Hablábamos la semana pasada de los inicios de Jonathan Hickman como guionista en auge, con series en las que gracias a la relativa libertad...

2596928-new-avengers-skottie-youngHablábamos la semana pasada de los inicios de Jonathan Hickman como guionista en auge, con series en las que gracias a la relativa libertad por no involucrar a personajes de rabiosa actualidad, podía hacer cosas interesantes y originales. Venía de escribir su magnífica Guerreros Secretos o una de las etapas más aclamadas de 4 Fantásticos.

El despegue definitivo.

Manhattan_Projects_01Manhattan-Projects-31En este momento tiene ya suficiente status como para poder sacar adelante una de sus series más personales, para el sello Image: Los proyectos Manhattan. De hecho, a partir de aquí saca varias series con poco intevalo: Secret, East of West,… Pero para mí Los proyectos Manhattan es su obra más interesante, con mucha diferencia, por varias razones. La primera es que se trata de una serie caótica e irracional. Tiene una estructura al uso, no es la típica serie onírica en la que pasan cosas sin ton ni son, pero todos los personajes son muy extremos. Además, es la primera serie de Hickman en la que tengo la sensación de que no sabe qué va a pasar 10 números más adelante. No digo que no lo tenga planificado, pero no se le nota. En las otras series, te va metiendo detalles pequeños que sabes que son semillas de hechos posteriores. Aquí no. Y si lo hace, los mezcla tan bien en la vorágine de acontecimientos que no te das cuenta. Creo que es su serie más personal porque no se ve enconsertado por ninguna continuidad y son personajes con los que puede hacer lo que quiera cuando quiera. Eso le da mucha libertad y explota su creatividad. El dibujo de Pitarra es perfecto para esta serie.

504626bb60f3e-610x312Llegados a este punto de buenas críticas, llega Marvel Now. Y Marvel decide darle las cabeceras de las dos series principales del grupo de moda: Los Vengadores. Y aquí es donde tuve mi primer desencanto con Hickman. Y por eso creo que no es el guionista perfecto. La serie Vengadores es una serie donde da rienda suelta a sus diagramas con un conjunto de Vengadores que va rotando, a pesar de tener una alineación más o menos fija, en la que a raíz de un enfrentamiento que saca del juego a Los Vengadores cinematográficos, el Capi tendrá que crear una nueva alineación con nuevos miembros tan dispares como Bala de Cañón o Hiperion. La historia al menos tiene acción y épica, aunque para mí no es la serie perfecta. Pero es entretenida, que es lo mínimo que le pido a una serie como esta.

