Abierta, prohibida, única, múltiple, inalcanzable… ¿Qué es lo que busca la bella Monika, artista de vídeo y performance, en el corazón del universo turbio de... Reseña: Mónika, de Barboni y March
monika

Portada del estuche

MÓNIKA: Obra Completa
Guillem March y Thilde Barboni

Edición en cartoné con estuche
Diábolo Ediciones
Formato: 32 x 24
120 Páginas a color
29,95 EUR

Abierta, prohibida, única, múltiple, inalcanzable…

¿Qué es lo que busca la bella Mónika, artista de vídeo y performance, en el corazón del universo turbio de los “bailes de máscaras”? En un mundo en el que el poder y el misterio se ocultan tras velos de seda y sombra de ojos, el camino hacia el conocimiento es también el que lleva al peligro.

Thilde Barboni teje un suspense erótico que proporciona a Guillem March una oportunidad perfecta para mostrar un registro y una paleta extremadamente sensuales.

La guionista Thilde Barboni, con experiencia y formación como traductora y psicóloga clínica, elabora con esta obra una compleja mezcla de erotismo, intriga política y ciencia ficción que nos recuerda a ese cine erótico que se puso de moda en los 90 con Instinto Básico, Acoso o incluso Striptease y Acosada. Y nadie mejor que el autor mallorquín Guillem March para dar forma a sus palabras.

Es increíble la evolución que ha tenido Guillem March. Desde sus inicios publicando tiras en un diario universitario, ha realizado páginas de humor para Dolmen, historietas eróticas para la revista Playboy e incluso las series de DC Catwoman y Gotham City Sirens. El denominador común de estos últimos trabajos está en su maestría a la hora de representar la figura femenina. Rostros perfectos, cuerpos esculturales de longitudes imposibles se ven últimamente mejorados por su experimentado tratamiento del color.

monika

En esta historia, la artista pluridisciplinar Mónika Marval está obsesionada por la desaparición de su hermana Erika. Gracias a la ayuda de su amigo científico y hacker Theo recibe una pista que le conduce a un local donde se celebran fiestas privadas y a un joven y atractivo político en alza, Christian Epson. Su relación con éste estará marcada por una fuerte atracción sexual mutua y la amenaza de un grupo terrorista. La relación con Epson y la búsqueda de Erika se entremezclarán con la creación de un androide por el que Mónika sentirá también una inexplicable atracción y la aparición de un extraño grupo de música rock. Y, de fondo, la investigación por la extraña muerte de los padres de Mónika.

Lo que parece un abigarrado batiburrillo de conceptos (erotismo, política, robots, asesinatos, terrorismo…) acaba conformando un relato apasionante alrededor del complejo personaje de Mónika. Un personaje que en un principio se nos presenta como poco creíble, una especie de Mary Sue artista de éxito, increíblemente hermosa, inteligente, valiente… Pero que acaba despertando empatía en el lector, al volverse una víctima de sus propias pasiones y miedos. La sublimación de su deseo por Christian Epson es una forma de atemperar la angustia por la desaparición de sus padres y su hermana, y el placer que encuentra en sus brazos es un contrapunto a la calidez que busca en el abrazo del androide. Mónika se ve envuelta en un torbellino de emociones e intrigas, del que sólo podrá salir gracias a una afortunada serie de casualidades. Demasiado deus ex machina para mi gusto, pero que funciona si aplicamos la suspensión de la incredulidad que exige el género en el que nos estamos moviendo.

monika

Todo esto, por supuesto, embellecido por los lápices y las acuarelas de un Guillem March que aquí se desenvuelve como artista completo, haciendo de cada página un lienzo de color y voluptuosidad. Todo lo que este autor prometía en sus historias para el público adolescente de Sofía, Ana y Victoria (con Diábolo) y Laura (en Dolmen) aquí eclosiona de manera espectacular. Los que le descubrieron en los tebeos de DC Comics encontrarán aquí a un autor mucho más maduro y experimentado, dominador del medio y sus herramientas.

La edición integral de Diábolo, preciosa, muy cuidada y con extras que reflejan el proceso de creación de algunas páginas, viene en un cofre de cartón con una nueva portada inédita. Mónika es una obra que destaca más por el trabajo de March que por el Barboni, pero juntos forman un equipo que firman un trabajo redondo. Esperamos que Diábolo nos deleite con más obras de este estilo.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com