Lo reconozco: era fan de Andrés Palomino (qué tío, tiene su propia entrada en la Wikipedia). Y ahora lo soy de Alex Roca. A...

Lo reconozco: era fan de Andrés Palomino (qué tío, tiene su propia entrada en la Wikipedia). Y ahora lo soy de Alex Roca. A ver, también lo sigo siendo de Andrés, pero también de Alex. Vamos, que soy fan de los dos.

A Andrés me lo presentaron en un salón, cuando sólo (¿sólo?) publicaba online sus Crónicas PSN. Y se me cuajó como otro webcomiquero, además de monologuista friki y guionista de televisión.

– ¿Algo que haya visto?

– Club Super3.

– Ah, pues no. Mi hijo es más de Boing y Clan.

Y ahí quedó todo. Había conocido a directores de cortos y actrices de televisión (incluso una que apareció en la infame Piratas), así que no iba a dejarme impresionar por un guionista friki.

Y al final, el guionista friki me ha impresionado.

Llibes-Tilt

Formato: 17 x 24 cm.
Impreso en color, 128 páginas
Encuadernación: Cartoné al cromo
PVP: 16€
ISBN: 978-84-940618-4-4

¿Dónde está el guionista? nació haciendo el camino opuesto al resto de webcómics. Es decir, cuando un webcómic tiene cierto éxito su autor lo acaba recopilando en papel. En este caso, el DEEG online nació como avanzadilla para la edición impresa: se trataba de ir haciendo una legión de seguidores de las aventuras de los plumillas del Show de Midas, con el fin de ponerlos a punto de caramelo (a los seguidores, no a los plumillas) cuando se sacara el libro. Sí, todo estaba planeado desde el principio.

DEEG es una tira cómica bien escrita. Muy bien escrita. Y engañosamente bien dibujada. Me explico.

Andrés conoce el oficio de guionista. No en vano lleva diez años como guionista de televisión. Y ha plasmado todas las maravillas y las miserias de su profesión en esta tira. Y algún que otro personaje basado en personas reales. O no. O yo creo que sí, vamos.

Alex es ilustrador y animador audiovisual. Seguro que habéis visto el corto de presentación de Españistán. Bueno, pues ahí metió la mano él. En la animación, no en la crisis del país.

El libro DEEG contiene tiras y extras que aún no se han publicado online, la edición de Dibbuks es exquisita (dejando a un lado los inevitables errores de rotulación aquí y allá) y además lo tengo dedicado por los autores. ¿Lo único malo? Que se lee en un suspiro.

¿Para cuándo el segundo tomo? Es igual, coged mi dinero e id preparándolo.

Recomiendo DEEG a todos los amantes del humor frikinteligente, o sencillamente a los que quieran empezar a trabajar en el mundo audiovisual, y quieran conocer de primera mano lo que se van a encontrar. O a lo mejor triunfan en el sector y en vez de guionistas acaban como ayudantes de producción, o realizadores. O mejor aún , becarios. Esos sí que viven bien.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com