Chan Prin es una versión del El Príncipe y el Mendigo de Twain, pero ambientada en una especie de mundo pseudomedieval con princesas de... La Casa de Té de Lamastelle-san: Chan Prin.

Saludos, queridos lectores. Todo lo bueno se acaba, y ya he vuelto :-). Para celebrarlo vamos a reseñar juntos (porque una reseña que no leen los lectores es como una película de  Jackie Chan sin hostias tortazos :-)). Vamos a reseñar un experimento muy divertido llamado Chan Prin y que nos viene de la mano de Ediciones Babylon.

Antes de nada, debo confesar que una de mis películas preferidas de infancia y juventud era Tú a Boston y yo a California. Así que cuando leí que esto iba de una princesa y una campesina que intercambiaban sus vidas por un tiempo me dije: “Tú te vienes a la estantería.”

Bueno, el saber que era cosa de Xian nu Studio ayudó mucho :-).

Pues eso, estamos ante una versión del El Príncipe y el Mendigo de Twain, pero ambientada en una especie de mundo pseudomedieval con princesas de cuento supermegapijas que usan redes sociales en el típico instituto perdido en las montañas y…

Chan Prin

Se trata de ese tipo de historia que puede ser un bodrio o una genialidad. En este caso, diría que es una genialidad. Es una obra para hacer reír y me he reído leyéndola.

¿Es una obra seria? No.

¿Es un divertimento basado en una idea de las autoras y un juego online francés tipo “juego de citas”? Si.

¿Funciona para el lector? Totalmente.

Y eso que la estética de la sobrecubierta (a color) no me convenció al verla. Pero dejando aparte algunas cuestiones estéticas (que se resumen en que el estilo de ropa de las protagonista no es el que me agrada a nivel personal), se nota que la edición está hecha con cariño hacia el lector, por parte de las autoras y de la editorial. Si retiramos la cubierta, tenemos un dibujo en la portada… y otro en la contraportada. Kawaiis del todo :-).

Por supuesto, entre los capítulos tenemos textos y dibujitos de las autoras, rompiendo la cuarta pared y charlando con los lectores. Para completar el tomo, tenemos unas historias cortas basadas en los personajes, pero fuera de la historia principal. Son obra de Nana Bid, Javier Bolado y Wakana Sakamoto. Tenemos también una breve historia de la obra con texto de las autoras. Y una galería de fanarts.

Pero todavía no os he hablado del guion. Bueno, sin destriparlo mucho, se toma a coña las historias de internados y de cambios de identidad. Algunas situaciones y chistes me cogen (me temo) ya mayor y no me hacen tanta gracia como a un lector o lectora en la adolescencia. Pero con otras me he carcajeado, en serio (toma chiste o juego de palabras :-)).

¿Y el dibujo? Dejando que para mi gusto los vestidos de las chicas son demasiado recargados, está muy bien. Mezcla dibujo normal con caricaturas y con “capturas” de las redes sociales que los príncipes y princesas que aquí estudian utilizan. El hecho de que el tamaño del tomo sea algo mayor que el tomo manga estándar también le favorece. Expresivo, sobre todo en las caras. Que es lo que este tipo de historia necesita.

Chan Prin

Al empezar la reseña os comentaba que esto es un “experimento”. Eso se debe a que, al parecer, habrá diferentes finales según (por lo que entiendo) las elecciones y votaciones de los lectores. Y las autoras nos cuentan que se podrán comprar varios tomos con diferentes finales o quedarte con el final que más te guste. Como lo de las portadas alternativas, pero con más chicha y contenido para el lector.

Por cierto, en la web de la editorial tienen una opción para que compres tu ejemplar dedicado. El mío lo está :-).

¿Por qué leer Chan Prin?

Buscas comedia. Coleccionas versiones de Príncipe y Mendigo.

¿Por qué no leer Chan Prin?

Solamente lees a Tezuka o a Koike :-).

Postdata. Como se puede ver facilmente mirando la marca de agua, las imágenes vienen de la web oficial de Ediciones Babylon. Vago que soy para sacar fotos :-).

Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com