En mitad de la etapa de Brian Bendis, se interrumpían las tramas del calvo de Cleveland durante seis números para dejar a David Mack como autor completo. Mack ya había estado antes a cargo del cuernecitos. Concretamente al frente de los guiones durante la etapa en la que dibujaba Joe Quesada y a los dibujos bajo la batuta de Bendis al principio de su etapa. Con Marvel Saga Daredevil 9. La búsqueda de la visión se hace con las riendas de la autoría completa en una saga que rescata a Eco, el personaje que crearía con Joe Quesada.

Reseña Marvel Saga Daredevil 9 Portada

Marvel Saga Daredevil 9. La búsqueda de la visión

Guión y dibujo de David Mack
Cartoné. 136 páginas. Color.
15€
Panini Cómics. 2017
Contiene Daredevil v2, 51-55 USA

No creo que quede duda de la calidad de David Mack como acuarelista y como ilustrador en general. Quien conozca sus trabajos más tempranos con Kabuki en los 90, tal vez le pudiera ver alguna pega, pero desde hace años y, pese a advertirse de manera bastante clara que puede asemejarse a otros artistas como Dave McKean o Bill Sienkiewicz, su capacidad para la composición y el impacto visual es una garantía. Lo único que quiere decir esto, no obstante, es que aquellos que quieran disfrutar de un excelente libro de arte, van a salir satisfechos, pero quien quiera leer un cómic… quizá no tanto.

Reseña Marvel Saga Daredevil 9

El personaje de Eco para empezar no termina de despegar. Resulta casi absurdo que como posible contrapartida-interés romántico de un héroe ciego, la mejor ocurrencia sea una heroína sorda. Si además resulta que es una asesina y tiene vínculos con Kingpin, rápidamente se expone a una serie de comparaciones con Elektra de las que no puede salir bien parada.

En Marvel Saga Daredevil 9. La búsqueda de la visión tratan de darle a Eco un trasfondo que suena más a excusa que a argumento real. Por medio de su vínculo familiar con nativos americanos, Mack nos habla de cómo Maya busca sus propia historia y sobre todo, su propio lenguaje. Más allá del tópico de los indios, las historias y los espíritus animales, este argumento no deja de ser la justificación en que David Mack se ampara para desarrollar su “propio lenguaje”. El problema es que su lenguaje es plásticamente exquisito, pero narrativamente farragoso, gratuito e inflado.

Reseña Marvel Saga Daredevil 9

Mack quiere experimentar y si eso implica tener que plagar el tebeo de textos de apoyo para que se entienda algo no parece importarle. Si le añadimos que no es un gran escritor, el resultado es confuso, pretencioso y lleno de paja. Por si fuera poco, al final de la historia te explica lo que pretende decir. No entiendo muy bien si el motivo es que menosprecia la inteligencia del lector o que el mismo se ha perdido entre textos vacíos y artificios y trata de recuperar el hilo.

La experimentación en el mundo del cómic no sólo no es negativa, sino que es esencial, pero siempre siendo consciente del medio en el que se está, un medio narrativo. Primar la estética sobre la narrativa puede convertir tu cómic en un pollo sin cabeza. Un pollo precioso, sin duda, pero sin cabeza.

http://www.eslahoradelastortas.com/blog/media/2017/05/0905.jpghttp://www.eslahoradelastortas.com/blog/media/2017/05/0905-300x300.jpgAlain Villacorta "Laintxo"FeaturedReseñasDaredevil,David Mack,Eco,Marvel Comics,Panini Comics
En mitad de la etapa de Brian Bendis, se interrumpían las tramas del calvo de Cleveland durante seis números para dejar a David Mack como autor completo. Mack ya había estado antes a cargo del cuernecitos. Concretamente al frente de los guiones durante la etapa en la que dibujaba...