Gata Infernal: Agente de la Iniciativa Guión: Kathryn Immonen Dibujo: David Lafuente, Stuart Immonen Formato: Tomo, 160 págs., color. PVP: 10,75 € Edición original:...

Gata Infernal: Agente de la Iniciativa
12

Guión: Kathryn Immonen
Dibujo: David Lafuente, Stuart Immonen
Formato: Tomo, 160 págs., color.
PVP: 10,75 €
Edición original: Marvel Comics Presents vol. 2, 1-4 y Patsy Walker: Hellcat, Agent of The Initiative 1-5 USA
Editorial: Panini

Con bastante retraso, nos llega la deliciosa miniserie dedicada a la Gata Infernal. Aunque ello no impide que se disfrute su lectura, publicar una historia que englobada en los eventos de La Iniciativa (resultado final de Civil War), después de publicar la última megasaga de Marvel, Invasión Secreta, resulta un poco confuso para los nuevos lectores y contradictorio para el resto. Cosas de arriba como diría aquel…

Patsy Walker, alias Gata Infernal, ha sido uno de los muchos personajes poco aprovechados por parte de Marvel Comics. Como bien han demostrado Brian Bendis con la primera Spiderwoman (Jessica Drew) o Alan Moore con la Cosa del Pantano, por citar un par de ejemplos, no existen malos personajes sino malos guionistas.

Personaje surgido en los inicios de la editorial, en la década de los cuarenta, fue re-introducida en la época moderna de Marvel dentro de la serie que narraba las primeras aventuras del intrépido Hank McCoy (a.k.a La Bestia) cuando trabajaba de científico para Brand Corporation, lugar donde obtuvo su pelaje característico; Pasty era uno de los personajes secundarios y la única amiga que tenía nuestro buen doctor. Pasado un tiempo la introdujo en las filas de los Vengadores, durante la etapa de Steve Englehart. Allí obtuvo su nuevo status de heroína con el nombre código de Gata Infernal, vistiendo un traje especial que llevaba Tigra (cuando era conocida simplemente como La Gata) y al entrenamiento psíquico de Dragón Lunar.

En vez de ingresar en los Vengadores fue uno de los más recordados héroes de Los Defensores, donde se casó con uno de sus compañeros, Daimon Hellstrom, el Hijo de Satán, hasta que éste se volvió loco. Esta circunstancia provocó el el suicidio de Patsy, que consiguió resucitar en la colección de los Thunderbolts, cuando éstos (creyendo que estaban salvando el alma de Pájaro Burlón) recuperaron su alma de las garras de Mefisto.

El tomo publicado por Panini, recoge en primer lugar las historias aparecidas dentro del nuevo volumen de Marvel Comics Present (inédito por estos lares) de la mano del matrimonio Immonen. Supuso el primer trabajo en los guiones de Kathryn, esposa de Stuart Immonen (Ultimate Spiderman, Nextwave), que es el autor de los lápices de las cuatro historias donde presentan a la nueva Patsy Walker en un relato divertido, de confusiones y diferentes caras de una misma moneda.

Tras esta (nueva) presentación para el gran público, llegamos a la miniserie que da nombre al tomo, cuyo mayor interés es el trabajo de nuestro David Lafuente.

3183

Iron Man recluta a Patsy para La Iniciativa, enviándola como su representante a las gélidas tierras de Alaska, (debido en parte a la promesa de dotar de superhéroes a los cincuenta estados de la nación). Nuestra querida Gata se verá envuelta en una aventura mágica, llena de peligros, repleta de seres fantásticos y monstruos imposibles extraídos del folclore tradicional indio, dejando claro en todo momento el carisma que tiene este personaje olvidado. Todo gracias a las buenas formas de una novata como Kathryn Immonen, que ha entendido perfectamente a Patsy, una mujer sexy, con carácter y divertida, siempre sonriente, pero sin llegar al esteriotipo de heroína simple, con un toque picante, que pudimos ver en las historias de MCP. Escribe una divertida historia de aventuras, sin caer en los manidos relatos al uso, entrelazando pequeñas historias y detalles, que en conjunto crean una entretenida lectura, ideal para jóvenes lectores de ambos sexos, y para los más veteranos en esto de los hombres con mallas.

Pero una buena historia no resulta redonda, sin un narrador que acompañe las letras. El trabajo de David Lafuente, supuso su consagración definitiva en Marvel. De igual modo que en la década de los noventa, Carlos Pacheco ilustró la miniserie de Bishop, por entonces uno de los mutantes más famosos, abriéndose las puertas para dibujar una de las series más importantes del mercado como X-Men, esta vez la Gata ha conseguido al más famoso arácnido de la línea Ultimate como recompensa para el dibujante español.

david_lafuente_patsy_walker_hellcat_4_3

Lafuente, cómplice de Immonen, realiza una estupenda labor de detallismo en todas y cada una de las viñetas, logrando recrear una atmósfera tan complicada como una tierra helada y un bosque ártico desplegando todos sus recursos artísticos sin caer en ambientaciones artificiales. Su estudio de personajes, encabezado por la propia Gata Infernal y terminado por toda la fauna mitológica del cómic, tiene su propio lenguaje sin poses efectistas, destilando ese humor que siempre acompaña todos los trabajos del asturiano.

En definitiva, una buena compra para estos días de frío que parece que finalmente llegan a nuestro país. Historia entretenida, bien narrada y mejor dibujada. ¿Qué más queréis?

Compartir:

Marcos Miguel González "Markitos"

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com