MARVEL APES Guión: Karl Kesel Dibujo: Ramón Bachs Formato: Tomo, 160 pgs., color. PVP: 10,75 € Edición original: Marvel Apes 1-4 USA Editorial: Panini...

MARVEL APES
vo01
Guión: Karl Kesel
Dibujo: Ramón Bachs
Formato: Tomo, 160 pgs., color.
PVP: 10,75 €
Edición original: Marvel Apes 1-4 USA
Editorial: Panini

Cuando una idea tiene éxito, lo normal en el mundo del cómic (en la música, el cine, la televisión o la literatura) es explotarla al máximo, hasta agotarla, pasando a la siguiente.

Marvel Zombies, la simpática travesura de Mark Millar cuando se ocupaba de los guiones de Ultimate Cuatro Fantásticos, que tan buena acogida obtuvo, a pesar de los irregulares resultados de las distintas miniseries que se han publicado, sigue publicándose a día de hoy, abriendo una ventana para futuribles descabelladas ideas dentro del seno de la editorial de Joe Quesada.

Sí en el pasado hubo un Spiderham (la versión porcina de Spiderman para los más despistados), la nueva apuesta marvelita tiene un tufillo simiesco.

Marvel Apes, que también comenzó como una pequeña broma, sugerencia de un aficionado a Quesada durante una convención, ha derivado en una única miniserie de cuatro números, recogida en un tomo por Panini, de mano de Karl Kesel y Ramón Bachs.

marvel-apes-2

Kesel, autor de una calidad más que contrastada en sus escasos trabajos como guionista (su labor como entintador es más que conocida), siempre se ha caracterizado por su sencillez y humor, siendo el autor ideal para escribir las aventuras en el planeta Marvel de los simios. Igual que Ramón Bachs, dibujante patrio, conocido en sus inicios por un estilo cartoon (regustillo da recordar Manticore o Saturn Babe), ideal para plasmar toda la imaginería resultante en Marvel Apes.

Con todos estos ingredientes, uno no llegaría a pensar que el resultado final fuera tan lineal y falto de ritmo, un batiburrillo de ideas desordenadas, que en ningún momento llega a entretener del todo, por lo caótico que llega a ser. Con esto no quiero decir que sea un mal tebeo, sobre todo viendo la gran cantidad de mediocridad publicada mes a mes, solamente es un tebeo más, del montón, esperando más de sus autores, que realizan un tebeo alimenticio, sin motivación alguna.

Emulando la primera película de Regreso al Futuro, la trama se inicia con un accidente de laboratorio, transportando a la doctora Fiona Fitzhugh y a El Gibbon (Martín Blank, personaje creado por Stan Lee y John Romita Senior en las páginas de Amazing Spiderman) en vez del pasado a una realidad alternativa, dominado por simios, donde el hombre es perseguido y repudiado.

De igual manera que Martín McFly trata de regresar a su tiempo, nuestros protagonistas deberán lidiar con los típicos problemas surgidos cuando unos no tan bondadosos superhéroes peludos en vez de ayudar, se dedican a perseguirlos, estando a su vez en medio de una pequeña guerra civil con otros superhéroes rebeldes más dispuestos a liberar la sociedad del yugo opresor de un líder, el macho Alfa, bastante agresivo.

Como ya he dicho antes, el argumento plano de Kesel tampoco mejora con los apresurados lápices de Bachs (intuidos ya en Primera Línea: World War Hulk), aunque esta vez si recuerda al Bachs de Manticore o Batman/La Máscara, pero debido a su salida de Marvel rumbo al universo del murciélago de DC, no realiza un trabajo acorde a este producto tan especial, con demasiado trazo grueso, eso si, acompañado por una paleta de colores que acentúa la atmosfera de dibujos animados, y una más que correcta narración.

Destacaría las pequeñas historias de Tom Peyer y Barry Kitson, donde nos narran retazos del pasado de este nuevo mundo alternativo, con mucha coña y mayor calidad que la historia principal, junto con todas las portadas e ilustraciones alternativas.

Compartir:

Marcos Miguel González "Markitos"

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com