"Cien vistas del monte Fuji" es una obra clave en la producción de Hokusai, realizada además cuando el artista contaba ya con más de...

Cien vistas del monte Fuji

Cien vistas del Monte Fuji
Katsushika Hokusai

Comentarios e introducción de David Almazán Tomás
Páginas: 252 b/n
ISBN: 978-84-946119-2-6
Precio: 21,5€
Colección: Wunderkammer

La gran ola de Kanagawa sea tal vez la obra más universalmente reconocida del ilustrador japonés Katsushika Hokusai. No es ésta la imagen que decora la portada de este libro, sino que Hokusai reutilizó el motivo de la ola con el monte Fuji de fondo, que ya había publicado en su Treinta y seis vistas del monte Fuji para su nueva compilación de ilustraciones, esta vez en blanco y negro, llamada Cien vistas del Monte Fuji, que es la que nos trae la editorial Sans Soleil Ediciones.

Nos encontramos ante un libro de ilustraciones peculiar. El autor no pretende con esta serie de cien estampas representar el Fujiyama (yama significa montaña en japonés, así que decir Monte Fujiyama es incorrecto) desde distintos ángulos, sino realizar un retrato del japón rural de su época y del pasado con el monte Fuji como testigo mudo de fondo. Así pues, no se trata de un libro de ilustraciones paisajísticas, sino costumbristas.

A lo largo de las más de 200 páginas que ocupa este volumen descubrimos costumbres, oficios, mitología y cultura popular de ese país tan fascinante y misterioso como es Japón. Pescadores, campesinos, samurais e incluso dragones comparten el incomparable telón de fondo que es el Monte Fuji, ese titán imponente y silencioso (al menos desde su última erupción en 1707). El Fuji es la montaña más alta de todo Japón, y fue nombrado en 2013 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es la muestra de que no es sólo una montaña, sino que es un símbolo Japón, de su historia y su cultura, y su silueta se ha convertido en una de las imágenes de montañas más fácilmente reconocidas en el mundo.

Como homenaje a esta montaña inmortal, el grabador Hokusai le dedicó estas Cien Vistas, gracias a las cuales podemos ver el monte desde diversos ángulos y provincias de la región, si bien todas comparten la abertura superior del volcán y ese pico frecuentemente nevado. Algunas de las ilustraciones son dobles, mientras que otras ocupan sólo una página. En las ilustraciones dobles recogidas en este volumen se respeta la decisión de Hokusai de dejar un margen alrededor de cada estampa individual, de manera que al abrir el libro el pliegue de las páginas no oculte ningún detalle. Es el ojo del lector el que compone la imagen completa, eliminando de su visión dicho margen. Podemos ver un ejemplo de esto en la imagen inferior:

El experto en Historia del Arte y antropólogo David Almazán abre el libro con una breve aunque completa biografía de Hokusai, en la que recorre sus inicios como ilustrador y grabador. También se incluyen intercalados en el libro sus textos explicativos de cada ilustración, en los que revela detalles de cada estampa o proporciona el necesario contexto histórico.

Personalmente, he de decir que la lectura de este libro ha supuesto una experiencia realmente disfrutable. He podido deleitarme con cada detalle de cada estampa antes de pasar a la siguiente, en lo que ha sido un viaje en el tiempo hacia una época mágica, con ese paisaje impresionante de fondo que es el Monte Fuji, a veces desde su misma ladera, a veces visto en lontananza. Es un libro para disfrutar en silencio, o con música muy suave, dejando que el pasar de las páginas transporte al lector a lugares remotos de la mano de un autor, Hokusai que, si bien en vida no disfrutó del reconocimiento que tiene ahora al tratarse de un artista de cultura popular y no de “alta cultura”, fue capaz de representar como nadie uno de los más famosos símbolos de Japón. Cien vistas del monte Fuji es un libro merecedor de estar en las estanterías de todos los amantes de la ilustración y la cultura popular japonesa. Un fuerte aplauso a Sans Soleil Ediciones por su publicación en España.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com