Tengo que reconocer que esta no es mi primera aproximación a esta serie. La primera vez no me dejó buen sabor de boca. Me... Reseña de Lucifer Integral 1 (de 3)

Lucifer Integral 1 Tengo que reconocer que esta no es mi primera aproximación a esta serie. La primera vez no me dejó buen sabor de boca. Me limité a leer la primera miniserie que abre este gran tomo y el primer arco argumental, tras lo cual me quedé con la impresión de que estaba ante una versión “angelical” de Hellblazer. Un personaje cínico, rubio, con un halo de superioridad y que siempre estaba un paso por delante en cuanto a los obstáculos que le surgían, en este caso, al enfrentarse a ángeles del cielo y a seres del infierno. Pero animado por las buenas críticas de mis compañeros y que me animaban a que siguiera con su lectura, al ver esta nueva edición de ECC era difícil resistirse. Y así lo he hecho. Tengo que agradecerle a todos los que me animaron a continuar su lectura porque efectivamente, Lucifer, es muchísimo más que un spin off de Sandman y mucho más que una versión de Hellblazer con el ángel caído como protagonista.

Lucifer Integral 1 Y es que Lucifer es la obra personal de un artista como Mike Carey. Este tomo abre con dos cartas que considero muy enriquecedoras para su lectura y para animar a los lectores. En primer lugar tenemos la introducción de Neil Gaiman que cuenta cómo siempre que algún autor le preguntaba si podía usar un personaje de Sandman para hacer un spin off, le ofrecía Lucifer y cómo fue rechazado porque no acababan de verlo. Hasta que llegó Mike Carey y no solo aprovechó al personaje sino que acabó haciéndolo suyo. Y es que el Lucifer con el que abre esta serie, va evolucionando a lo largo de sus números y va adquiriendo su propia personalidad. La otra carta es del propio Carey, en la que tranquiliza a todos aquellos que no hayan leído Sandman (¿De veras los hay? Sí, los hay. Ahem) y que puedan pensar que no van a disfrutar de la serie. Carey explica todo lo que debes saber para no perderte, y que no es tanto: Lucifer ha “dimitido” como señor del Infierno y se ha ido a la Tierra donde descansa como gerente de un club de jazz nocturno.

Y es que el punto de inicio de esta serie ya es de por sí muy interesante. Lucifer sigue siendo visto con recelo por los ángeles del cielo, que saben de lo que es capaz, pero también es mirado con desprecio y rencor por los propios habitantes del Infierno, que no le perdonan haberlos abandonado. En ese punto, aparece el ángel Amenadiel en su club y le ofrece un trato a Lucifer: Un poder misterioso está concediendo deseos entre los humanos, lo cual puede hacer que se descontrole y acabe con la propia humanidad. El cielo no quiere involucrarse directamente y por eso le pide a Lucifer que lo haga, pero este a cambio le pedirá una carta de paso que lo transporte a cualquier lugar de la creación. Lucifer acepta el encargo, pero es un ser ladino y desconfiado, por lo que incluso si llega a conseguir dicha carta, duda que Dios actúe con deportividad y seguro que se guarda un as en la manga.

Lucifer Integral 1 A partir de aquí comienza un viaje, un largo viaje que llevará al Portador de la luz a realizar un recorrido para conseguir lo que quiere. Y no serán pocos los obstáculos que encontrará a su paso. Pero él no tiene prisa. Con sus ideas muy claras y la seguridad que le da tener todo bien planeado, se dirige con paso firme a conseguir ese portal que le permitirá ir a cualquier sitio, esté creado o no…

Carey comienza algo titubeante, como cuenta en su propia introducción, los inicios no fueron nada fáciles. No solo por enfrentarse a un personaje que sale de una de las colecciones más veneradas por el fandom, sino porque intentó convencer a la editorial con una miniserie de 3 números que es la que abre este tomo, pero que el propio equipo artístico abandonó tras ella, sin encontrarse cómodos con el tono de la serie. No sabría decir si es una pena o no, porque a pesar de que el dibujo de Chris Weston (Juez Dredd) y las tintas de James Hodgkin le dan un aspecto fabuloso a la serie, el equipo que se quedó como fijo en la serie regular, compuesto por Peter Gross (The Unwritten) y Dean Ormston (Black Hammer) hacen un trabajo tan espectacular que acaban representando a la perfección el mundo de Carey. Y sí, he dicho Carey, más que obviando a Gaiman, ensalzando la labor del guionista.

