Nueva reseña a cargo de Doc Pastor: Las mejores historias de Batman, son aquellas en las que él no sale. Todo aficionado al personaje...

Nueva reseña a cargo de Doc Pastor:

Las mejores historias de Batman, son aquellas en las que él no sale. Todo aficionado al personaje sabe esto, la profundidad de sus villanos y secundarios es mucho mayor que la que tiene el personaje principal, ya que está permanentemente atado al hecho de ser uno de los héroes principales de DC, además de ser un arquetipo que bebe de las ideas sentadas por Gibson.

asilo_arkham_purgatorio

Por fortuna las apariciones de éste en Asilo Arkahm: Purgatorio son muy limitadas y casi para cumplir el expediente, justificando que es una aventura del detective (las franquicias es lo que tienen), pero el auténtico peso fuerte recae sobre Warren White, un financiero apodado “El gran tiburón blanco” que para evitar ir a la cárcel se declara mentalmente inestable, y logra así su propósito…

… yendo a Arkham Asylum.

Pero realmente ésta es sólo la excusa que Dan Slott y Ryan Sook usan, si bien es cierto que veremos la evolución que White va teniendo, de malversador de fondo a enloquecido criminal demente, es todo una cortina de humo para adentrarse en el interior del manicomio, de sus habituales y de los trabajadores.

Las relaciones que mantienen unos y otros, el terrible día a día que sostiene sobre sus hombros el director, además de las pocas intenciones que tienen muchos de los villanos en rehabilitarse (mención especial merecería el Joker, que suele considerar sus estancias allí como unas vacaciones entre golpe y golpe).

Los autores no dudan en hacer un viaje hacia la oscuridad, al igual que sucede en Breaking Bad, que comienza por la corrupción de la persona de Walter White, hasta llegar a su transformación final cuando su mente se quiebra del todo, o quizá hace lo único que puede hacer, convertirse en alguien tan peligroso como todos los que le rodean para así salvar su vida.

El trabajo de introspección que realizan sobre las motivaciones y fobias de los enemigos del detective sólo ha sido mejor tratado, en mi opinión, en dos ocasiones: La broma asesina, de Alan Moore y Brian Bolland, y Batman: Arkham Asylum, creada por Grant Morrison y Dave McKean, que saltó directamente a ser una obra de culto por derecho propio.

Esta es una historia de Batman sin Batman. Disfrutad de la locura.

Compartir:

Doc Pastor

Escritor, divulgador y periodista especializado en cultura pop. Devoro cine, cómic y series. Todos los gemelos malvados tienen perilla (la corbata es opcional).

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com