Con tan sólo un par de meses de diferencia con respecto a la edición USA, ha llegado a nuestras tiendas el final de la... Lobezno: El viejo Logan

Con tan sólo un par de meses de diferencia con respecto a la edición USA, ha llegado a nuestras tiendas el final de la saga ‘El viejo Logan’, la nueva colaboración entre Mark Millar y Steve McNiven, el equipo estrella de Civil War.

De este modo, Panini ha concluido la publicación de esta saga que ha visto la luz entre los números 42 al 47 de la edición española de Lobezno, para introducirnos en una historia a medio camino entre Mad Max y Sin Perdón ambientada en el futuro. Cincuenta años antes del comienzo de El Viejo Logan sucedió algo que acabó con la vida de la gran mayoría los superhéroes. Un viejo Logan intenta vivir una vida tranquila y sin sobresaltos en una pequeña granja en Sacramento con su familia. Algo que ocurrió en su pasado lo ha hecho renunciar a la violencia hasta tal punto que se deja acosar y amenazar por sus crueles caseros (nada menos que la incestuosa progenie de Bruce Banner). Un día las deudas llegarán a un punto en el que, para salvar a su familia, se verá obligado a aceptar un trabajo de parte de un envejecido Ojo de Halcón ciego, reconvertido en traficante. A partir de ahí se embarcarán en un viaje de costa a costa de los EEUU que nos dejará ver qué ha sido de este postapocalíptico mundo tras la victoria final de los villanos.

viejo logan

Más allá de la premisa inicial de Mark Millar con el viejo Logan como remedo de Clint Eastwood en Sin Perdón, lo más interesante de la historia se halla en los distintos detalles-homenaje que Millar va dejando para ambientar su mundo. Dinosaurios, todo un grupo de motoristas fantasmas, héroes y villanos reconvertidos y todo lo que al guionista escocés le viene en gana se ira cruzando por el camino de nuestros dos personajes a bordo de nada menos que el spidermovil. El hecho de caminar en términos de futuro alternativo, otorga a Millar no sólo la posibilidad de partir de cero para crear lo que se le antoje, sino todo un inmenso abanico de referencias marvelianas para ser utilizadas del modo que se le ocurra sin ninguna limitación. El resultado es una sucesión de guiños molones, espectaculares batallas, giros sorprendentes y todo el resto de los ingredientes que han llevado a Millar a ser un fan fauvorite.

Si nuestras expectativas son las de leer un cómic de este Millar, se puede asegurar un buen rato de lectura, pero no deja de estar exento de esos puntos flacos de los que adolece en la mayoría de su obra. Dado que la historia en sí es una excusa para desplegar sus exitosos recursos habituales, hay incluso demasiado en la trama que se queda cojo o falto de coherencia. La gran motivación que lo hace renunciar a la violencia, el motivo de la muerte de los héroes o la forzada resolución del final no terminan de convencer, pero ser sólido y coherente casi resulta lo de menos si da lugar a un despliegue de espectáculo o a un cliffhanger impresionante… ese es Millar, lo cual tampoco implica nada negativo. Supongo que nadie espera un Alan Moore o un Art Spiegleman cuando lee a Millar, con lo que no hay decepción posible.

viejo logan

Si lo comparamos con su anterior etapa en la serie del mutante canadiense (Enemigo del estado, Agente de Shield), comparte los rasgos identificativos del escocés, pero si cabe en ‘El viejo Logan’ es aún más espectacular, gracias al recurso del futuro alternativo que da rienda suelta a cualquier idea que Millar pueda tener.

Pero la mitad del mérito de esta road movie postapocalíptica reside en el derroche gráfico de Steve McNiven. Para la ocasión, se reinventa a si mismo, dejando de lado su trazo limpio y frío, para hacerse con un estilo que por momentos evoca a Barry Windsor Smith, Geoff Darrow o incluso al Frank Miller de Ronin. La limpieza aséptica de Civil War se endurece para mostrarnos un Logan crepuscular en un mundo árido. Si lo combinamos con esa narrativa de evocación cinematográfica, abundante en panorámicas y diseñada expresamente para el lucimiento en los momentos álgidos de la historia, tenemos ya no el complemento perfecto, sino que en algunos casos supera al guión haciéndose con el protagonismo absoluto de la historia.

Pese a la falta de miga de esta historia, da la curiosa sensación de ser una saga determinante en cuanto a importancia en la historia del personaje y el mundo creado para Old Man Logan se antoja más que susceptible de nuevas historias. Demasiadas buenas ideas apenas esbozadas…

Summary
Review Date
Reviewed Item
Lobezno: El Viejo Logan
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com