AMERICAN SPLENDOR: OTRO DÍA MÁS Guión: Harvey Pekar Dibujo: Ho Che Anderson , Zachary Baldus, Hillary Barta, Gerg Budget, Gary Dumm, Eddie Campbell, Richard...

AMERICAN SPLENDOR: OTRO DÍA MÁS

Guión: Harvey Pekar
Dibujo: Ho Che Anderson , Zachary Baldus, Hillary Barta, Gerg Budget, Gary Dumm, Eddie Campbell, Richard Corben, Hubt Emmerson, Bob Fingerman, Rick Geary, Beto hernásndez, Leonardo Manco, Josh Neufeld, Chris Samnee, Ty Templeton, Steve Vance, Chris Weston y Chandler Wood
Edición original: American Splendor Nº 1 a 4 USA (Vertigo, DC Comics)
Formato: Libro rústica, 136 págs. B/N.
Editorial: Planeta
Precio: 11,95 €

Lo de Harvey Pekar es inexplicable. Está considerado una especie de gurú del cómic autobiográfico. Desde que se uniera a su colega Robert Crumb, estandarte del comic underground, Pekar ha ido contando sus andanzas aquí y allá, en forma de novela grafica, revistas, etc

La cuestión es cómo la vida de alguien puede ser tan interesante como para llevar más de veinte años en ello con el éxito de público y crítica que lleva cosechando en este tiempo. Y es más inexplicable si tus vivencias son las de un hombre como Pekar, pero antes de profundizar en esto, situémonos un poco. A medidos de los ochenta Harvey Pekar se reunía con Crumb para contar su vida y anécdotas en su Cleveland natal y desde entonces no ha parado de lloverle premios y reconocimientos de todo tipo, hasta tal punto que la neurótica vida de Harvey Pekar llegaría a adaptarse al cine en 2003 con un importante éxito de crítica y premios en festivales tan prestigiosos como Sundance y Cannes. Los caminos de Pekar y Crumb se separarían, pero este último continuaría llevando su American Splendor de editorial en editorial y de dibujante en dibujante hasta que finalmente recalaría en 2005 en el sello Vertigo de DC con The Quiter con Dean Haspiel, donde abordaría su infancia, una etapa que aún no había abordado en este largo biopic que es su obra.

Todo esto nos lleva a una antología como la publicada por Planeta. Pekar se hace acompñar de (atentos a la lista de dibujantes): Ho Che Anderson , Zachary Baldus, Hillary Barta, Gerg Budget, Gary Dumm, Eddie Campbell, Richard Corben, Hubt Emmerson, Bob Fingerman, Rick Geary, Beto hernásndez, Leonardo Manco, Josh Neufeld, Chris Samnee, Ty Templeton, Steve Vance, Chris Weston y Chandler Wood.. Vamos, casi la creme de la creme del panorama independiente actual.

Pero volviendo a la afirmación del principio, lo de Pekar resulta más que difícil de explicar y más aún en este tomo. Por regla general los comics de este autor se alejan de las falsas profundidades y presuntuosidad de otros biopics para meterse en otro tipo de intimidades. Pero Pekar no nos abrirá de par en par las puertas de ninguna honda intimidad. Lo conoceremos por pequeñas anécdotas y manías y el título de la obra ‘otro día más’ describe a la perfección lo que podemos leer aquí: lo que le podría suceder a cualquier persona un día cualquiera… a cualquier persona como Pekar.

Aquí llegaríamos al centro de la gran cuestión sobre el secreto del éxito de Harvey Pekar. Llevamos más de veinte años leyendo sobre su vida sin ni siquiera una gran revelación que nos mantenga morbosamente enganchados. Hay quien dice que no es lo que cuenta, sino su personalidad, pero los que no hayáis leído nada este autor haríais bien en no esperar una conducta modélica. Harvey Pekar es obsesivo, egoísta, pesetero, inseguro, paranoico y muchas veces hasta mezquino y arrogante, ¿qué es entonces lo que nos atrae de American Splendor?

Pekar tiene tres grandes virtudes. La primera aunque quizá mucho más accesoria es saber rodearse de grandes dibujantes. La segunda es saber cual es la anécdota que tienen que contarte para conseguir tu atención por mundana que sea. La tercera quizá sea el punto fuerte de Pekar: es consciente de sus propios defectos y es consciente de que el lector también los tiene y que consigue despertar esa pequeña luz que nos hace preguntarnos cómo no nos habíamos dado cuenta de que cojeamos del mismo pie. De un modo casi morboso descubrimos nuestras pequeñas rarezas comparándolas con las de un espécimen más negativamente singular como parece reconocerse Pekar.

Además de lo poco trascendente de las temáticas, lo que quizá distingue este tomo de los anteriores de la serie es que en esta ocasión nos encontramos un Harvey Pekar que va envejeciendo. El ímpetu con el que antes denunciaba ha pasado a un segundo plano e incluso cuando se queja de algo lo hace con un tono mucho más traquilo, más asentado. Quizá sea esta la razón por la que Otro Día Más se centra en las pequeñas cosas de lo cotidiano más que nunca.

Sin embargo, hay unos pocos autores en el mundo del cómic que pueden contarte la historia a priori menos interesante que puedas imaginar y mantenerte pegado a su tebeo. Harvey Pekar es uno de esos pocos.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com