Hace cosa de un año descubrimos, de la mano de la Aleta Ediciones, una muy interesante serie llamada Deathmatch, que aunque tiene nombre de...

Hace cosa de un año descubrimos, de la mano de la Aleta Ediciones, una muy interesante serie llamada Deathmatch, que aunque tiene nombre de personaje de la Image primeriza, fue publicada en EEUU por BOOM! Studios.

deathmatch_v3

En la reseña que hicimos el año pasado ya avisamos que contaba con una trama que dejaba en segundo lugar el resultado de las peleas. Como en Juego de Tronos, cualquier personaje podía morir en cualquier momento. De modo que los combates en sí no son lo importante, el quién vivirá y quién morirá, sino descubrir, a lo largo de los 12 números que dura la serie, quién ha llevado allí a los protagonistas y por qué motivo les hace luchar.

Al contrario que en otras miniseries como Secret Wars o Contest of Champions, donde en los primeros números ya se nos dice quién se oculta tras el telón, aquí nos mantienen con la intriga hasta el final, en una madeja que se enreda y da giros insospechados. Una suerte de Watchmen a pequeña escala, sin las repercusiones mundiales que tuvo el plan de Ozymandias.

El guionista Paul Jenkins da aquí el giro de tuerca final que nadie se espera, pero que todos esperábamos que hiciera. Una historia bien llevada, con personajes reconocibles y carismáticos (TODOS tienen un equivalente en Marvel o DC, y parte de la gracia es identificarlos), pero con un final agridulce, y a mi parecer demasiado brusco y no muy bien cerrado. No obstante, el guion da lo que promete, y no decepciona.

En el dibujo de Carlos Magno, sin embargo, empiezo a detectar ciertas carencias narrativas que no vi en mi lectura anterior. La narración no fluye fácilmente, y algunas transiciones no están muy conseguidas, pero aun así es de una calidad estupenda en los acabados.

Si queréis leer una buena historia de superhéroes, sin tener que preocuparos por la farragosa continuidad, echad un vistazo a los tres tomos de Deathmatch. No os defraudarán.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com