Weston aporta un aspecto realista, con un dibujo coloreado con un estilo que parece que esté pintado en lugar de dibujado a lo Corben o Juan Giménez, con un color que da mucha tridimensionalidad al dibujo. Hubiera estado muy bien ver toda la serie con este dibujo pero…

… Pero el trabajo y la química entre Peter Gross y Dean Ormston es fabulosa. El dibujante principal suele ser Gross, con gran parte de ayuda de Ryan Kelly. Él dibuja el grueso de los números con ese estilo más limpio y al uso, con un estilo más moderno, pero que no escatima en desplegar todas sus habilidades a la hora de dibujar los escenarios oníricos y las criaturas grotescas del inframundo. Para dar tregua algún mes, Dean Ormston se hace cargo de los fill-in, y realiza algunos números a la limón con Gross. Son dos estilos muy diferentes, pero que combinan bastante bien, y sirven como representación de algún punto de inflexión en la historia.

Pero sin desmerecer el trabajo de los dibujantes, quiero volver a Carey. Y es que con Lucifer hace algo que me ha gustado especialmente: Como buena serie larga, está compuesta de pequeños arcos argumentales en los que los protagonistas hacen algo. Pero a diferencia de otras series en las que se incluyen arcos que pueden ser sacados de la serie sin perder demasiado en la historia, Carey usa una narración lineal en Lucifer. Cuenta una historia, y cada arco argumental, no es más que un paso más en el viaje que tiene en mente para ella.

Otro de los fuertes es la cantidad de personajes secundarios que va introduciendo. Nunca sabes cuál va a tener importancia en adelante y cuál no. Aunque casi todos acaban volviendo a aparecer de una manera u otra. Pero los más importantes son:

  • Lucifer Integral 1 Lucifer: Decía que la primera lectura me recordó a una versión angelical de Constantine… aunque hay que reconocer que acaba por tener su propia personalidad y además aquí ese cinismo y ese aire de superioridad está muchísimo mejor justificado.
  • Mazikeen, su asistente en el bar y que es uno de los personajes que más (y mejor) evoluciona en este primer tomo.
  • Amenadiel, el representante del cielo. Comienza siendo el mensajero que ofrece el trato y la misión a Lucifer, pero poco a poco se va convirtiendo en la némesis del protagonista.
  • Elaine Bellock: Una niña que puede hablar con tres brujas y ver a los muertos, cuyo peso en la historia va creciendo y cuyo pasado y futuro van revelándose como claves de todo.
  • Los Lilim: Briadock el ciego o Mahu el impetuoso, comienzan como unos personajes accesorios en la primera miniserie pero poco después volverán a aparecer y a tener su importancia en la historia.
  • Los ángeles: Son incontables todos los que salen, de un modo u otro: Meleos, Sandalfón, Rafael, Amenadiel, los arcángeles…

Carey realiza una historia que tiene un rumbo siempre. Va intercalando diferentes líneas argumentales que hacen que nunca puedas llegar a despistarte y mucho menos aburrirte. Está escrito de manera sobresaliente y va cogiendo cada vez más fuerza. No quiero olvidarme de las espectaculares portadas de Duncan Fegredo, una auténtica maravilla, marca Vertigo.

En definitiva, Lucifer Integral tomo 1.

Una obra imprescindible para cualquier admirador del sello Vertigo. Hayas leído y/o disfrutado Sandman o no, esta serie es un ejemplo de cómo un buen escritor es capaz de coger un campo tan complejo, enrevesado y delicado como la Teología y construir una historia que repasa, integra y construye alrededor de todos esos conceptos religiosos. Una de esas obras que deben estar en la biblioteca de cualquier aficionado al cómic que se precie.

Lucifer Integral 1 ECC va a editar íntegra la colección en 3 tomos. En este primero tenemos una edición en cartoné con un tamaño de 16×24 cm y con 544 páginas a 44,5€. El tamaño para que os hagáis una idea está entre el de cualquier tomo normal de ECC y los Extra Superhéroes de Panini. Aluden a la búsqueda de nuevos lectores para este tamaño. Personalmente no lo entiendo, pero ciertamente no es un tamaño que moleste por pequeño, una vez lo tienes en la mano apenas se nota… La colección estará compuesta por tres tomos. Quedan 56 números por delante así que los siguientes serán aún mayores… Este tomo incluye la miniserie The Sandman presenta Lucifer 1-3 y los números 1 a 20 de la serie regular.

Lo mejor: El trabajo de Carey. Que sea una historia lineal y no historias independientes. El tratamiento de la Teología.

Lo peor: Hacer como hice yo la primera vez y no darle una oportunidad tras la primera miniserie pensando que estamos ante un refrito.

Para los que disfrutaron del personaje en Sandman. Para interesados en Teología que quieran ver un tratamiento original de las diferentes religiones, aunque se centre en la cristiana. Para los que flipan con la personalidad cínica de Constantine, este lo supera…

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: Producto no disponible
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com