Nada menos que 20 son los años que Brian Wood lleva en esto de los cómics. Desde que debutó en el medio con Channel...

Nada menos que 20 son los años que Brian Wood lleva en esto de los cómics. Desde que debutó en el medio con Channel Zero (nada que ver con la serie de TV) en el 97 ha habido varias obras como DMZ, Northlanders o Demo que nos indicaban que no había que perderle la pista, pero faltaba un título que lo terminara de poner entre los grandes. Quizá sea pronto para juzgar con un sólo tomo publicado, pero Briggs Land tiene muchas papeletas para ser ese título.

Briggs Land Portada

Briggs Land 1. Estado de excepción

Guión de Brian Wood
Dibujo de Mack Chater
Cartoné. 160 páginas. Color.
16,95€
Panini Comics. 2017
Brigg’s Land 1-6 USA. Dark Horse

Poco después de la Guerra Civil, Briggs Land fue fundada dentro del movimiento secesionista para todo aquel que quisiera vivir al margen del sistema. Hoy ocupa casi 260 kilómetros cuadrados de terreno rural dentro del estado de Nueva York. Aún queda quien sólo quiere hacer su vida fuera del sistema, pero el nacionalismo ario, el tráfico de drogas y armas, el blanqueo de dinero y todo tipo de crímenes se han adueñado de Briggs Land. En este marco conocemos a Grace, quien siendo adolescente se convertiría en la esposa del patriarca Jim Briggs, que actualmente cumple condena por intentar asesinar al presidente. Pese a que Briggs sigue manejando todo desde prisión, Grace se plantará y tomará las riendas en contra de la voluntad de su marido en medio de una sociedad anclada en valores arcaicos. A partir de aquí comenzará una historia en la que Grace no podrá confiar en nadie, ni siquiera en sus propios hijos y en la que no faltará el FBI para terminar de complicarlo todo.

Briggs Land 01

Briggs Land recuerda a historias que hemos visto en otros medios como Hijos de la Anarquía o Banshee, pero el tratamiento de la trama y sobre todo de los personajes es tan exquisito que con tan sólo un tomo ya la podemos situar por encima. He necesitado cerca de 200 palabras en el párrafo anterior para situaros en Briggs Land y a Brian Wood le basta un diálogo en cuatro páginas para sentar las bases de toda la serie y sus personajes principales. Sin trampas, sin voces en off ni diálogos expositivos, sólo con una habilidad caracterizadora como no le habíamos visto nunca, Wood acaba de arrancar la serie dando una lección de cómo se escribe un tebeo. Esta primera escena es arrolladora, pero todo el tomo es un prodigio de cómo conseguir que tus personajes sean los que fabriquen la historia y que a la vez sea ésta la que construya a tus personajes. Con tan solo unas pinceladas, tenemos un reparto repleto de carisma y profundidad.

Si algo se le podía reprochar a Brian Wood en otras de sus obras es que pese a conseguir ambientes logrados y captar la atención del lector, se echaba en falta en su historias un rumbo, que tardaba en llegar o simplemente nunca llegaba. Puede que para cuando leamos el segundo o tercer tomo de Briggs Land el rumbo haya virado, pero desde este Estado de Excepción ya se advierte una fuerte sensación de que el timón está bien agarrado, puede que no sepamos hacia dónde pero existe la certeza en el lector de que la historia va hacia algún sitio. Todo está tan sólidamente escrito que hasta puede permitirse giros sorpresa sin necesidad de trucos vacíos.

Briggs Land 02

Normalmente contar una historia como Wood lo hace ya debería ser más que suficiente, pero es que para aquellos que buscan algo más, tendrán su pequeña ración de discurso político y social, que si bien no es la parte más potente de la obra es un plus que se agradece.

No deja de ser una pequeña lástima que una serie como ésta no tenga un dibujante a la altura de su guionista. No quiero decir que Mack Chater sea un mal dibujante. De hecho, he de admitir que su estilo con abundancia de pinceladas sueltas y pincel seco le van como anillo al dedo a la Briggs Land y que sabe salir airoso narrativamente en una serie donde los diálogos son los protagonistas y además cumplir en las escenas de acción. No obstante, no puedo evitar pensar que en una serie escrita a este nivel otro dibujante que no estuviera aquejado de esos gestos y poses acartonadas que vemos en muchos momentos o algunos de esos rostros de ojos desparejados habría convertido este cómic en una obra maestra. Afortunadamente, se trata de un artista cuya trayectoria es todavía bastante corta y parece atisbarse como si en los últimos números se encontrara algo más cómodo, así que tal vez en sucesivas entregas se convierta en el dibujante que esta serie merece, pero en este primer volumen ni el color del siempre espectacular Lee Loughridge logran solventar estas flaquezas.

Briggs Land 03

Con todo, Briggs Land entra con este primer número al top de las mejores series que se publican en la actualidad y con toda probabilidad quizá sea el mejor trabajo de Brian Wood hasta la fecha.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Brigg's Land. Estado de excepción - Numero 1
Wood Brian and Panini España
Precio: EUR 16,10
Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com