CRIMINAL 2: SIN LEY Guión: Ed Brubaker Dibujo: Sean Phillips Color: Val Staples Edición original: Criminal 6-10 (Icon, Marvel Comics) Formato: Libro cartoné, 144...

CRIMINAL 2: SIN LEY


Guión: Ed Brubaker
Dibujo: Sean Phillips
Color: Val Staples
Edición original: Criminal 6-10 (Icon, Marvel Comics)
Formato: Libro cartoné, 144 págs
Editorial: Panini
Precio: 15 €

Amor.

Si con una palabra pudieras calificar la serie que se están marcando el dúo Brubaker/Phillips para el sello Icon de Marvel, es precisamente esa. Amor por un tipo de historias al que siguen homenajeando ambos autores en este segundo arco argumental de Criminal, una obra de amor al género negro, premiada con el Eisner a la mejor serie nueva.

En esta ocasión, los autores nos presentan al protagonista, Tracy Lawless, otro perdedor, un exmilitar que se fuga de la prisión en la que estaba recluido tras un incidente en Irak, tras notificarle el asesinato de su hermano Rick. Su regreso y posterior investigación de lo sucedido no será tarea fácil, el recuerdo que tenia de su frágil hermano no encajaba con la realidad con la que se encuentra al descubrir su militancia en una banda de ladrones. Ante esta nueva situación, y siendo estos últimos los que le vieron con vida por ultima vez, Tracy decide infiltrarse en la banda e investigar, esperando encontrar las respuestas que busca. Sin embargo las respuestas no las encontrara en los miembros de la banda, ni en los actos que cometen y menos aun en Mallory, integrante y antigua novia de Rick. Las irá encontrando en los incómodos recuerdos, los errores que cometió bajo el peso de su apellido, en forma de un padre criminal que condeno la vida familiar y que le terminará pasando factura.

Cómo se nota el fenomenal estado en el que se encuentran el multipremiado guionista Ed Brubaker (Daredevil, Capitán América) y el excelente dibujante Sean Phillips (Sleeper, Marvel Zombies). Ambos ya se conocían y habían trabajado juntos en la brillante serie Sleeper para el sello Wildstorm, dando muestras del potencial que podían ofrecer. Y no tardaron demasiado en encontrarse de nuevo para inaugurar el nuevo sello de Marvel, con una serie de creación propia donde iban a mostrar lo mejor de sí.

Pese a la sorprendente variedad de géneros a la que Ed Brubaker es capaz de enfrentarse en estos últimos años, con muy buena nota en general, era en el género negro donde mejor explotaba sus brillantes cualidades. Es en este segundo tomo donde nos retrotrae a sus mejores momentos en obras similares como Gotham Central, creando esa atmosfera sucia y fría, donde hace moverse a unos personajes perfilados a través de unos diálogos duros y directos, que culminan con esos desenlaces tan contundentes y característicos.

Mientras, el británico Sean Phillips,  es poseedor de un característico estilo de dibujo de corte oscuro y realista donde el uso de su potente mancha profundiza en la creación de una atmósfera sucia acorde con el género. Pero esto no le ha impedido, antes de su llegada a Criminal, asumir otros como el superheroico, alejado de su particular estilo y seguir cumpliendo con una nota muy alta.
Si bien, al principio de la serie (Criminal 1-5), quizá por las expectativas tan altas que existían o por la propia presión que conllevaba, no les salió una historia tan bien ejecutada. En este segundo arco argumental, demuestran el buen momento por el que pasan ambos autores, con una historia mejor culminada en la que guión y dibujo no muestran la precipitación que existía en el desenlace del primer arco argumental.

No tardan en demostrar lo bien montado que tienen la serie, lo que aparentemente parecían historias independientes, pronto se convierte en una herramienta flexible para que las pistas que van dejando los autores tomen forma, un bar, una chica, un nombre… todo esta conectado.

Esa es la intención de los autores junto al eje principal de la serie, el amor al género, el cariño que destilan. Como ejemplo, el detalle de las aperturas de cada capítulo, si en el recopilatorio anterior, se basaban en fundidos en negro, aquí nos encontramos con una imagen sencilla como, una foto rota y desgastada, unos casquillos de bala o la forma de un cenicero, que condensa la esencia del capitulo de forma precisa y preciosa.

A destacar igualmente, los artículos que acompañan a este segundo tomo, donde en definitiva, está la esencia de la serie y en la que aparte del propio Ed Brubaker se suman otros como Steven Grant, en la que hablan precisamente de lo que representa la serie, el género negro.

Criminal nº2 ‘Lawless’ es una historia dura, sin contemplaciones que te seduce desde la primera pagina hasta la ultima con una trama clásica del género, una venganza que se convierte en tragedia, en amargura pero también en amor. Ese amor que muestran los autores y que en los siguientes números no dudaran en plasmarlo a través del arma que mejor tienen, el cariño.

Compartir:

Iván González

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com