y va atravesando obstáculos que intentan detenerle/retrasarle. Pero hay un grupo muy pendiente de sus progresos, preocupados porque consiga su objetivo, un grupo formado por Enrique VIII, el fumador, Hugo Erfurth con su inseparable perro y el Dr. Haustein. Se encuentran a la espera de la llegada de un tal Sebastián, para lo cual preguntarán continuamente a su lacayo el Arlequín sobre los avances de la situación. El último grupo está formado por tres mujeres: una dama, Quappi y una amazona. Se trata de un grupo que intenta evitar a toda costa el éxito del segundo grupo y que vigila de cerca al joven caballero. Para ello, no dudará en contar con la ayuda de otras mujeres del museo: Telosia, Fränzi o Catalina.

No son los únicos miembros del museo que aparecen en Museomaquia. Referencias de hasta 41 obras resumidas al final del libro, y al texto Sueño de Polífilo, de Francesco Colonna que comparte con Museomaquia ese aire esotérico y surrealista y a la vez multirreferencial.

MuseomaquiaLa obra está escrita por Santiago García (El Vecino, Beowulf) un experto en estas obras relacionadas con el arte. No olvidemos que ganó junto al Javier Olivares que no tiene relación con ningún Ministerio el premio Nacional de Cómic por Las Meninas. Su labor es titánica. Crear una historia con múltiples referencias, que englobe tantos personajes y que, dentro del aire surrealista y onírico de la obra, resulte mínimamente coherente me parece fascinante. Me encanta además ese tono cíclico de la historia. Museomaquia abre con la granada del famoso cuadro de Dalí atravesando esa ventana de La Clef des Champs. La abeja del cuadro de Dalí revolotea por la cabeza del joven caballero mientras descansa. Hacia el final de la obra, recuperamos esa referencia a la granada y la abeja, y la última página, en un precioso homenaje al museo, nos muestra al entrañable barón con la granada en la mano y la ventana de la primera viñeta sin romper, dando paso a una panorámica del museo.

Si el trabajo de García era difícil, el de David Sánchez (Tú me has matado, No cambies nunca) no era mucho más fácil. Mantener un estilo tan limpio y hacer reconocibles las obras, en algunos casos tan abstractas me parece admirable. Me encanta particularmente cómo representa al fumador, y cómo engloba otros cuadros y los hace parte del escenario. Me gusta mucho también la terrorífica escena con Helena de Kay y la portadora del quimono, con una tensión genialmente narrada. Tiene un estilo muy limpio, con colores planos y las referencias pictóricas son sumamente fieles.

MuseomaquiaEn definitiva, Museomaquia.

No soy un experto en Arte ni muchísimo menos… pero me gusta. Esta obra no va a resultar asequible para aquellos sin ningún interés en él, puesto que gran parte del interés que tiene es ir reconociendo cada obra, ir captando las referencias ocultas e ir buscando las obras del listado final para dar marcha atrás e intentar localizarlas. Una obra que hay que leer teniendo a mano la página web del Museo Thyssen-Bornemisza, una auténtica joya de por sí, con todas las obras presentes y pequeños comentarios sobre ellas que enriquecen muchísimo la lectura conjunta. Museomaquia invita a la lectura y a la relectura. Tiene mucho más encerrado que un puñado de referencias pictóricas y deja suficientes enigmas pendientes como para pensar sobre ellos un buen rato (el significado de las lágrimas de los personajes en ciertas escenas, Telosia…). Si disfrutaste Las Meninas, no dejes pasar Museomaquia. Y si además eres aficionado o estudioso del Arte… Ya estás tardando.

Lo mejor: Ir descubriendo las obras. Leerlo con la web del Museo a la mano y poder leer sobre cada obra.

Lo peor: No es apta para todo tipo de público. Si no te gusta un mínimo el Arte, no es para ti.

Para amantes del Arte. Para aficionados a historias con material de apoyo. Para los que gustan de historias complejas que impliquen pensar un poco.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Museomaquia
Santiago García and -99999
Precio: EUR 16,15
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com