El Botones de verde caqui Guión: Yann Dibujo: Olivier Schwartz Edición: Colección Spirou. Formato: Tomo cartoné. 64 páginas. Precio: 16,00€ Editorial: Dibbuks. No engañamos a nadie si...

spirouEl Botones de verde caqui

Guión: Yann
Dibujo: Olivier Schwartz
Edición: Colección Spirou.
Formato: Tomo cartoné. 64 páginas.
Precio: 16,00€
Editorial: Dibbuks.

No engañamos a nadie si afirmamos que Spirou no es un personaje muy conocido en España, a excepción eso si de su versión infantil más divertida y adulta de lo que uno cabe esperar. Por ello, la nueva andadura de Spirou en la editorial Dibbuks es una magnífica oportunidad para conocer uno de los pilares del tebeo Franco-belga.

Creado hace ya 77 años por Robert Velter (más conocido por Rob-Vel) para la editorial Dupuis, las aventuras del Botones del Hotel Moustique (aquí tenemos un Botones más famoso aún de mano de Ibañez) llegaron a su cotas de mayor popularidad con los lápices y guiones de André Franquin, de tal manera, que no solo creó el canon para el presente y el futuro del personaje, sino que a su vez eclipsó la figura de su creador. De hecho, hasta hace bien poco, yo mismo creía que fue Franquin quién creó a Spirou y su compañero Fantasio.

botones-2

Pero de igual modo que los superhéroes americanos, un personaje que genere miles de réditos a la editorial que cobija sus publicaciones, no debe de parar su producción tras la muerte de su creador, a excepción de la obra de Hergé, por mucho que en Europa se respete al autor y su herencia artística.

Para evitar las iras de los aguerridos seguidores del intrépido Botones, Dupuis se sacó de la manga una serie de álbumes titulada “Una aventura de Spirou y Fantasio por…” historias fuera de continuidad con una mayor libertad creativa por parte de los autores encargados con la que empieza Dibbuks su andadura editorial.

botones-0

El botones de verde caqui obra de Yann y Schwartz es la continuación, digamos, no oficial del anterior álbum realizado por Émile Bravo, Diario de un ingenuo, en el cual introduce el origen del personaje a principios de la Segunda Guerra Mundial. Yann ambienta su aventura en la Bruselas ocupada por los nazis, con facciones rebeldes dedicadas a expulsar a los invasores alemanes de sus tierras, además de combatir con los colaboradores belgas que tantos debates produjeron, con especial atención por parte del guionista a Hergé.

Estamos ante una aventura más adulta y cruda que las que están acostumbrados a leer los seguidores de Spirou, donde se nos muestran el día a día de los habitantes de Bruselas ante la ocupación nazi, observando cómo logran sobrevivir a las penurias de la guerra mientras los alemanes disfrutan de su ciudad. Entre tanto movimiento, Spirou es el botones del hotel regentado por el líder alemán de la Bélgica ocupada, siendo además espía para el frente rebelde y los ingleses. Tanto secretismo, terminará haciendo mella en su amistad con Fantasio, que le recriminará su colaboración con los invasores sin saber el por qué.

botones-3

A nivel argumental, Yann teje una historia sólida de espías clásica dentro un ambiente bélico, con un elemento histórico que marcó a Europa, pero que hacia su tramo final se pierde un poco, introduciendo una singularidad fantástica y emocionante, que por falta de espacio la solventa con prisas y con muy poca gracia. Pero esto no quiere decir que su lectura no sea entretenida, lo contrario, ese toque adulto, con subtramas e infinidad de personajes que terminan relacionándose entre ellos, logran interesar y atrapar al lector.

Mención aparte tiene el soberbio trabajo gráfico de Olivier Schwartz, detallista y ágil, repleto de referencias, cameos y homenajes (buscad a ciertos personajes con capa y famosos entre sus viñetas), que logran más aún disfrutar de la lectura. La narrativa sencilla de Schwartz consigue que nos transportemos a esa Bruselas ocupada, además de recordarme en más de una ocasión la fabulosa película de Wes Anderson, Gran Hotel Budapest, es un aliado enorme para solventar con éxito ese tramo final tan apresurado.

botones-1

Antes de terminar, quisiera alabar el magnífico trabajo de edición por parte de Dibbuks. Estamos ante una edición mayúscula, muy bonita y de gran calidad, algo que parece obvio pero que se olvida en demasía por parte de las editoriales españolas, no solo en la edición de un tebeo, sino en la edición en general de los catálogos literarios.

Recomendable para los neófitos cómo yo y para los aficionados al personaje y al tebeo europeo.

Compartir:

Marcos Miguel González "Markitos"

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com