Saludos de nuevo, queridos lectores. Nos acercamos al Año Mil y Europa se acerca a su fin… O algo así cuenta el cómic de... Reseña: Milenio, de Nolane y Miville-Deschênes.

Saludos de nuevo, queridos lectores. Nos acercamos al Año Mil y Europa se acerca a su fin… O algo así cuenta el cómic de hoy. Reseñamos (antes del Apocalipsis) el integral 1 de Milenio.

MilenioGuión: Richard D. Nolane. Dibujo: François Miville-Deschênes. Páginas: 168. Color. Formato: Cartoné. Tamaño: 223×312 mm.

Esta obra ha sido una grata sorpresa. Me ha gustado mucho más de lo que pensaba que me gustaría. Empecé a leer Milenio (obra de Richard D. Nolane (guionista), François Miville-Deschênes (dibujante y entintador), Fabien Alquier (colorista) y Sabrina Lim (tambien colorista)) esperando encontrarme una historia de fantasía realista, oscura y deprimente.

Y no es que sea una historia llena de felicidad, pero la mezcla de realismo, aventura e intriga que nos ofrece Milenio se aleja de lo que yo pensaba.

Yermo nos ofrece los tres  primeros tomos de los seis que tiene la serie en Francia. Así que podemos esperar un segundo integral que complete la colección.

¿Y de qué va Milenio? Pues de las aventuras de un vendedor de reliquias y su amigo-compañero en las cercanías del Año Mil. Un Año Mil donde los muertos vuelven a la vida, los silfos recorren los cielos en navíos misteriosos, los trolls y las guls acechan a los viajeros… Y además de todos estos peligros, está el Hombre.

Milenio es una serie realista, violenta y sucia. No faltan las muertes, mutilaciones, violaciones y actos de crueldad. La vida es dura y a veces muy corta.

Tampoco es una serie rápida de leer. No es que sea complicada ni confusa, pero el guión (y el guionista, claro ;-)) da por supuesto que sabemos muchas cosas. No tenemos textos de apoyo que nos expliquen este mundo y sus antecedentes. Las cosas pasan y somos testigos de ellas. Hay algunas escenas que necesitarás leer dos veces para entenderlas. Y siempre nos queda la duda de si la magia y los milagros existen o no.

MilenioNo estamos ante la típica historia llena de acción rápida y violenta. Aquí las escaramuzas y combates se mezclan con misterios e intrigas. El resultado es una obra que se merece su tiempo de lectura, mejor leerla tranquilamente en tu salón que una lectura rápida y con distracciones en el autobús.

El primer capítulo es el más lento de leer y puede darnos una idea equivocada de la serie. Tenemos intriga política, intriga religiosa (luchas políticas entre diferentes monasterios) y ambiciones personales. Ambientada en lo que un día tal vez sea Francia (¿quién sabe como evolucionará este mundo?) la acción puede resultar confusa para el lector no familiarizado con la Edad Media. Cosas como el Cluny, el hecho de que Francia sea solamente uno de los reinos que ocupan lo que conocemos como Francia, las luchas por el control del Papado…Se supone que las conocemos igual de bien que nuestro amigo Raedwald.

Por supuesto, el autor se toma algunas licencias artísticas con la Historia. La más evidente (y agradecida) es que todo el mundo entiende a todo el mundo. Desde Roma a Islandia, todos hablan el mismo idioma. Pero se lo perdonamos por la rapidez que le da a la lectura y a la facilidad de comprensión de la historia.

Pasemos al dibujo. Estamos ante un dibujo realista y bastante bien detallado. Destacan sobre todo las escenas de combate, confusas y duras como la propia vida real. Y destaca la “oscuridad” del dibujo, su falta de luz. Naturalmente, estamos en una época sin electricidad y muchas escenas ocurren en interiores o de noche. Muchas viñetas son demasiado oscuras y debes fijarte mucho para apreciar los detalles.

Lo se, lo se, eso no es cosa del dibujante, sino de los coloristas. Pero aquí hablamos del dibujo como un todo. Y estamos, evidentemente, ante un efecto buscado; no ante un error o fallo. Pero ya sabéis cómo reseñamos en esta web; si algo nos llama la atención, os lo comentamos.

Milenio

El dibujo consigue mostrarnos violaciones, muertes y mutilaciones sin caer en lo desagradable ni en el gore. Al igual que el guionista, el dibujante toma y usa varias licencias artísticas. No soy un experto, pero creo que las decapitaciones sueltan bastante más sangre que la que vemos. Como ya he dicho, se evita el gore. Pero no se cae en el lado opuesto, manteniéndonos en un equilibrio muy aceptable.

Una cosa que me ha llamado la atención es el uso de viñetas horizontales, de poca altura y que ocupan todo el ancho de la página. Aunque a veces parezcan romper la narrativa, sirven para centrar un elemento (un personaje, una isla en el horizonte) dentro de una panorámica mayor. Para los que usamos gafas parecen viñetas demasiado pequeñas, pero reconozco que su uso a lo largo de los tres tomos da una idea de estilo propio del autor.

El tomo viene sin extras. solamente las tres historias. Tapa dura de esa a la que Yermo nos tiene acostumbrados (quizás no detenga el ataque de un hacha de combate, pero no se va a estropear fácilmente :-)).

De regalo, permitidme enlazar la web del dibujante.

¿Por qué leer Milenio?

Buena mezcla de intriga, acción y aventuras. Una Edad Media mágica creíble. Te encariñas con los personajes.

¿Por qué no leer Milenio?

Fantasía realista y oscura, sin paladines que rescaten a las princesas y vivan felices. Si no tienes una cierta idea de la época puedes perderte en la historia.

Milenio

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com