Marcelín es un niño como cualquier otro, pero padece una curiosa molestia: se sonroja sin ningún motivo. Y no sabe por qué. Un buen... Reseña: «Marcelín», de Sempé

«No creo que mis personajes sean minúsculos. Quizás el mundo sea demasiado grande.» Sempé

Deambulando por el barrio de Gràcia de Barcelona descubrí por azar las oficinas de Blackie Books. Habiendo hablado algunas veces con Alice, su editora, decidí aprovechar y hacerles una visita. Tras enseñarme las instalaciones me dijo que me llevara este libro para mi hijo de siete años (ocho, en menos de una semana), que le iba a encantar. Nunca había oído hablar de Sempé, el autor, hasta que me dijo que era el ilustrador de los libros de El Pequeño Nicolás, escritos por Goscinny. «Ah, eso sí me suena». Así que me llevé el libro y lo leí con mi hijo. Y lo cierto es que no he visto a mi hijo disfrutar tanto con una lectura.

Marcelín es un niño como cualquier otro, pero padece una curiosa molestia: se sonroja sin ningún motivo. Y no sabe por qué. Un buen día conoce a Renato, que también tiene una curiosa molestia: estornuda sin ninguna razón. Y no sabe por qué. Es amistad a primera vista. Entre sonrojos y estornudos, se hacen inseparables. Pero un día la familia de Renato se muda…

1-i8njcr8d3pipp-y1rzns2a

Esta historia, en apariencia tan sencilla, oculta diversos matices, que a primera vista sólo un adulto puede apreciar, pero que  en el caso de un niño necesitará de varias lecturas. Por ejemplo, las extrañas enfermedades de los protagonistas no les provocan malestar, sino tan sólo curiosidad. Marcelín no se lamenta de su suerte, simplemente no alcanza a entender por qué se sonroja. Lo acepta, aunque no lo comprende. Lo mismo ocurre con su amigo del estornudo perpetuo. ¿Qué enseñanza extrae un niño de esta actitud? Que no es malo ser diferente, y que cada persona tiene alguna peculiaridad. Acéptate como eres, y los demás también te aceptarán.

También enseña a los niños la importancia de hacer amigos. En el caso de Marcelín y Renato, aunque se separen se siguen acordando el uno del otro, y eso hace su reencuentro en la edad adulta aún más emotivo. Ambos mantienen esa complicidad que les unió tanto en su infancia, hasta el punto de seguir, ya hombres hechos y derechos, jugando como cuando eran críos.

Es posible que un niño más maduro sea capaz de apreciar estas enseñanzas por su cuenta, pero tal vez otros lectores necesiten acercarse a este libro acompañados de un adulto, que les ayude a comprender que, más allá de un cuento sobre un niño que se pone colorado y otro que estornuda, con momentos muy divertidos para los más pequeños, se encuentra un bello canto a la amistad y a la aceptación de uno mismo.

12446321_1529873890651945_1969491650_n

El dibujante francés Jean-Jacques Sempé es uno de los autores más queridos y reconocidos en Francia, gracias a obras como ésta y la antes mencionada El Pequeño Nicolás, y a sus viñetas de crítica y sátira social. Tiene más de cuarenta libros a sus espaldas, ha sido ordenado Caballero de Orden las Artes y las Letras por el Ministerio de Cultura galo e incluso la Casa de la Moneda francesa emitió en 2014 una serie de euros de plata con imágenes suyas representando los valores de la República (ya sabéis, libertad, igualdad y fraternidad).

Marcelín es, en resumen, una lectura ideal para los lectores más jóvenes, de entre 7 y 9 años, con apenas una o dos frases por página, y personajes pequeñitos (o tal vez, como dijo Sempé, su mundo es demasiado grande). Un libro sobre la vida, la amistad y la aceptación de lo diferente. Si queréis picar a un niño con el gusanillo de la lectura, ya sabéis por dónde podéis empezar.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Marcelín
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com