NEWAVN2013001_DC11El problema lo tuve con Nuevos Vengadores, una serie dedicada a los Illuminatti (¿por qué no la llamaron directamente Los illuminatti?) y en la que Hickman vuelve a abusar de su excesiva planificación. Habiendo leído ya los dos primeros números del nuevo evento Infinity, te das cuenta de que tanto Los Vengadores como sobre todo Nuevos Vengadores han estado preparando el terreno a este evento que involucrará a todo el Universo Marvel. Y eso no lo veo mal. Geoff Johns lleva haciendolo en DC muchos años, y lo hace bastante bien, en la mayoría de los casos. Pero el problema lo veo en el ritmo. A ver, pongámonos en situación: Estamos en el 2º año post-LosVengadoreslohapetadoenelcineyeselgrupodemoda. Si hay una cabecera Marvel que atrae a la gente hoy por hoy es esa. Es la que puede hacer que un chaval o no tan chaval que no ha cogido un cómic en su vida, pase por un kiosco (en EE.UU. aquí ya kioscos pocos…) o tienda especializada y vea su portada y se lo lleve. Por eso, a mi entender, la serie, debería pagar un precio que es el de ofrecer acción y estar siempre sobre un umbral de entretenimiento, aunque en ocasiones pueda perjudicar a la calidad de la obra. Entendedme, no estoy diciendo que deban hacer basuras entretenidas, pero me refiero a que esta serie no es Guerreros Secretos, una serie sin grandes nombres como personajes, sin un fandom atroz dispuesto a despellejar al guionista al primer momento, y mucho menos sin una película que haga que sea el centro de todas las miradas. Tampoco es 4F, una serie que a pesar de contar las aventuras de uno de los grupos más importantes de la historia de Marvel, atravesaba un momento de relativa indiferencia entre los lectores. Se trata de Vengadores, una serie en la que yo como lector espero coger un número y ver acción o épica o hype. Sin embargo, coges una serie como Los Nuevos Vengadores (insisto, Nuevos Vengadores, incluye la palabra Vengador, no Illuminatti o Nuevos Illuminatti) y empiezas a leerla y llegas al número 4 y has visto páginas y páginas durante 4 números de largas conversaciones, caras de preocupación ante lo que les espera, duras decisiones… y como mucho 4 páginas de acción en el sentido estricto. Para mí, es un error. Si yo fuera editor de Marvel (por suerte para los que os gusta esta manera de escribir de Hickman, no lo soy) no lo toleraría, exigiría un mínimo de acción y si lo que me interesa es una serie como esta de interesantes conversaciones entre héroes y de ir sembrando semillas para un megaevento a nivel cósmico, le pondría otra cabecera. Me imagino al pobre chaval que vea un tebeo de Los Nuevos Vengadores y espere encontrarse a sus Hulk, Thor y compañía y se lea esto. No se vuelve a acercar a un cómic en su vida. infinity_main

Y todo iba encaminado a la serie megaevento Infinity, una serie que no me gusta porque todo lo cósmico suele producirme cierto rechazo, pero que tengo que reconocer que está muy bien escrita (brillantemente, añadiría) que transmite sensación de estar contando todos los puntos de vista de los muchísimos implicados en ella, y de meter acción intercalada con diálogos en una proporción perfecta. De hecho, cuando la leía pensaba: «Si me gustara lo cósmico estaría flipando en colores». En serio, Hickman ha creado una historia con unos personajes, unos cruces entre razas, planetas, entidades… impresionante para las pocas páginas en las que lo hace. Claro está, eso lo puede hacer porque lleva un año sembrando semillas, y ahora tiene el terreno preparado. En definitiva, y sin haber llegado al final de la serie aún, Hickman ha conseguido uno de los mejores crossovers de Marvel de los últimos años, un crossover que si bien puede gustar más o menos (como es mi caso), nadie podrá decir que no está brillantemente escrito, dándole un halo cinematográfico en cuanto a ritmo que pocas veces hemos visto en este tipo de miniseries.

Mi veredicto.

2Para mí, Jonathan Hickman es un guionista muy hábil, con una capacidad de crear etapas con volumen más allá de lo habitual, pero que a veces abusa de esa planificación excesiva. Hay series en las que considero que se debe de aportar «el opio del pueblo», en las que hay que meter paja o relleno para intercalar historias con profundidad y alcance. Y en eso para mí falla. Aunque a decir verdad, no creo que sea tanta culpa suya como del editor. Tú puedes estar haciendo una historia como Nuevos Vengadores en la que estés preparando las cosas y en las que necesites meter mucho diálogo, pero el editor es el último responsable de ver desde fuera y sin conocer lo que viene después, que el hype no lo es todo, y que te está quedando una serie «aburrida».

Es un tipo al que le encantan los diagramas y esquemas, rara es la serie suya en la que no veáis un organigrama o un esquema con algún circulito de algún tipo (le gustan los círculos). Insisto en que es mi opinión, lo mismo vosotros lo veis diferente y series como Nuevos Vengadores o Vengadores os parecen lo más. Yo me quedo con el Hickman de Los proyectos Manhattan, de Guerreros Secretos y de los primeros 20 números de 4 Fantásticos. Lo que nos depare el futuro, ya veremos.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com