Si hay un arco del Punisher Max de Ennis que cuenta con el cariño y aliento del público ese es Madre Rusia. Por fin... Reseñas desde Star City: Marvel Saga Castigador 4. Madre Rusia

Si hay un arco del Punisher Max de Ennis que cuenta con el cariño y aliento del público ese es Madre Rusia. Por fin llegamos a él en la serie Marvel Saga de Panini en este cuarto tomo. Madre Rusia incluye los números 13 a 18 de la serie regular americana y nos cuenta una misión en la que El Castigador se pone a las órdenes de nada menos que Nick Furia. Lo que diferencia a esta línea Max de otras líneas de El Castigador es que es una línea independiente, en la que no vemos ni oímos jamás hablar de superhéroes. Podrían tratarse de historias que sucedieran en nuestro mundo, porque ninguno de los elementos que aquí encontramos implica un esfuerzo por parte de nuestra credibilidad. Bueno, alguno sí, pero no en el sentido al que me estoy refiriendo…

La historia.

La salida de prisión de un matón ruso condenado por asesinato y prostitución infantil sirve para que el coronel Nick Furia encuentre a Frank Castle y le encargue una misión suicida. Los rusos tienen capturada a la hija de un científico que ha creado un virus letal y lo ha ocultado en el propio cuerpo de su hija antes de morir. Furia sabe que solo Castle será capaz de rescatar a la niña sin permitir que le pase nada, por lo que tendrá que infiltrarse en la base y escapar de allí con vida. El problema es que Furia “obedece” órdenes del ejército americano, y que si los rusos descubren la identidad de los que han entrado a “robarles”, se podría desatar un conflicto internacional indeseado por todos.

Los autores.

En esta ocasión, a Ennis lo acompaña a los lápices Doug Braithwaite (Justice, Green Arrow v2), con un estilo muy oscuro y sombrío, dotando de rasgos duros a todos los personajes y con un diseño de página clásico, y con querencia por las viñetas apaisadas. No es el mejor de los dibujos que uno puede esperar, pero cumple con creces su cometido y además sigue la línea estilística de la serie hasta el momento.
Pero lo más interesante de este arco sin duda es lo que hace Ennis. Y si con Castle hace el buen trabajo al que estábamos acostumbrados hasta ahora, con quien lo borda es con Furia. Ennis nos trae a un Nick Furia como se espera de un coronel que ha combatido en el campo de batalla, que está curtido por la sangre de sus enemigos y que si bien, no comulga al 100% con el estilo del Castigador, en esta misión en la que parece que hay algo que le ocultan, sabe que él, y solo él, pueden acabar con éxito y sacando a la niña de Rusia con vida.
Me encanta también el juego psicológico entre ambos bandos para intentar ocultar la nacionalidad de los terroristas, y cómo el General Zakharov supone un enemigo de categoría, y no el mero sparring extranjero al que pueden engañar fácilmente. Zakharov es frío e inteligente, e incluso cuando se ve superado por su enemigo, sabe reconocer su valía. Me encanta ese diálogo devastador: “No era un americano. Era un ruso nacido allí por error”, que proporciona una escena fantástica y en el momento perfecto. Son personajes con esa fuerza que te hacen olvidar que estamos en una historia en la que sabes que va a ganar el bueno y va a perder el malo y realmente temes por el éxito de la misión, porque el enemigo no es un enemigo cualquiera y realmente está a la altura de Castle. De hecho Ennis retrata más como patanes a los americanos que a los propios rusos.
Lo mejor de este arco argumental además, es que es absolutamente autoconclusivo y no necesitas haber leído nada. Si te interesa, puede leerlo como una historia independiente de El Castigador sin epílogos ni antecedentes necesarios.

En definitiva, Madre Rusia.

Estamos ante una gran historia de El Castigador. Una historia con una estructura bien elaborada, con su introducción y cómo llega Castle a la misión en el primer número, una planificación en el segundo y cómo se va llevando a cabo, y los obstáculos que van surgiendo en el resto de números hasta la resolución final. Ennis nos trae a un Nick Furia que se ve tan duro y bastardo como el propio Castle, y que es como debería ser: Furia tiene más experiencia y ha tragado tanto fango como Frank, pero la edad y experiencia es un grado y eso se refleja a la perfección en el cómic, como no tan frecuentemente se ha podido ver en otras colecciones.
Los números 13 a 18 de Punisher Max que conforman el arco argumental Madre Rusia están recogidos en el cuarto tomo dedicado a El Castigador de la línea Marvel Saga de Panini. Es un tomo de 160 páginas con encuadernación cartoné a un precio de 15 €.
Lo mejor: Furia. Lo bien hilvanada que está la trama. Castle también recibe y se enfrenta a oponentes que le superan, no es la clásica historia de ir derrotando uno a uno a sus enemigos.
Lo peor: Sin llegar a ser un mal dibujo, se me ocurren bastantes autores que podrían haber sacado más provecho a esta historia.

Para fans de El Castigador. Para los que quieran leer una de las mejores historias del personaje. Para adictos a historias clásicas de enemigos soviéticos, aunque esté ambientada fuera de la antigua URSS.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com