Astaroth y Bernadette. Tomo 1 Guión: Juan Espadas Dibujo: Álvaro Muñoz Edición: Autores Españoles Formato: Libro en cartoné. 48 páginas. Precio: 9,95€ Editorial: Aletas...

ayb_portadaAstaroth y Bernadette. Tomo 1

Guión: Juan Espadas
Dibujo: Álvaro Muñoz
Edición: Autores Españoles
Formato: Libro en cartoné. 48 páginas.
Precio: 9,95€
Editorial: Aletas Ediciones

 

Atención: Esta reseña contiene imágenes de alto contenido erótico. Que las disfruten.

Bernadette es una dulce y bella muchacha que vive con su padrastro y sus siete hermanastros en una fructífera granja cerca de Bolzano, Italia, a finales del Siglo XVI. A pesar de su aspecto inocente, de su dedicación a los trabajos en el molino y la cocina, debajo de su pobre ropaje esconde unas curvas demasiado tentadoras y un ardor inaudito causado por un infame diablillo llamado Astaroth.

Astaroth, siempre sátiro y juguetón, será una pesadilla continua para la desesperada, pero no por ello menos fogosa, Bernadette, que siempre tiene que estar atenta para evitar los envites que la producen los tejemanejes de Astaroth cuando entra en su sexo, produciendo unos calores difícilmente de sofocar con un poco de agua helada.

astaroth

De esta manera se presenta el primer tomo de Astaroth y Bernadette publicado por Aleta Ediciones, obra de Álvaro Muñoz (bajo su seudónimo Coax) y Juan Espadas, al dibujo y guión respectivamente, que recoge las tres primeras historias de pornografía renacentista que autopublicaron en formato cuaderno de tiras hace un par de años, con intención de continuar las pecaminosas pulsaciones de Bernadette bajo el amparo de Aleta.

Con un aire muy parecido a las historias dibujadas por el maestro Azpiri, las desventuras eróticas de Bernadette comienzan siempre cuando Astaroth, diablo invisible para cualquiera excepto para ella, le entran ganas de jugar para llevar al éxtasis vaginal a la bella doncella y de paso dejarla en una posición incómoda, que solamente podrá subsanar copulando con todo hombre que se encuentre frente a ella.

A nivel gráfico, el arte de Álvaro Muñoz es impecable (igual que en el tomo de Wanda Wolfe cuya reseña podéis leer aquí mismo), sin llegar al típico tebeo pornográfico facilón y carente de un interés mayor que ver tetas y culos, transportándonos a una Europa medieval tan real como fascinante.

Bernadette-1

Pero la mayor virtud de este tomo es su guión. Juan Espadas crea una historia factible alrededor del acto sexual en si, una trama que relaciona el discurrir de Bernadette a lo largo de los tres primeros capítulos que componen este primer tomo, contando lo necesario para conocer a los protagonistas y los motivos que les llevan a actuar de la manera que Astaroth facilita con sus diabluras.

Una lectura sexy e interesante, que ayudará a pasar un buen rato y descubrir una época en que pecar estaba castigado con algo más lascivo. Sino que se lo digan a Bernadette.

Compartir:

Marcos Miguel González "Markitos"

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com