FAKER Guión: Mike Carey Dibujo: Jock Tinta: Wade Von Grawbadger, Jim Royal Color: Lee Loughridge Edición original: Faker nº 1 al 6 (Vertigo, DC...

FAKER

Guión: Mike Carey
Dibujo: Jock
Tinta: Wade Von Grawbadger, Jim Royal
Color: Lee Loughridge
Edición original: Faker nº 1 al 6 (Vertigo, DC Comics)
Formato: Libro rústica, 160 págs.
Editorial: Planeta
Precio: 11,95 €

La línea Vertigo de DC de vez en cuando nos obsequia algunas miniseries, que dada su escasa extensión y la falta de publicidad de estos títulos comparados con la franquicia superheroica, hace que muchas veces pasen inadvertidas pese a contar con los talentos de gente como Mike Carey o Jock.

Faker recopila en este tomo de Planeta los seis números de la serie original para contarnos el giro que se produce en las vidas de un grupo de universitarios de las más diversas naturalezas tras una noche loca de alcohol y drogas. Lo que podría haber sido una fiesta más para recordar (o no recordar, según se mire) se convierte en el inicio de un giro de lo más extraño en sus vidas. Gente que no parece existir, conspiraciones gubernamentales, viejos traumas florecidos de nuevo y un recurso sorpresa, que no sólo servirá para una revelación final, sino que será aprovechado para que durante toda la serie conozcamos mejor a sus protagonistas. Dado el enrome spoiler que esta historia, evitaremos en esta reseña dar detalles, con lo que pedimos disculpas por adelantado por no ser todo lo claros que debiéramos.

Como en la mayoría de sus obras (Hellblazer, Lucifer…), Carey hace un trabajo impecable. Pese a haber recaído en algunas series mainstream bastante populares, Carey aún no es uno de esos guionistas estrella que tanto se estilan en esta época. Quizá esto sea porque aún está por publicar esa gran obra que lo nace al estrellato definitivamente. Sin embargo, hay algo que Carey tiene de lo que carecen muchas de esas estrellas; la regularidad. Si bien, como decía, aún está por escribir esa gran obra que estará en boca de todos los aficionados durante meses, comprarse un tebeo de Mike Carey suele ser garantía de profesionalidad, solidez y entretenimiento. Faker no es una excepción. A través de breves anécdotas y diálogos acertados nos presenta rápidamente a los personajes de modo que ya sabemos qué esperar de ellos, casi como si los conociéramos. A continuación comienza la artimaña de este cómic. Cuando creemos que aún se nos están presentando los personajes resulta ser que la trama ha empezado aunque no nos demos cuenta y antes casi de que empecemos a sospechar lo que está haciendo nos muestra sus cartas para dejarnos con la boca abierta. En esta era de continuos cliffhangers de último momento y bruscos giros, hasta aquí puede que tampoco aporte nada a los más avezados. La diferencia entre Carey y otros tantos guionistas (quizá más encumbrados) es que sabe jugar una vez ha destapado su mano y el giro repentino se queda en algo más. La sorpresa sirve para algo más que provocar desconcierto en el lector, ya que a través de ella redondea la trama y completa a eso personajes que tan sólo se habían esbozado.

Poniendo imágenes a las palabras de Carey está el también británico Jock. Los que ya lo conocen de obras como Los Perdedores o Green Arrow: Año Uno, ya saben como se las gasta, desbordante de espectacularidad. Perspectivas forzadas, predominio de diagonales, imágenes de alto contraste y ese trazo quebrado hacen que sus dibujos destilen impacto. Si acaso le podemos achacar que su mayor defecto es su propia intensidad. Cada viñeta tiene tal fuerza, que en más de una ocasión llegan a brillar tanto por si mismas, que casi parece que se tratara de dibujos aislados y no de una narración continua. En otras de sus obras más proclives a la acción, esta debilidad era apenas perceptible, pero se hace mucho más evidente en una obra como ésta basada en los diálogos y la caracterización de los personajes. No significa esto sin embargo, que esta pequeña flaqueza empañe el total del cómic, tanto a nivel gráfico como literario. Os aseguro que aunque quizá no hayáis oído hablar demasiado de Faker, es una apuesta segura.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com