Las obras de Nob aparentan estar orientadas a niños, aunque siempre he tenido la sensación de que son como las pelis de Pixar, que... Reseña de El Comedor, Primer Turno.

El Comedor Las obras de Nob aparentan estar orientadas a niños, aunque siempre he tenido la sensación de que son como las pelis de Pixar, que están abiertamente pensadas para los niños, pero que contienen numerosos chascarrillos, bromas internas y chistes disfrazados de huevos de pascua para los que ya no somos tan niños. Es lo que tiene este El Comedor, Primer Turno. Es una colección de chistes relacionados con la hora de la comida para los niños, pero muchas de las bromas las va a apreciar mucho mejor un adulto.

El Comedor Y es que el humor tiene mucho que ver con la sensación de cotidianidad y experiencia ya vivida, y esa complicidad con el que está contando la broma hace que conectes con el sentido del humor. Y por ende, el adulto se va a ver reflejado ya no por la experiencia que pueda estar viviendo con sus propios hijos pequeños en este momento, sino también por sus propios recuerdos de la infancia.

Aunque El Comedor está centrado en un 80% en cosas que pasan en un comedor escolar de niños de unos 6-7 años, a decir verdad, esta colección de tiras se centra en la relación de esos niños con la comida. Así, tendremos tiras en sus casas, en el patio durante el recreo, la playa en las vacaciones o incluso en la cama, durmiendo. Esa tensa relación de los niños con las verduras, el cocinero patán, los temas más escatológicos o la afición a los dulces y golosinas, serán temas recurrentes para estas tiras humorísticas.

El autor es Nob, sobrenombre por el que es conocido Bruno Chevrier, del que ya hablamos un poco cuando reseñamos uno de sus tomos de Dad. En El Comedor sigue con ese sentido del humor sencillo, directo y blanco que pueda divertir a niños o a mayores, aunque como ya he dicho, en alguna ocasión, es fácil que los niños no pillen algún doble sentido y los mayores sí. El dibujo es el habitual del autor, con colores cálidos y formas muy cartoon, que pueden entrar por el ojo a los más peques. La estructura de estas tiras es de un formato de 2×2 viñetas, haciendo que sea fácilmente equiparable a las tiras de prensa clásicas: chistes muy rápidos y sin dar pie a complicarse. En ningún momento deja una conexión entre tiras, son todas independientes y no hay ningún running gag entre una y otra tira.

En definitiva, El Comedor, Primer Turno.

El Comedor Una obra que se puede leer con o sin niños, en varias sesiones de lectura o de un tirón, una o múltiples veces. A los aficionados a las tiras cómicas, les resultará una agradable lectura por el tono tan característico del autor. A pesar del tono infantil, no es un humor tonto, por lo que cualquier adulto puede disfrutarlo, aunque hay algunas tiras que seguro van a disfrutar más los peques que sus papás. Por todo ello, es una obra que puedes dejar con confianza a los niños para que lean solos. No tiene ningún chiste fuera de tono, es sumamente inocente y simpático.

Lo mejor: Poder leerlo con los peques y reíros juntos. Sentido del humor muy blanco, que también es agradable de vez en cuando…

Lo peor: Si no tienes peques en casa, puede resultar un humor muy tontorrón, aunque se puede disfrutar igual.

Para niños de 6 años en adelante. Para padres con nostalgia por el comedor. Para aficionados a las tiras cómicas.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 11,87
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com