A principios de la década de los 2000, los guionistas Chuck Dixon y Scott Beatty tuvieron la osadía de pensar en llevar el concepto del exitoso... Reseñas desde Star City: Batgirl Año Uno

Batgirl año unoA principios de la década de los 2000, los guionistas Chuck Dixon y Scott Beatty tuvieron la osadía de pensar en llevar el concepto del exitoso Batman Año Uno a otros personajes. En un principio la editorial parecía reticente, ya que la sombra del original parecía demasiado alargada, pero aunque acabaron rechazando algunas ideas (Jason Todd o Alfred Año Uno), dieron el pistoletazo de salida a tres series: Robin Año Uno, (2002) Batgirl Año Uno (2003) y Nightwing Año Uno (2005). El «experimento» fue muy bien recibido. Las tres obras estaban escritas por la dupla de guionistas mientras que los equipos creativos fueron cambiando. En el primero, como ya nos contó Laintxo en su reseña el dibujo corrió a cargo de Javier Pulido, salvo una ayuda de Marcos Martín en el último número de los cuatro especiales que compusieron la colección; en Batgirl Año Uno contamos con Marcos Martín en solitario; y en Nightwing Año Uno el dibujo corrió a cargo de Scott McDanields.

Batgirl año uno¿Qué nos encontramos en este Batgirl Año Uno? Bueno, pues hablar de la trama de la historia puede ser algo redundante pero, efectivamente, esta historia compuesta por 9 números americanos, cuenta los inicios de Barbara Gordon en su corta carrera como Batgirl. De hecho, los guionistas se quedaron con las ganas de contar el Año Dos que conectaría directamente con los acontecimientos de La Broma Asesina, pero finalmente es un proyecto que quedó en el tintero (y bien interesante podría haber sido…). En esta serie limitada vamos a acompañar a una Barbara Gordon que no se contenta con ser policía sino que quiere emular a su padre y convertirse en Detective. Jim Gordon no es el único que no la tomará en serio y su pequeño tamaño supondrá un obstáculo en sus aspiraciones. En una fiesta de disfraces, y como una broma para chinchar a su padre, Barbara se disfraza de una versión femenina de Batman. Un inesperado ataque de La Polilla Asesina hará que entre en acción y sea vista por los medios de comunicación como la nueva justiciera Batgirl. Esto será visto con recelo por el propio Batman quien se opone férreamente a que la chica se convierta en una justiciera. Su tozudez hará que finalmente tenga que supervisar un poco sus pasos para impedir un accidente y para valorar si está en condiciones de poder convertirse en justiciera.

Batgirl año unoEl trabajo de Dixon y Beatty me parece muy inteligente. Comienzan con una estructura temporal a saltos adelante y detrás, que implica la suficiente atención para no perderte y hace que te mantengas conectado a la historia. Además, usa un paralelismo entre la heroína y el villano que funciona francamente bien. Barbara es una chica con habilidades y entrenamiento para poder estar entre las mejores, sin embargo, pasa desapercibida. Lo mismo sucede con Polilla Asesina, un villano de segunda, al que nadie toma en serio y que puede resultar mucho más peligroso de lo que parece, especialmente cuando se alíe con Luciérnaga. De hecho, los propios guionistas hacen que Robin lo diga tras un enfrentamiento con El rey de los condimentos (villano ridículo por excelencia): «Podría haber sido alguien peligroso. O sea, ¿quién imaginaría que un tipo llamado El Pingüino daría problemas

Otro asunto que manejan muy bien es el de guiños hacia el futuro. Guiños hacia la propia relación con Dick en un futuro y cómo manejan ese tonteo de los dos adolescentes; guiño de la relación de admiración de Barbara hacia Canario Negro y cómo hace de «hermana mayor» cuando en un futuro Oráculo será la voz de su conciencia; guiños de una historia de cómo Casandra (el personaje mitológico) sufrió por adivinar el futuro cuando el propio futuro de Batgirl lo encarna otra Cassandra (Cain); y guiños inevitables hacia La broma asesina y al peligro que entraña el Joker.

Batgirl año unoPero si el trabajo de los guionistas es loable y entraña mucho mérito, este tomo cuenta con un añadido como es el dibujo de Marcos Martín. Decía al principio, erróneamente, que en Batgirl Año Uno contamos con Marcos Martín en solitario. Craso error. Mea culpa. Contamos con Marcos Martín a los lápices… pero sin olvidar el trabajo de Álvaro López a las tintas y de Javier Rodríguez a los colores. Descubrir a alguien a Marcos Martín a estas alturas me parece inocente por mi parte. Pero tal vez os pueda descubrir a este Marcos Martín. El Marcos Martín en el que confían por primera vez para darle una serie limitada de 9 números tras unos fill-in y una colaboración en el Robin Año Uno adaptándose con maestría al estilo de Pulido. En esta serie concretamente su trabajo es una maravilla, podría pasarme horas hablando de viñetas concretas y es que se podría usar de libro de texto en una escuela de dibujo. ¿Ejemplos? La elección de los encuadres. Cómo usa planos cenitales y con una perspectiva lejana para mostrar en los primeros números ese pasar desapercibida de Barbara en la policía; el trabajo con Batman a quien deja en numerosas ocasiones fuera de plano (bien sea la cabeza o el cuerpo entero) para transmitir que intenta salir de la foto en la valoración y adiestramiento de Batgirl; esa fuerza de algunas viñetas como una con Canario Negro tirando de la capa de Batgirl para evitar que una llamarada de Luciérnaga le achicharre la cara; un encuadre desde el suelo en el ultramarinos cuando se enfrenta a los ladrones y está subida en unas estanterías;… podría poner muchos más ejemplos. Y si Martín lo borda, López y Rodríguez no le quedan a la zaga. Un trabajo sencillamente brillante.

En definitiva Batgirl Año Uno.

Batgirl año unoUn tomo para poder acercarte al personaje de Batgirl, para el que no necesitas conocer mucho del personaje ni de su entorno. Una serie limitada muy entretenida, con un guión notable y un arte sobresaliente. Para los que queráis leer algo del personaje o queráis saber cómo fueron sus inicios, es un tomo perfecto. Mantiene ese toque de historia independiente que me recuerda a El largo Halloween o el propio Batman Año Uno, que hace que quieras volver a él de cuando en cuando.

ECC lo ha editado en un tomo cartoné de 232 páginas con la serie limitada al completo y una serie de bocetos de Marcos Martín para el diseño de personajes y alguna muestra del storyboard hasta el resultado final, por un precio de 23€.

Lo mejor: El dibujo de Martín. La estructura de la historia y la manera de narrarla. El guiño al futuro.

Lo peor: Perdérsela.

Para seguidores de Batgirl. Para aficionados a los Año Uno. Para los que disfruten de un dibujo cautivador con una narrativa de ponerse babero.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Batgirl: Año Uno
Chuck Dixon, Scott Beatty
Precio: EUR 21,85
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com